Propaganda elec!en la calle.jpg

La barriada de La Paz en la Zona Norte de Granada ha visto cómo el dinero para organizar actividades con cargo al proyecto ‘Cultura Descentralizada’ ha sido una subvención de ida y vuelta.

DE VUELTA: La junta de gobierno local que el Ayuntamiento de Granada ha celebrado este jueves día 27 de noviembre acordó en su punto número cuatro aceptar la «renuncia a la subvención concedida a la asociación de vecinos La Paz» de la Zona Norte.

DE IDA: Este punto recuerda que «el 15 de noviembre de 2013 se concedió una subvención de 1.121 euros en concepto de fiestas y ‘Cultura Descentralizada’ a la asociación vecinal, abonándose el 70%», que ahora ha tenido que devolver.

LA VERSIÓN DEL CONCEJAL DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA, VICENTE AGUILERA: Explica que «no es que les retiremos el dinero, es que ellos renuncian porque no han realizado ninguna actividad cultural con ese dinero que ya tenían ingresado».

Esta situación «es la que se ha querido evitar con el cambio en el modelo de asignación de subvenciones, que ahora es en concurrencia competitiva» añade Aguilera, «lo que nos garantiza que todas las asociaciones puedan tener sus actividades culturales, pero que nos garantice al cien por cien que todas las actividades se realicen».

De hecho, «la semana pasado terminó el plazo y las 38 asociaciones de vecinos de Granada han presentado su proyecto para lograr una subvención para realizar actividades culturales, salvo la de Rey Badis», también en la Zona Norte.

«Esta partida contempla algo más de 60.000 euros», termina Vicente Aguilera, quien recuerda que «nuestros técnicos están a disposición de las asociaciones para ayudar en la presentación de estos proyectos».

LA VERSIÓN DEL PRESIDENTE DE LA AA VV DE LA PAZ, JUAN HEREDIA: Sostiene que «en estos tiempos que corren nos cuesta dinero organizar nada». Añade que «además preferimos que el dinero se destine a Cáritas, una ONG o similar, en vez de en este tipo de actividades».

LA VERSIÓN DE LA CONCEJALA SOCIALISTA JEMI SÁNCHEZ: Entiende que elebrar estas actividades «es mucho más que planificar unos días de fiesta. Se trata de organizar un punto de encuentro vecinal, de fomentar la cohesión del barrio y de dar el merecido respiro a unos habitantes que sufren a diario situaciones de abandono extremadamente duras».

Añade la edil socialista que «en el expediente de esta subvención ni siquiera consta a qué actividades iba a dirigirse este dinero, porque una simple instancia vale para que el Ayuntamiento haga ciegamente el ingreso al representante vecinal».

En su crítica, remarcó que «lo más indignante es que, una vez más, sean los vecinos los perjudicados por la dejadez de unos y otros. Y al final es todo el barrio quien se quedan sin sus actividades». Jemi Sánchez recordó que tampoco es una situación nueva. «Ya le ocurrió el año pasado al barrio de Almanjáyar, cuyo presidente vecinal tuvo que devolver la subvención concedida por no haber ejecutado ninguna actividad».

CRÉDITOS
La fotografía del compañero José Enrique Cabrero muestra a unos vecinos de las barriadas de la Zona Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *