El AVE enjaulada

¿Por qué nos tratan como a tontos? El AVE se acaba de convertir en la última señal inequívoca de que los altos prebostes del Partido Popular toman a la ciudadanía granadina como su reserva de votos, a la que pueden decir lo que le venga en gana, prometer lo que se les ocurra y después tomarle el pelo de forma inmisericorde, que aquí no pasará nada. Y mientras, sus dirigentes de aquí royendo en los sayones de quienes piensan que son sus jefes. Ocurrió con aquellas obras que inauguró el ministro de la cosa en tiempos de Aznar, un camión de arena, una traviesa y unos cascos de obreros en zona arqueológica. Todo más falso que los billetes de siete euros. Las obras de la autovía a la Costa fueron cambiadas de un lado al otro de Rules, lo que conllevó retrasos y encarecimientos. En época de aquellos gobiernos apenas avanzó nada, y lo que ya estaba comenzado ha sido retrasado, empeorado o detenido. Pero se les hinchan las venas exigiendo, prometiendo, denunciando, atacando cuando están en la oposición. La modificación a las obras del AVE es bochornosa. Y deberían largarse a sus trabajos anteriores a la política todos aquellos que están hoy ocupando cargos gracias a los votos de quienes los creyeron y los votaron cuando prometieron lo que hoy no cumplen. Hay más gente capacitada para trabajar en serio por esta tierra dentro de su mismo partido, a la que tienen aplastados en el silencio y en la vergüenza.

Por sus actuaciones hacia la provincia de Granada, el PP no parece tomarse en serio ni a sí mismo. Donde dijeron digo ahora no dicen ni Diego. Nada de AVE, ni de estación, ni de finalización de obras… Parece que su único interés era llegar al poder. De sus promesas electorales hacia esta tierra no quedan más que las bocas llenas que las hicieron. Lo demás se ha esfumado todo. Y que no se amparen en la crisis, pues en otras zonas, seguramente no más afortunadas por el azar, sino por la valía de sus dirigentes, esta crisis parece otra bastante más suave. Al final nos han hecho más víctimas que campeones en promesas incumplidas, obras paradas o ralentizadas, número de parados, jóvenes emigrados y políticos cuyo primer interés está en ellos mismos y su partido. Lástima de sus verdaderos políticos, que son esos que están pagando las consecuencias de las maniobras de sus jefes y a los que tienen indignados y casi maniatados, mientras ven cómo las gentes de sus pueblos los miran mal por las acciones de quienes ellos un día aplaudieron desde su desconocimiento sobre lo que llevaban entre las manos. El PSOE también debe elevar su voz mucho más en estos momentos, poner papeles sobre la mesa y exigir que los otros los pongan. Ya se acabó el tiempo de los silencios, pues se acabaron los cestos que se llenaban solos. Ahora hay que ganarse el futuro, y construir cada una de las sendas que hacia él se dirige.

4 Comentarios

  1. Aunque son los tiempos de exijir al PP, el PSOE hace lo mismo: ¿o no mintió Pezzi en las pasadas municipales?, ¿o no se tiró en Loja por la calle de enmedio, en contra de los criterios técnicos, para gastar 25 millones de euros en un tramo inservible?.

    Y vuelvo a decir lo que he dicho muchas veces: Jaén, Granada y Almería tienen déficit de infraestructuras desde que se inició la democracia y ningún partido político lo quiere ver, y puesto que el PSOE está en la oposición ahora, propongo que efectúe un estudio a valor actual de las inversiones en infraestructuras, teniendo en cuenta todas las administraciones, en ratio por superficie y por habitante. No,… seguramente procederán a protestar a vena hinchada, sin datos y sin que la población sepa a que atenerse para ocupar los sillones, y actuar como lo hacen todos.

    Me apuesto un céntimo de euro o un café, lo que usted prefiera.

  2. Y se me ha olvidado comentar antes que hacer planes sin librar fondos, es engañar a la población dos veces y de eso el PSOE tiene varios doctorados y es una costumbre fea, fea.

    Les pido por tanto a todos los políticos, que sólo anuncien aquello para lo que tienen fondos. Otra vez que me quedo con las ganas, ¿apostamos algo?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *