Estatua Serie

La reticencia del gobierno municipal (Partido Popular) a desmontar la estatua de López Burgos hasta que no ha sido obligado por sentencia del TSJA, ha convertido lo que algunos representantes políticos llegaron ayer a calificar de «fecha histórica» en una lluvia de críticas sobre el ejecutivo local, que simplemente mira en este caso para otro lado. Adivinen cuál.

ASOCIACIÓN VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN

La asociación Verdad, Justicia y Reparación celebró la retirada de la estatua. En un comunicado, la asociación consideró que es «un gran día para las víctimas del franquismo, para la democracia y para la imagen de la ciudad de Granada», y atribuyó la retirada del monolito a un «éxito» del movimiento memorialista granadino.

PARTIDO SOCIALISTA

El PSOE lamentó por su parte que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada retirara la estatua dedicada a Primo de Rivera por «obligación judicial» y no por «convicción».

Acusó también al gobierno municipal del PP y al máximo responsable del partido en Granada, Sebastián Pérez, de haberse «negado sistemáticamente a retirar la escultura franquista y a cumplir la ley de Memoria Histórica recurriendo a triquiñuelas» para «mantener un símbolo del fascismo en el centro de la ciudad».

El portavoz municipal socialista, Paco Cuenca, respondió a preguntas de los periodistas que «era una victoria para la democracia y para la ciudad de Granada», pero criticó «las maniobras del Partido Popular en todo este caso».

IZQUIERDA UNIDA

De igual sentir fue la respuesta del portavoz municipal de Izquierda Unida, Paco Puentedura, quien se sumó a este aluvión de críticas y recordó que «Izquierda Unida ya había propuesto que este espacio estuviera dedicado a Enrique Morente, querido y reconocido por todos los granadinos y que encarna nuestros mejores valores».

UPyD

Tampoco se calló UPyD. La concejala y portavoz de su grupo municipal en el Ayuntamiento de Granada, Mayte Olalla, mostró su satisfacción por la retirada de la estatua, pero aseguró que temía que esto no acabe con las «disputas» entre PP y PSOE.

«Por fin se quita el monolito», indicó en rueda de prensa, quien lamentaba las discusiones que ya mantuvieron en el último pleno populares y socialistas sobre la escultura que ahora se pondrá en el lugar, del mismo autor, Francisco López Burgos.

La edil censuró que los dos partidos mayoritarios se enzarcen en este tipo de discusiones «en vez de solucionar los problemas de los ciudadanos, que es para lo que nos pagan».

JUNTA DE ANDALUCÍA

La Junta se congratuló por la retirada de la estatua. En declaraciones a los periodistas, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, recordó que la legislación andaluza en materia de Memoria Democrática es «muy clara». Sobre la retirada de la escultura en Granada dijo que «por fin es una realidad», que la estatua ya no esté en la ciudad».

A su juicio, la ley está para cumplirla, por lo que realizó un llamamiento a todos los municipios que tengan elementos preconstitucionales para que los retiren porque «eso es memoria democrática».

Recordó que el Gobierno andaluz trabaja en la redacción de una nueva ley que será «mucho más tajante» con esos elementos que a día de hoy «usurpan la realidad de una gran parte» de la población que se vio «agraviada» en una parte de la historia «bastante importante».

Abogó por «dignificar» a las víctimas, tanto a las que no se les hizo reconocimiento en su día como a las que fueron olvidadas. La delegada manifestó que «por respeto», los responsables municipales deben tener en cuenta que han de cumplir la ley y eliminar esos elementos simbólicos de las calles.

VICEPRESIDENCIA DE LA JUNTA

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, felicitó por último al movimiento memorialista por haber conseguido la desaparición de obra en la capital de Granada.

A través de su cuenta de Twitter, consultada por Europa Press, Valderas asegura que se trata de una «victoria de todos».

4 Comentarios en La retirada de la escultura a Primo de Rivera no evita la lluvia de críticas al Ayuntamiento

  1. 1. López Burgos ni era falangista ni fascista
    2. El PSOE ha gobernado Granada unos veinte años. Y no hizo nada con el monumento.
    3. Me parece bien que se quite, fue un intento final del último franquismo.
    4. Mucha hipocresía, como casi siempre.

  2. Que curioso que la Asociación que pone la denuncia y a la que se debe el empuje que ha conseguido derribar finalmente este monumento al fascismo no aparezca en este reportaje y que por cierto manifestó su parecer en rueda de prensa en la rueda de prensa dada con otras Asociaciones en la sede de la Junta no hace una semana a través de su Vocal de relaciones Institucionales Ana Muñoz, no la nombrare. Gracas Javier.

    • Buenas
      Primero, no es u narticulo, es mi blog
      Segundo, aparece la primera
      Tercer, no tiene nada de curioso
      Cuarto, ya saqué lo de Ana Muñoz
      😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *