DOCU_IDEAL

El Parque Almunia volverá a estaar ‘Entre amigos’, que es el nombre que tenía el kiosco que lleva ahora tres años cerrado pero que el concejal de Patrimonio, Eduardo caracuel, sostiene que “volverá a estar abierto antes de verano. Según mis cálculos, a finales de mayo o a principios de junio”.

Resulta que tras las numerosas quejas de los vecinos de los barrios implicados (leer el artículo publicado en diciembre titulado ‘Usuarios del Parque Almunia piden la reapertura del kiosco para usar los servicios’) el Ayuntamiento de Granada sacó a concurso la licitación del kiosco, que ha quedado desierta.

La semana pasada, se ha firmado el procedimiento abierto negociado, que es lo mismo pero como con menos papeleos y plazos. Se presenta la asociación de vecinos de Cerrillo Maracena y hay unos cuantos más que así lo han solicitado.

En dos meses, se sabrá quién abre el kiosco y cómo se devuelve el ambiente  al parque, ya que, además, la junta de distrito aprobó la concesión de 1.500 euros para el programa ‘Veranos al fresquito’ precisamente en Parque Almunia.

LAS DUDAS DEL PSOE

El concejal socialista Miguel Fernández Madrid expresa sus dudas. “En la anterior sesión de la JMD.junta municipal de distrito, solicitamos información sobre la adjudicación del kiosco. ;a concejala Telesfora Ruiz se comprometió a traer información a la junta de Distrito del mes marzo. Como no sabíamos si iba a traer dicha información, preparamos una pregunta al pleno de la Junta con el siguiente tenor literal: ‘¿En qué situación se encuentra la adjudicación del kiosco del Parque Almunia, toda vez que desde la última junta de distrito se ha adjudicado el kiosco del Parque Tico Medina a una SL y parece ser que el concurso para el primer kiosco ha quedado desierto? ¿Cuál es el trámite a seguir si dicho concurso ha quedado desierto?’”.

Y sigue: “Como es habitual, cuando en este pleno de marzo de la junta llegó el turno de ruegos y preguntas, hicimos nuestra pregunta y maticé lo siguiente: ‘El kiosko del Tico Medina se ha adjudicado a una Sociedad Limitada, a una empresa hostelera y, sin estar en contra de la Asociación de Vecinos de Cerrillo o de cualquier otra asociación, no creemos que una asociación vecinal tenga que regentar un negocio municipal. Entendemos que las asociaciones están para reivindicar y mejorar la vida de los barrios, no para lucrarse. Telesfora y los vocales del PP valoraron como “normal” que una asociación de vecinos se quede con el kiosko. Yo les pregunté: ¿un negocio hostelero es normal?. La respuesta fue la callada”.

“Dije que el Equipo de Gobierno podía verse tentado a recriminar a la asociación si planteaba cuestiones del Cerrillo molestas para el Gobierno, y que para evitarlo lo mejor era adjudicarles el kiosko. Hemos hecho consulta en Hacienda y aunque una asociación tiene capacidad para contratar a una persona, tendría que producirse sí o sí, dicha contratación. Igualmente, los beneficios, deberán redundar también obligatoriamente en actividades que organice la asociación para el barrio, sin lucro alguno”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *