Bobadilla2-1024x685

Los vecinos del barrio de La Bobadilla de Granada, un pequeño cúmulo de casitas de apenas una altura que se arremolinan alrededor de la plaza del Tabaco bajo la atenta mirada de la chimenea de La Azucarera, quieren vivir en el siglo XXI. Pero de momento tienen internet rural de apenas un mega y la electricidad se corta medio centenar de veces al mes, denuncian.

Sufren, según sus testimonios, la desconsideración de la compañía eléctrica Endesa que les ningunea, porque la instalación es obsoleta y vale un dineral arregarla. “Y nos toman el pelo”, dicen.

Son en su conjunto parte de las vivencias de la crisis que al no tener muertos ni heridos tienden a pasar desapercibidas. Muchos dirán que no son importantes “con la que está cayendo”, pero sí lo son.

La falta de electricidad de forma correcta llena este modesto barrio de historias únicas, locales, que son universales porque nos afectan a todos. Son las brechas de nuestra sociedad en la que los débiles apenas pueden incordiar al poderoso y sufren una merma en sus derechos.

La mujer de la fotografía vive sola, depende de dos máquinas para respirar, una durante el día y otra durante la noche, y tiene el botón rojo de teleasistencia. Todo funciona con electricidad. No quiere ni pensar que falle demasiado y algún día sea ella la que termine fallando. Tiene miedo. Se consideran, en Granada, la ciudad de la Alhambra y de la Universidad de Granada y el PTS, ciudadanos de segunda categoría.

Ahora, quieren organizarse y protestar. Es así como poco a poco va surgiendo la luz, al Oeste de la ciudad de Granada. Luz que brilla ya en sus miradas.

4 Comentarios en Luz, al Oeste

  1. Lo que ocurre en Bobadilla y Puente de los Vados (que entra en el distrito) desde hace años es tremendo, cortes en el suministro eléctrico cada dos por tres, Internet nulo, sin autobuses en el puente, la depuradora con sus olores nauseabundos… Todo perfecto para pensar en el despropósito y la miseria. No es un problema que afecta solo a los que vivimos aquí, malo para Bobadilla-Puente de los Vados, malo para Granada.
    He viajado por el mundo y la sensación al llegar a un país, salir del aeropuerto y oler a mierda es bastante negativa, en Granada eso es lo que encuentran los turistas cuando llegan a Granada por la Carretera de Málaga, un peste que los saluda, ¡bienvenidos a esta ciudad!.

  2. Está visto que en este País y dentro de el un trucito del sur, llamado Granada no interesa a nuestros políticos, no es rentable, imaginémosno Bobadilla, un barrio con una población infima, que sus habitantes en su mayoría superan los 75 años, ¿Que caso le van a hacer?, que les importa a este gobierno sin escrúpulos, que se valla la luz o que se mueran sus habitantes por falta de asistencia,¿que les importa?, los mayores ya no somos rentables somos otra carga más para el País.¡¡¡mierda de gobierno!!!.

    • Hola
      Gracias por particiapr y comprendo tu rebote.
      Sigue atento el blog que pronto habrá novedades sobre este tema
      Saludos
      Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *