Jubilados bajo la lluvia

¡Cómo podía frenarlos la lluvia! Muchos de ellos nacieron alrededor de la guerra y postguerra. Lucharon con el arma del trabajo y el alma en las cosas. Se vieron privados de todo aquello que se les podía privar. Otros, más jóvenes, estudiaron a base de ímprobos esfuerzos familiares. Sacaron sus estudios y dedicaron su vida...

Corazones de perfil

La realidad viene empujando. Las fiambreras, ahora de plástico, de todos los tamaños y formas, viajan desde la casa de los padres a la de los hijos. Comida recién hecha o congelada. Las pagas de los jubilados han de dar para llenar esa fiambrera que permitirá a los hijos y nietos comer algunos días a...

8 de marzo

No es que sea la hora, es que es tarde; lo es para aquellas mujeres que sufrieron la infamia de la desigualdad, del ser capaces y no poder, de un deber inventado por quienes llevaron la ventaja por el camino. Aquellas que quedaron confinadas en sus casas porque los varones eran quienes debían estudiar, mientras...

Las balas de Trump

Trump quiere darle pistolas y rifles a los docentes estadounidenses para que defiendan las escuelas. La caballería se le ha quedado pequeña, y la tenencia de pistolas entre la población deja sus cadáveres por las aulas. En el país que dicen que es el más desarrollado del mundo se puede comprar un paquete de caramelos...

Paciencia y vergüenza

La vergüenza es una herencia. Quien la hereda, la tiene; quien no, sinvergüenza se mantiene. Como la vergüenza, la paciencia puede ser fundamental en la vida. Job la tuvo, y ahí lo tenemos, en los altares. La misma paciencia que exigimos a los docentes, de todos los niveles educativos, porque a veces hay que dar...

El abandonado Puigdemont, pobrecillo

Dice Puigdemont, residente en Waterloo, que ya no es una batalla, que es una ciudad, residente el prócer ahora en una casilla de 4.400 euros mensuales (no sé si el IVA estará incluido), que los suyos lo han dejado solo. Los suyos callan. El guasap lo ha traicionado, en sus momentos de debilidad, cuando ha...

A pan y agua

A ver, es que no tiene nombre, o sí, vulgaridad, ramplonería, sarcasmo, falta de coherencia… O próximas elecciones municipales, y por tanto, hacerse la puñeta unos a otros cogiendo a la ciudadanía por los tobillos a modo de mazo para pegarle, en este caso, a Paco Cuenca en las narices. ¿Se imagina? Pues eso es...

Impotencia diferida

Ya estamos otra vez con la misma película, la misma mediocridad, la misma tristeza en los gobernados. La tristeza es un estado de ánimo, generalmente perjudicial para quien la siente, y que llega cuando algo esperado no ocurre, o todo lo contrario. Aquí, en estas tierras nazaríes, la tristeza podría recorrer las calles por las...

Mil días ya

Son las seis y media de la madrugada, tiempo anterior a que el sol rompa los picos de la sierra, cuando el lucero del alba indica que un nuevo día llegará a traernos sorpresas y desafíos, o, quién sabe, a cerrar las existencias que ya deben abandonar el consumo de oxígeno. A esas horas cuatro...

Cartas Magas

La prisa está rompiendo nuestra vida, condicionada ya por las tecnologías que vinieron para una cosa muy diferente a la que están haciendo. Eso ocurre con muchos caminos de la vida, que en lugar de llevar a tu destino llevan al suyo, porque quien los diseña está pensando en su interés, no en el de...

De nuevo

Todo es cíclico, desde generar ilusión hasta sumirse en tristeza, todo se repite con ligeras variantes en cada vuelta que da la vida, hasta que uno se ve fuera de esta noria y los demás, que también serán apeados, siguen subidos. Comienza un nuevo año, y tras las celebraciones cíclicas, a veces cansinas, volvemos a...