Mes: Febrero 2012

Menudo sueño

Soñar con celebrities no puede ser bueno
Soñar con celebrities no puede ser bueno

Menudo sueño. Estoy tomando el té con una celebrity y huelo su perfume, escucho su voz, pero no consigo verle la cara.  Está como envuelta en una niebla. Es adicta a los zapatos de tacón y demás complementos. Me habla de su pareja. Su relación a su parecer está estancada en un noviazgo eterno.

¿Carrie Bradshow?

No, no..no es ella. No le terminan de gustar los amigos de su chico. La mayoría de ellos son una pandilla de animales que se pasan la vida de fiesta en fiesta. Ninguno tiene un trabajo estable y ella teme que eso le pase factura a su chico.

¿Pippa Middleton?

No, reconocería su melena.  La última discusión ha sido por unos pantalones. En opinión de mi contertulia lleva poniéndoselos medio siglo y… y le encanta lucirse sólo con ellos puestos.

¿Angelina Jolie?

Que va, que va…  Por si fuera poco, tiene que criar a tres chiquillos bastante difíciles que no dejan de meterlo en líos.

¿Charlene wistock?

Pues no, la niebla se disipa. La veo.

Pobre Minnie

¿Qué hago mal?

Corazón roto
¿Por qué no le importa perderme?

 

¿Pero qué diablos es lo que hago mal? Digánmelo, de verdad, prefiero saberlo. Está muy claro que pincho en algún punto. ¿Pero en cuál?

Estoy harta de escuchar historias calcadas y todas con final feliz (la mía tiene uno tristísimo y humillante a más no poder). Lo cuentan sin darse importancia, como algo trivial cuyo desenlace solo podía ser uno: llamé, le amenacé con dejarle y en menos de diez minutos cambió por completo nuestra relación. Además, en cuanto supo que había terceras personas empezó a suplicarme para que no le abandonase. Habló de todo el tiempo que llevamos juntos, de las maravillas de permanecer a su lado, incluso me prometió toda clase de regalos maravillosos. ¿Y digo yo, por qué perderme a mí no le importa en absoluto? ¿Mis amenazas huelen a farol? ¿No tengo el tono dramático que la operación requiere?

¿Por qué corchos Movistar no me regala a mí un iPhone?