Otro parón en el AVE

Por si faltaba poco con las obras del AVE ahora la empresa dice que se va, que se descuelga, que con el dinero que hay no les llega, que este AVE ahueca el ala. Y el delegado del gobierno en Andalucía dice que se va a estudiar, que si hay que sacar otro concurso será peor. Supongo que pensará en los trenes de vapor, porque después de 500 días y cuarenta noches solo nos faltaba esto. Y mientras, los del PP tirando fuegos de artificio, culpando a la Junta de lo que pudo haber hecho y no hizo en carreteras y autovías. Y lo rematan diciendo que si pronto hay nuevo gobierno esta obra acabará pronto. Tiene uno la sensación de que nos tratan como a niños chicos, que intentan tomarle el pelo al personal, que no son gente seria, en lugar de sentarse todos para intentar encontrar una solución definitiva que traiga el ferrocarril a Granada, en lugar de analizar las cosas con templanza nos saltan con estas bengalas (no quiere uno que se le vaya la mano en las palabras), en lugar de eso señalan defectos ajenos pretendiendo tapar el enorme fracaso del gobierno de Rajoy en este tema. Luego pretenden que el personal los tome en serio. Aquí hay alguien de guardia en agosto que es quien debe salir a dar ruedas de prensa con lo que ocurra, y por lo visto han escogido al más espabilado del grupo. Venir a estas alturas de la película, cuando la empresa adjudicataria del tramo de Loja lo hizo con una puja de la mitad de lo que estaba valorado por los técnicos, a decir que hay que apostar por la autovía de Badajoz o de Cuenca es tomarnos el pelo. Ya comienza esa tomadura en este país cuando se permite que las pujas por obra pública se queden a la mitad de su coste, a sabiendas de que luego llegará la administración y pondrá más pasta sobre la mesa. Eso a mí me parece un disparate, porque así no hay forma de cuadrar un presupuesto, pero es que además consigue que la gente vea manos por todos lados, que las obras acaben en un tiempo desmedido, como está ocurriendo prácticamente en todas, licite quien licite, o, y esto es peor aún, que su calidad sea muy mejorable. ¿De qué sirve hacer un proyecto magnífico si luego es recortado como si fuese de arcilla? Esto no es serio, como no son serias las salidas de los responsables políticos del actual gobierno en funciones, ni como lo son quienes echan balones fuera ni los que amenazan con que si no sigue fulanito esto no hay quien lo arregle, precisamente cuando han sido los mismos que nos han puesto en este brete. Pero, ¿sabe usted una cosa? No pasará nada, mientras la gente no se eche a la calle y diga ¡Basta ya!, y consiga que esto cambie de verdad aquí solo se seguirá viviendo de la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *