PerroOK
El presidente de la asociación de vecinos de Casería Montijo, Clemente Arco Liñán, pidió la palabra. Se trataba de la junta de distrito de la Zona Norte de febrero. Pidió que se retirara lo que quedaba del pipicán del barrio, “que lo han destrozado y se lo han llevado casi todo”.

No ha sido el único pero sí ha sido el último. Los vándalos, gamberros, ladrones han destrozado y se han llevado elementos del mobiliario urbano de otros tres pipicanes más: el de Parque Nueva Granada, el de Parque 28-F de Cartuja y el de Joaquna Eguaras.

«NO VAMOS A PONER UNA PAREJA DE POLICÍA PARA VIGILAR UNA VALAL”
El concejal de Medio Ambiente y responsable de este tipo de los pipicanes, Juan Antonio Mérida, confirma este tipo de acciones vandálicas y explica que «son barrios llenos de gente honrada y trabajadora, pero basta que se produzcan estos incidentes para que llame la atención».

Mérida recuerda que también en el Centro de Granada, en el Realejo, «los vándalos destrozaron el parque del Cuarto Real de SantoDomingo». «Ponemos el vallado y no dura ni 48 horas», reconoce el concejal.

«Si se lo llevan entero, como pasó en Cartuja y en Parque Nueva Granada, no ponemos un pipicán, porque todos los ciudadanos no tienen por qué pagarlo». En el último caso, en el de Joaquina Eguaras, que se han llevado una buena parte, «al ser un lateral, le dijimos a Cecilio Uceta, el presidente de la asociación de vecinos, que lo vamos a reponer y así damos un voto de confianza para ver si dura».

Juan Antonio Mérida, con buena voluntad a raudales, reconoce: «Ya no sé muy bien qué debemos hacer». Pero, continúa: «Lo que sí tengo claro es que no vamos a poner a una pareja de la Policía Local a vigilar una valla de los pipicanes». «No es mi estilo y ya somos mayorcitos», concluye.

* En la imagen, un perro subido en el murete del Parque 28-F de Cartuja. Detrás se ve un parterre en donde había antes un pipicán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *