G1
El comercio de calzados Los Guerrilleros de la Plaza de Trinidad cerrará en 48 horas después de setenta años con sus puertas abiertas a Granada. La historia de este establecimiento típico, familiar y uno de los que ha configurado el paisaje de esta plaza durante tres generaciones, pasará a formar parte del baúl de los recuerdos.

Según se comentaba a pie de plaza, también verá cerrar sus puertas su vecino, el mítico bar Soria. Según explicaban, todo el edificio que se levanta sobre sus ‘espaldas’ está vacío desde hace ya algunos años «y los dueños se lo querrán vender por completo a alguna franquicia de esas», dice una asidua del comercio mientras señala hacia las calles Mesones y Recogidas.

El candidato a la alcaldía de Granada por el PSOE y actual portavoz municipal, Paco Cuenca, comenzó esta semana una campaña para impulsar el apoyo al pequeño comercio tras la negativa de Mariano Rajoy de ampliar la moratoria de la renta antigua.

Paco Cuenca se echó a la calle para informar a los granadinos sobre las dramáticas consecuencias que tendrá en el sector. Recordó que el 14% del PIB de Granada depende del comercio, al igual que 15.000 puestos de trabajo, muchos de los cuales desaparecerán por la «desidia del PP».

Acusó al alcalde, José Torres Hurtado, de despreciar al comercio con un mísero presupuesto para 2015 de 20.000 euros. Cuenca recordó que «la importancia para la economía de la ciudad de un sector en el que la facturación ha caído un 40%”.

g2
Calzados Los Guerrilleros es una zapatería clásica del Centro de Granada. De las de antes, sí; pero también de las de siempre, con zapatos de buena calidad a precios muy económicos y con una sección para los pequeños, muy apreciada por la clientela habitual.

Esta tienda es una del centenar, según cálculos del grupo municipal socialista, que se verá obligada a cerrar en la ciudad con el fin de año. La disposición transitoria tercera de la Ley de Arrendamientos Urbanos estableció en 1985 un tiempo medio de extinción de veinte años para los contratos de renta antigua de los arrendamientos de inmuebles (locales de negocio). Y el cumplimiento es obligatorio a partir del próximo 31 de diciembre.

Al igual que el resto de los comercios afectados, Los Guerrilleros de la plaza de la Trinidad también han levantado durante este periodo su voz y en las puertas acristaladas figura un cartel en el que se lee ‘No al cerrojazo. Por los comercios que apagarán sus luces estas Navidades’.

En el interior, Patricia, nieta del fundador, despacha a los clientes que entran como un goteo caudaloso por la puerta en chaflán. Al llegar al interior, todos muestran su sorpresa.

–Pero… ¿Qué pasa aquí?
Una clienta acaba de entrar y se queda estupefacta cuando contempla el estado desangelado en que se encuentra el establecimiento. Los anaqueles están completamente vacíos. Una carretilla acumula las pocas cajas con género que van rumbo a su almacenamiento o devolución.

–¿Está abiertooooo?
Otra clienta acaba de entrar apenas medio minuto después y también se ha quedado completamente anonadada al contemplar una tienda de zapatos sin zapatos.

Entran dos operarios con su ropa de trabajo. Buscan unas botas.
–Tú gastas una 42-44, le dice Patricia, la nieta del fundador y dependienta, mirándole a los ojos y sin mirarle los zapatos.

Se sabe de carretilla las tallas y gustos de sus clientes, que como tantas otras costumbres, se perderán como lágrimas en la lluvia.

g3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *