Emucesa te acompaña

Verdaderamente no es nada fácil realizar una campaña de publicidad para promocionar un cementerio. Hay que tener un equipo de creativos con imaginación y sutileza que sepa lanzar el mensaje para los vivos pensando en sus muertos sin herir susceptibilidades.

Los otros días escuché una cuña radiofónica de la nueva empresa que gestiona el servicio municipal del cementerio granadino que finalizaba con el lema: “Emucesa, te acompaña”. Yo, como oyente, asocié el mensaje con ese otro que utiliza “Don Pepe, don José”, que brinda compañía y además te vigila el coche “Colás”. Pero hay una diferencia; el de la empresa funeraria “te acompaña” solo en los “momentos difíciles”. Aunque en los momentos difíciles, lo mismo es psicológicamente aconsejable tomarse una copa en alternancia para olvidar las penas con la garantía de que te cuidan el coche mientras te embriagas. Claro que después de la íntima compañía y las copas, al volante, no solo puede esperarte la Benemérita en un control de carretera sino Emucesa, con cuatro candelabros, en su lugar de origen.

Lo cierto es que publicitar unos servicios funerarios no es tarea baladí; a mí se me ocurren slogans construidos con insinuaciones o metafóricas frases como por ejemplo: “Estamos con usted en un abrir y cerrar de ojos”. “Quédese con nosotros para siempre”. “Si busca paz y tranquilidad ésta es su casa”. “Más tarde o más temprano le veremos por aquí”. “Tenemos un sitio reservado para usted”. “Cualquier día de éstos, le esperamos”. “Aquí paz y después gloria”. “Con nosotros no hay discusión….” Al final, el marketing, es lo que vende. No le demos vueltas, el objetivo es obtener una buena cuenta de resultados.

Hablando en serio, hay que reconocer la extraordinaria labor que, hasta ahora, se ha llevado a cabo en el cementerio granadino de San José, considerado el segundo más antiguo de España incluido, como se sabe, dentro del circuito o Ruta Europea de Cementerios Históricos y declarado Bien de Interés Cultural. En los últimos años se han realizado, gracias a la iniciativa de la concejala y consejera delegada, María Francés, en estrecha colaboración con José Antonio Muñoz, iniciativas novedosas como los conciertos en el Palacio de los Alixares, la implantación de una red Wifi o el concurso de fotografía “Imágenes del Silencio”, junto a la oferta de la ruta turística guiada que se brinda a quienes visitan el camposanto. A ello hay que unir la cuidada atención del personal y el excelente mantenimiento que se observa en sus diversos espacios. Pese a ello, por ahora, voluntariamente no tengo ningún interés en que Emucesa me acompañe. Prefiero acompañarle yo, cualquier día de estos que organicen alguna actividad cultural y, después, nos tomamos unos vinos en “La Mimbre”, local históricamente acogedor de dolientes en el bollo después de hoyo.

Las empresas funerarias te acompañan en el sentimiento, pero paradójicamente no viven de los muertos, viven de los deudos, porque los muertos están tiesos, de “corpore insepulto” y por muchas últimas voluntades no pueden pagar el finiquito.