COSAS VEREDES

En ese retrato incompleto que nos ofrece el CIS, en cuanto a intención de voto, resalto la subida de Ciudadanos y la bajada de Podemos. No son buenos momentos para la política y lo cierto es que nadie, a juzgar por el último barómetro, logra un aprobado. Cuestión que, aunque me parece injusta, hay que observar con desaliento y reflexión crítica porque algo falla cuando la sociedad consultada se expresa, queda que queda, sobre nuestros líderes. En positivo ya iba siendo hora de que los ciudadanos reconocieran, por sus obras, a unos y otros y es bastante coherente el ascenso del partido de Ribera y el descenso de la formación de Iglesias.

Continuar leyendo →

Hablando de huevos

Cuando no es por la gripe aviar es por los insecticidas o pesticidas y es frecuente que nos quedemos sin huevos o escasos de ellos. Este verano en varios países europeos se han visto obligadas a cerrar numerosas granjas avícolas, tras sacrificar a millones de aves, como consecuencia de la utilización de un insecticida, el fipronil, cuyo uso está prohibido en la Unión Europea aunque es un producto calificado como moderadamente tóxico. España se ha librado de esta ‘epidemia’ química, tal vez porque nuestros granjeros son escrupulosos en la aplicación de las normativas que deben aplicarse pero, la importación del producto se ha dejado notar y, en nuestro país, han subido levemente. Esos céntimos demás en la docena de ovoides no han pasado desapercibidos ni en el comerciante ni en el consumidor. Pero, vamos, que salvo que sea usted un tiquismiquis la subida no creo que vaya a producirle una crisis en su economía doméstica.

Continuar leyendo →

Pensionistas y muertos

En España los problemas políticos de cierta envergadura, como es el caso de los dos polos de atracción independentista generados históricamente, con mayor o menor virulencia según las circunstancias, no cabe duda que suelen distraer a la clase política de otros asuntos que no son de menor importancia para la sociedad y su bienestar. Me refiero al presente y al futuro de las pensiones, que afecta a trabajadores activos, a los que se acercan a la jubilación y a los que nos encontramos en la reserva. En base a lo que es sabido, o se presume, se están creando serias y fundadas inquietudes y temores. Sobre todo por los informes de expertos y analistas y, a tenor de lo que se infiere, es urgente que la Administración encare con urgencia el problema, en gran parte, motivado por los insuficientes ingresos a la Seguridad Social y a una población que va sufriendo de manera evidente su envejecimiento.

Continuar leyendo →

Suspicacias

Estamos viviendo un momento de suspicacias sobre todo por el laberíntico coñazo que el señor Puigdemont ha dejado dibujado políticamente, en papel mojado de argucias y ambigüedades, con su cuento del gallo pelao. Tanta suspicacia ha provocado que el gobierno se decide, sin otra salida, a aplicar el artículo 155 de la Constitución, para lograr la normalidad democrática en la comunidad autónoma catalana.

Continuar leyendo →

El cuento del gallo ‘pelao’

Era impensable que en la sesión del Congreso de los Diputados, convocada para analizar la alterada, irresponsable y torpe situación de Cataluña, se colara en el monótono verbo de sus señorías, el tubérculo de la patata, para romper la tensión de los últimos días, a cuentas de los cuentos de los Puigdemont y compañía. Y todo fue por la inspiración, agrícola, del diputado suecano Baldoví –que me recuerda al recordado Gila– que como recurso gastronómico dialéctico habló de las patatas. De las patatas catalanas, de las valencianas, de las murcianas… omitiendo otras patatas de excelente calidad como las de Canarias o las gallegas. Las canarias, arrugás, con mojo picón y las gallegas para la excelsa tortilla con huevos camperos.

Continuar leyendo →

Bla, bla, bla 1 a 0

Esta semana previa, por recomendación médica de un galeno que vive el júbilo de no tener que padecer el sufrimiento de revestirse con bata blanca, de fichar en hora, ni de contemplar cómo germina con firme y apesadumbrada lentitud la llamada ‘desfusión’ hospitalaria –no confundir con defunción–, he vuelto a mis ancestrales métodos medicinales y me he purificado con agua de Carabaña. Lo bueno que tiene este bebedizo que lo utilizaban nuestros padres con harta frecuencia es que tiene, también, propiedades cicatrizantes.

Continuar leyendo →

Una bofetada a tiempo parcial

No me da vergüenza confesar que, en más de una ocasión, me he tenido que reprimir para evitar el ademán de soplarle una bofetada a algún cretino. No arrojarle un guante, como en otras épocas, para llegar al desafío de batirme a duelo con padrinos, cuerpo a cuerpo, con espada o pistola sino, directamente, «que te pego leche» y aflojar la tensión del estrés que te produce algún espécimen que va de chulo por la vida, pisando moqueta prestada. Puigdemot, que me recuerda a los antiguos maniquíes de Paños Ramos y Junqueras el del ojo evadido, antes de la consulta, tienen ganada a pulso una bofetada a tiempo parcial.

Continuar leyendo →

Esa megalomanía de Puigdemont

Paciencia ciudadana hay que tener para aguantar el persistente tornado, impulsado por los secesionistas catalanes que, saltándose la ley, quieren independizarse de España otra vez. Para la gran mayoría de los españoles es abrumadoramente cansina la cantinela histórica que traen. Vamos, como si no hubiese cuestiones más preocupantes y acuciantes que resolver en este país que trata de superar, con gran dificultad, una grave situación económica.

Continuar leyendo →

A la excelencia gastronómica

Este verano hemos disfrutado de dos banderas azules. Aunque como granadino me produce grima que una vez más, por una u otra razón, seamos los menos beneficiados de Andalucía, según la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor. Hay que felicitar a Torrenueva y Motril por el reconocimiento que se otorga a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones higiénico- ambientales y de instalaciones adecuadas.

Continuar leyendo →