Granada FinOK

¿Dónde empieza y termina Granada?
Esta es la pregunta que hoy nos hacemos en El Club de las Pequeñas Cosas. No. No me refiero a sus límites geográficos, sino a las distancias mentales.

El Suspiro del Moro cuando subes de la Costa y aparece la ciudad. El Pantano del Cubillas cuando conduces desde Madrid. Santa Fe si vuelves de Málaga o Sevilla. ¿Es el Zaidín Granada para los treintañeros que se criaron en un barrio en el que se escuchaba ‘Vienes esta tarde a Granada’? En el Albaicín son albaicineros y en el Realejo greñúos. Y en La Chana son chaneros.

Ainssss. ¿Dónde empieza y termina mental y sentimentalmente Granada? Otro ejemplo. Este verano subí al Cerro del Aceituno, a San Miguel Alto. Mantengo que es la mejor (o una de las mejores) vista de la ciudad. Abajo están las cuevas polémicas y, a la derecha, en un árbol, me encontré la señal que informa del fin de Granada. Los hippies es que son así.

Vista

Seguí dándole vueltas y me acordé de que hay una explicación, magnífica, en un post en un blog perdido de la web que se titula ‘Graná: sus límites y sus comersios’ que por su interés reproduzco a continuación:

Muy buenas. Este es un artí­culo participativo y aclaratorio, debido a los numerosos comentarios que gente de Graná, como yo, hacemos sobre lugares y comersios tí­picos de ésta nuestra ciudad en otros artí­culos publicados en bruto.

A continuación veréis unos lí­mites geográficos que os invito a modificar si queréis, es decir, ampliar o reducir y una serie de comersios que se me vienen a la cabeza. Por favor, debéis añadir todos los que consideréis necesarios. Al igual que el Talibán, os propongo hacer de este post, muy localista, lo sé, un post de referencia para el futuro.

Mis lí­mites de la ciudad

    :

  • Granada se extiende de Sur a Norte, desde Las Titas hasta el Gobierno Civil, es decir los que ‘estudiamos’ más hacia el Sur, en Los Escolapios o Las Brujas, ‘estudiábamos’ en la vega y los que lo hací­an de Niños Luchando hacia el norte, véase Padre Suárez e Instituto Ganivet, estudiaban en los montes orientales.
  • De Este a Oeste, desde El Campo del Prí­nsipe hasta Carril del Picón. Más al Este tres ciudades distintas: Alhambra, Albaicí­n y Sacromonte. Y más hacia el Oeste vega de nuevo. Si estudiaste en Los Maristas, si, lo hiciste en Granada.

Mis Comersios o puntos esenciales

    :

  • Filatrén: situado en C/ Ganivet (pasaje). Comersio de referencia a la hora de adquirir, soldaditos de plomo, piezas de trenes Märklin, coches de Scalextric, etc.
  • La Filomatic: en la antigua Av. de José Antonio que pasó a denominarse Acera del Darro hasta la actualidad. Punto donde paraban (tranví­as), paran y pararán todos los autobuses del mundo mundial. Si quedas en la Filomatic actualmente debes situarte el la puerta de la cafeterí­a “El Tren”
  • Los Leones: desaparecido restaurante sito en Puerta Real, dónde se degustaba el mejor Rabo de Toro jamás cocinado en el planeta Tierra (aclaración por si lo lee Doña Carmen Calvo).
  • Mercerí­a de la Viuda de Sáez: comersio de referencia textil que hallareis aún junto al Sagrario.
  • Casa Enrique “El Elefante”: Puerta Real se asoma de nuevo, ¡qué precios! Pero qué VINOS.
  • López Mezquita: pastelerí­a en Reyes Católicos, dónde los granaí­nos de bien van después de misa a tomarse “un pastelico de los Lópeas”. Debo añadir que menudos mantecaos y porvorones, sin palabras.
  • Costales: es Puerta Real, antigua papelerí­a (ahora hay una oficina de “La Generá”) dónde si adquirí­as un producto, un lápiz por ejemplo, al entrar te daban el lápiz en cuestión junto a un papelico en el que podí­as leer “un lápiz”, a continuación debí­as recorrerte toda la tienda para pagarlo en el mismo punto, al salir. A eso se le llama ahora Marketing. De grato recuerdo es la señora con la mayor malafollá jamás existida. Te decí­a “¡Chavalico, que un lápis ná más!”, a continuación tu le endiñabas una moneda de 20 duros -te la cargabas, costaba 15 Ptas.- y pensabas pa tus adentros “yo si que tengo malafollá. Qué granaí­no soy ‘laví­n’”


Vista2

EL CLUB DE LAS PEQUEÑAS COSAS
Granada es una ciudad maravillosa que entre todos puede ser más habitable. El Club de las Pequeñas Cosas es un lugar para tus quejas pero también para las ideas, las soluciones, las locuras. Una sección del blog Cableados de Ideal.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *