DOCU_IDEAL
Las juntas municipales de distrito se constituyen tras las elecciones municipales y, al igual que el mandato del equipo de gobierno saliente, se prolongan durante cuatro años. Llegan ahora en mayo las elecciones municipales y las juntas de distrito serán disueltas hasta que se conozcan los resultados electorales.

Esta situación es la apropiada, a juicio de la concejala socialista Ana Muñoz Arquelladas, «para hacer balance de los cuatro años de la gestión realizada por la junta municipal de distrito del Zaidín».

Fue durante la última cita del distrito cuando la concejala socialista pidió al ‘alcalde de barrio’ y presidente de esta junta municipal, Antonio Granados, «que se haga un balance de gestión de los cuatro años del mandato para poder valorar el trabajo realizado».

«Es tiempo de hacer balance», expresó. «Yapenas quedan dos juntas más antes de las elecciones municipales del mes de mayo. Por eso pido al presidente que para la próxima se informe no solo al grupo municipal del PSOE y a los vocales, sino a los vecinos y vecinas del barrio, de los cuatro años de trabajo».

LAS OBRAS PRIORITARIAS
«Se han solicitado –añadió–, las prioridades para los presupuestos municipales año tras año, y ahora toca hacer balance. Me gustaría saber el nivel de ejecución de cada una de las obras solicitadas desde el año 2001».

Igualmente, exigió Ana Muñoz Arquelladas, «quiero saber el estado del plan asfáltico que se informe de las actuaciones que se han llevado a cabo en estos cuatro años». «Hay que hacer balance –concluyó–, y como no hay una cita para hacer balance del distrito y sacar conclusiones cree que hay que aprovechar la junta del mes que viene».

Antonio Granados respondió a la concejala socialista que, según sus cuentas, «en abril ya estaremos en campaña electoral y no se debe celebrar la junta de distrito, y al estar en febrero, solo queda entonces la del próximo mes de marzo».

«Pues mejor me lo pones», le respondió amistosamente Ana Muñoz Arquelladas. Y sin más miramientos, se quedó en que en la próxima cita de marzo se hará balance de los cuatro años de vida de la presente junta de distrito del Zaidín.

UN DISTRITO CRÍTICO Y REIVINDICATIVO
De los ocho distritos que componen la ciudad de Granada, el Zaidín es uno de los más activos y en los que el movimiento vecinal es más reivindicativo y, también, más crítico con el equipo de gobierno. Las reivindicaciones para la reconstrucción del barrio de Santa Adela han marcado el día día de estas juntas de distrito, con protestas, debates y expulsiones.

También se recuerda con frescura la polémica generada en torno a los permisos para celebrar el Festival de Rock del Zaidín, que acabó en los juzgados con multas, sanciones y condenas.

Respecto a las prioridades solicitadas para este año, ocho son las obras que han solicitado. Van desde Santa Adela, felizmente desbloqueado el proyecto tras el pacto entre la Junta y el Ayuntamiento, hasta el soterramiento de contenedores o la zona deportiva del Parque Lagos.

Hay también algunas más generales, como la eliminación de las barreras físicas en todo el distrito y la accesibilidad tanto al pabellón Veleta como al propio centro cívico del Zaidín. Hay una petición para el arreglo del acerado y la pavimentación de las Casillas Bajas. Sí se vuelve a pedir un lugar fijo para la celebración de las fiestas.

CRÉDITOS
-La fotografía es de la última junta de distrito del año 2013 del Zaidín, de González Molero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *