La Navidad es puro whatsapp

Si hoy, después de tanto gasto extraordinario queda ‘cash’ o saldo en tarjeta, lo mejor es ir de compras y regalarse, al mejor precio, lo deseable. Hagamos cuentas, para cuatro días que vamos a vivir, dos jodidos y uno contentos, no creo que sea ningún despilfarro acudir a la llamada de las rebajas que, a la vista de los frecuentes descuentos que lucen la gran mayoría de los comercios durante todo el año, deberían ser perpetuas. De esta manera se fomentaría la producción y el consumo, algo magnífico para nuestra economía, aunque algunos sectores opinan lo contrario.

 

Lo cierto es que antes del pavo, en el pavo y después del pavo nos vienen dando las pascuas, con zambomba y cotillón, los jóvenes de Podemos en esa pelea de corral que bien alertó, en su premonitoria conclusión de la controversia, Echenique, hombre curtido en mil batallas teóricas. Pablo se debate entre los ‘camaradas’ Iglesias y Errejón, pero ha apostado, desde la imprudencia ‘política’, por uno de ellos. La confrontación, el ‘tour de force’, continúa interna y externamente al más viejo estilo de la ‘casta’. Inevitablemente, las fracturas dejarán secuelas en la formación de los ‘regeneracionistas democráticos’.

 

Da la impresión, tras otear el horizonte político socialista, que no está el horno para bollos como para que Susana Díaz, al día de la fecha, se lance a unas primarias con un insuficiente nivel de agua en la piscina. Porque lo importante no sólo es salir a flote, sino mantenerse y nadar en el actual maremágnum de su partido. Y puede ocurrir, que al contrario del refranero histórico, «quien se fue a Sevilla, perdió su silla», pierda la silla quien se fue de Sevilla.

 

Dicen los oráculos de turno que el PP se va consolidando, a nivel nacional, como primera fuerza política en una hipotética nueva consulta general, que puede estar cercana o lejana según se desarrolle la actual legislatura de obligados acuerdos y pactos. Pero es un síntoma que Rajoy lleve al próximo congreso nacional, de cara a nuevos comicios, una reforma electoral –»haz hoy lo que no hiciste ayer»– para que gobierne en las instituciones la formación más votada. De llevarse a cabo dicha modificación, en Andalucía no es improbable que los populares, de repetirse los resultados de las pasadas elecciones, alcancen el gobierno y se logre el viejo sueño de la formación de centro. Pero hay que hacer méritos, claro.

 

Sobre el mensaje del Jefe del Estado ,que según los medidores audiovisuales no obtuvo el ‘share’ de audiencia esperado, es lógico porque desde hace tiempo en los hogares por Navidad la televisión, como el árbol o el ‘Belén’, son sólo un elemento decorativo. El rey Felipe VI, durante todo el año pasado, ya nos envió el mensaje a los españoles y consiguió aumentar la confianza y el respeto de la mayoría hacia su prudente y responsable actitud en una situación delicada e inusitada, para lograr entre los partidos políticos la constitución de un nuevo gobierno.

 

Mayores y jóvenes, en edad de merecer, teléfono móvil en mano, miméticamente, somos presas fáciles de los ‘guasas’ que nos atrapan, nos invaden, nos llevan a la ficción de los creativos memes, algunas imágenes y frases generalmente ingeniosas, que recibimos del caudal de amigos que aprovechan la festividad para desearnos lo que deberían desearnos durante todo el año. La Navidad es puro wahtsapp. Majestad, tenga el convencimiento, personal e institucional, de que siempre se le escucha y se le intuye más de lo que los barómetros calculan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *