velas

La Biblioteca de Las Palomas del Zaidín parece que es un problema cuando no es más que una solución. Oxímoron y sarcasmo, las administraciones responsables creen que una Biblioteca no es más que un problema y, desde luego, ellos no son la solución.

A los que nos gusta escribir y por eso leemos de forma compulsiva, una Biblioteca es lo más parecido a un paraíso. Es el saber, el conocimiento acumulado y la libertad de poder elegir.

Es la forma, hasta la llegada de Internet, con la que hemos podido transmitir el conocimiento. Lloramos cuando pensamos en el fuego que se llevó la Biblioteca de Alejandría.

Al igual que volvimos a llorar en la década de los noventa cuando la guerra se llevó por delante la de Sarajevo. Esta última, yo la vi. Y lloré.

Ahora lloro y no es porque la Biblioteca de Las Palomas haya desaparecido. De hecho, está viva con su alma de papel que tirita. Hay 8.000 libros, se abre todos los días y hay una programación cultural organizada por los vecinos.

Lloro porque la Biblioteca la quieren dejar olvidada ahora precisamente que pueden ayudarla.

Voy a contarles lo que la Plataforma por la Biblioteca de Andalucía ha denunciado esta semana:

1-El Ayuntamiento de Granada les ha cortado la luz. La responsabilidad es del Partido Popular.

2-La Junta de Andalucía no se digna reunirse con ellos y llevan esperando más de cien días. En este caso, le toca al Partido Socialista.

Os dejo con otra Biblioteca, una que nos enamoró a todos, a la que se accede a través de un laberinto y del Finis Africae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *