Perderemos aceite

Los hosteleros claman al cielo por la medida del Gobierno de suprimir las aceiteras, rellenables, en los bares y restaurantes porque dicen que es una falta de confianza y que ellos no defraudan al consumidor. Pero la decisión gubernamental no ha caído mal entre los productores del denominado «oro líquido» ni en otras administraciones de ámbito regional y local competentes en materia de consumo. A partir de ahora, en hostelería, se servirá a los clientes el aceite en botella o recipientes de un solo uso con lo que se evitará, naturalmente, que algún desaprensivo pueda manipular de forma indebida el relleno del producto estrella de nuestra agricultura.

Está claro que vamos a perder aceite, porque no es lo mismo que te ofrezcan una mini porción o botellín para adornar la tostada o la ensalada mixta a que tú, con alegría, riegues la rebanada y la berza de ése aceite que al llevártelo a la boca suele resbalar por la barbilla hasta llegar a la corbata, en caso del caballero, y del pecherín, en caso de dama que degusta. Perdemos aceite y habrá que revisar el precio de venta al público en los negocios hosteleros. Continuar leyendo →

Brindar con cava catalán

Dice un malvado amigo mío que por Navidad compramos para casa tres botellas de cava y seis de “El Gaitero”, porque está más dulce. Depende de gustos y tradiciones y en esta tierra lo cierto es que las bebidas carbónicas no son muy habituales como acompañamiento gastronómico. No obstante ello -que diría Millán Salcedo- no hay boda, bautizo, comunión, cumpleaños feliz y comuna celebración de la “navitate” que no concluya con un brindis de cava cuando uno suele estar ahíto de otros caldos, con lo que el cava es para el organismo, en el fatal momento, como una estocada de Jesulín de Ubrique en el revuelto estómago. Como mejor se disfruta el cava es empezando con él y terminando con él. Continuar leyendo →

La presidenta que ejerce

Hay que reconocer que la presidenta, Susana Díaz, ha roto la inusual e incomprensible actitud de desprecio que practicaron otros presidentes ignorando los requerimientos reiterados de la primera autoridad local, con el objeto de mantener encuentros institucionales para hablar y llegar a acuerdos en asuntos relevantes para la ciudad. En ello destacó por su absoluto autismo, José Griñán. Por tanto, es de justicia reconocer que pese a su reciente asunción en el Gobierno andaluz, la señora Díaz esté llevando a cabo sus responsabilidades con normalidad, escuchando las demandas de los máximos representantes de la ciudadanía y tratando de resolver viejos y enconados asuntos como es el caso del recinto ferial de Almanjáyar del que se ha polemizado hasta la saciedad. Continuar leyendo →

Nicolás Maduro

De la rica y vasta fraseología popular motrileña existen, entre otros, los términos de “chapetao”, “cipote”, “joibombo”, “ciruelo”, “sabuco” “cebolla” o “farfollas” con los que se califica a los que no andan muy bien de la azotea. Me he acordado del singular lenguaje costero por Nicolás Maduro, el venezolano, que si bien es cierto que su comportamiento, en vida de Hugo Chávez, fue de enorme discreción, desde su muerte ha ido en aumento su espiral y esperpéntica imaginación en las perlas del disparate. Continuar leyendo →

Un violín en el mar

Acaba de subastarse en Inglaterra el violín que sonó, hasta la última nota, en el naufragio del Titanic la noche de aquel año de 1912. Me ha emocionado saber que el violín no fue abandonado por el músico que ejecutaba la última pieza para animar a los pasajeros sino que, con el agua al cuello, lo guardó en su estuche y se lo ató a su cuerpo.

El violín, sospecho que restaurado, ha resucitado para honor y gloria de Wallace Hartley, que era el nombre del violinista director de la orquesta del barco, en una casa de subastas inglesa y desde ahora lo conserva un coleccionista caprichoso por un millón de euros. Continuar leyendo →

Expresidentes

A mí la intromisión de Felipe González y la de José María Aznar en la vida pública española, ya sea en conferencias o presentación de libros, respetando por su puesto la libertad de expresión de cada individuo, me recuerda al acompañante del conductor de coche que, permanentemente, está advirtiendo con antelación lo que el conductor ve a no ser que esté ciego de copas. «Cuidado que hay un semáforo en ámbar». «Gira a la derecha». «Frena, frena que te comes al motorista». «Prudencia, reduce la velocidad». «Mira, mira ahí tienes un radar…» Deja huella el poder y siempre queda ese halo protector con el suplente. Es que somos, cuando somos, imprescindibles y únicos y, a veces, nos perpetuamos en nuestro ego sin ser. Continuar leyendo →

España está triste

Estamos reviviendo la crueldad sangrienta del terrorismo que, históricamente, no fue jamás comprendido allende nuestras fronteras, salvo excepciones. España está triste y se avergüenza de pertenecer a una Europa que, políticamente, ignora la muerte o el sufrimiento de víctimas o familiares de víctimas inocentes que son el objetivo de la banda mafiosa de ETA con el tiro en la nuca o el coche bomba. Continuar leyendo →

Hispanidad

Con un clima más propio de primavera se celebró el del Día de la Hispanidad, que también lo es, declarado por Naciones Unidas, de la Lengua Española. El español es el segundo idioma más hablado en el mundo con cerca de quinientos millones de ciudadanos parlantes, según las estadísticas que maneja el Instituto Cervantes. Continuar leyendo →

Presuntos jamones

Al que no le guste el jamón que levante la mano. Conozco a poca gente que desprecie este manjar que en nuestra tierra alcanza unos niveles de calidad excepcionales. Blanco, serrano, o pata negra, ibérico, con buena y equilibrada curación, es un placer para el paladar y, como dice un amigo mío, tiene propiedades curativas. Lo que si es cierto es que no conozco a nadie que haya palmado por comer jamón. Continuar leyendo →