IMG_20141117_123722_773 (1)

La guardería Virgen del Carmen de la barriada de La Paz en la Zona Norte es una isla inmaculada rodeada de falta de higiene por todas partes. Es como una manzana podrida, pero al revés. Tiene el corazón limpio, las instalaciones en perfecto estado, el patio con los juegos infantiles pintados de colores vibrantes y el personal luce sus batas blancas preparadas para salir en un anuncio de detergente en cualquier momento. Lo que está podrido es el perímetro de calles que rodea este centro infantil. Y el resto del barrio.
Una recopilación de todas las quejas que se acumulan al respecto de una y otra parte reflejan que sufre una situación completamente inaceptable. Hace prácticamente un año, en diciembre de 2013, la asociación Anaquerando, que opera desde hace años en los barrios de la Zona Norte de Granada con fines sociales, solicitó en la junta de distrito que se renovaran los contenedores de buena parte de los barrios y, asimismo, que se colocaran papeleras. De paso, siempre han criticado no solo que no se hayan renovado, sino que las respuestas del gobierno local «carecen de criterio».

El problema es que no hay consenso sobre si estos contenedores para depositar la basura deben o no llevar tapas. El equipo de gobierno  ha cambiado de opinión al respecto durante los últimos meses y mientras tanto, esta misma semana, apareció una brigada de Inagra con un camión grúa y colocó un par de estos contenedores sin tapas, ‘descapotables’ le dicen en la Zona Norte no sin cachondeo, en la calle por la que se accede a la guardería.

IMG_20141117_122813_065 (1)
Resulta que las calles adyacentes al centro infantil se encuentran llenas de comercios. Y cuando los vecinos y comerciantes vieron que los contenedores, recién pintados, eran descolgados sin sus tapas, se armó la marimorena. Las vecinas increparon a los técnicos de Inagra a grito pelado. Les decían que eso era «una marranada», que «ahí hay niños», que «la basura huele que se mata sin las tapas y más cuando viene el calor», que «hay una pescadería y no veas como huele a podrido luego en todo el barrio por estos contenedores». Y exigían a continuación «contenedores como los de otros barrios de Granada, con sus tapas».
Los operarios de Inagra ni se inmutaban, el responsable argumentaba que «yo he visto cómo tiran la basura desde las ventanas al contenedor, y si tienen las tapas entonces tenemos que recoger las bolsas de basura del suelo».

Las vecinas de La Paz negaban con la cabeza. El técnico de Inagra argumentaba, para zanjar el debate a pie de calle, que «solo cumplimos las órdenes que nos dan desde la concejalía».

Órdenes son órdenes, pero en el barrio los vecinos se quejan. Por esta razón, la concejala socialista Jemi Sánchez ha registrado un ruego para el próximo pleno municipal de este mes de noviembre en el que solicita que «se soterren los contenedores de La Paz y de todos los demás barrios de la Zona Norte». La idea es «buscar una solución a todos estos problemas que denuncian los vecinos».
IMG_20141117_122942_402 (1)
Del pleno a la próxima junta de distrito de la Zona Norte, el comerciante Jesús Guerrero anuncia que presentará una carta en la que «solicitamos que la limpieza vuelva a ser como era antes». Recuerda que hasta hace unos años los barrenderos de Inagra aparecían todos los días «y ahora solo lo hacen los martes y los viernes». De hecho, «muchas veces somos nosotros los que tenemos que limpiar las calles y plazas».
Las cartas de protesta que piden más limpieza son de todo tipo. La propia directora de la guardería envió una carta a la anterior junta de distrito de la Zona Norte para que fuera leída, cosa que hizo la propia Telesfora Ruiz, presidenta de la junta y concejala de Movilidad y Policía. Decía así: «Tenemos 81 usuarios, con edades comprendidas entre los 4 meses y los 3 años. El problema diario es que el perímetro exterior está lleno de cacas y hay problemas de higiene. Me dirijo a esta junta para que se solucione». Sigue igual.
CRÉDITOS
-Una historia firmada a medias con la compañera Laura Santacristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *