Banco Joaquina Eguaras
La segunda acción educativa del programa escolar de concienciación ciudadana entregará sus diplomas en el colegio Amor de Dios

La junta municipal de distrito de la Zona Norte recogió la primera semana de febrero los frutos del largo consenso cosido a través del trabajo realizado a lo largo de los dos años pasados. Es una buena noticia, siempre, en Granada; y siempre, también, en este distrito, declarado Zona de Transformación por la Junta de Andalucía a expensas de los programas de desarrollo de la Unión Europea por mor de sus extendidas situaciones de exclusión y marginalidad.

Presidida por la concejala del equipo de gobierno del Partido Popular Telesfora Ruiz, se anunció que el próximo día 17 de febrero se celebrará la ceremonia de entrega de diplomas del programa ‘Mi barrio es mi casa’ en el colegio Amor de Dios, uno de los centros educativos de referencia de la Zona Norte de la capital.

Se trata de la segunda acción realizada a cabo y que lleva por título ‘Buenos vecinos, mejor barrio’ y que pretende conseguir una serie de objetivos de concienciación entre los vecinos y, sobre todo, los propios escolares.

Las ideas que se han trabajado son “sensibilizar y adoptar una actitud responsable en el uso y cuidado de la propia vivienda y de los espacios comunes de la misma”. Se pretende “valorar la colaboración ciudadana con los servicios municipales”, conocer “las normas elementales de relación y convivencia con los vecinos”, “desarrollar actitudes de respeto a los demás y a su entorno”, “conocer los recursos que ofrece el barrio”, “valorar la conservación, el cuidado y la limpieza del entorno urbano” y, por último, “promover el valor de la convivencia valorando la interculturalidad”.

Este programa denominado ‘Mi barrio es mi casa’ surgió por consenso de todos los grupos políticos y asociaciones de vecinos de la Zona Norte con el objetivo de concienciar a los vecinos, mayores, jóvenes y niños, para que cuiden su barrio. La idea, que surgió de una propuesta de la concejala socialista Jemi Sánchez, fue recogida por el entonces presidente de la junta de distrito, Jorge Saavedra.

Precisamente fue Jemi Sánchez quien ayer propuso ampliar este programa para paliar uno de los problemas de la Zona Norte. Resulta que el Ayuntamiento ha dispuesto una serie de contenedores de basura con tapas y muchas bolsas siguen siendo depositada en el suelo. “La idea es concienciar a los vecinos para que se realice un uso adecuado y el barrio esté limpio”, propuso.

Cabe destacar que la concejala de izquierda Unida, Maite Moina, criticó el estado de todo el entorno de Merced Alta, “donde las papeleras han sido arrancadas de cuajo y está quemado el suelo del parque infantil”. Rogó más vigilancia y todo indica que la solución pasa por seguir ampliando el plan ‘Mi barrio es mi casa’, que en su primera edición ha legado a 7.688 ciudadanos, de los que 2.257 son escolares, según informó Telesfora Ruiz.

CRÉDITOS
En la imagen, un banco destrozado en la avenida Joaquina Eguaras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *