Manifestación día del trabajador. Foto: Ramón L. Pérez
Manifestación día del trabajador. Foto: Ramón L. Pérez

La crisis, enorme. La movilización, nula.
Pese a los esfuerzos de los sindicatos, de los colectivos sociales tan en boga, las oenegés y el propio Partido Socialista, la manifestación del Primero de Mayo por la Gran Vía de Granada está condenada a la más absoluta irrelevancia.
Poquísimos representantes políticos y todos del PSOE y de Izquierda Unida. Ninguno del Partido Popular, lógicamente. Los podemitas ni están ni se les espera. Mucha fauna de aquí y de allá, una caminata mañanera por la Gran Vía y mitin final en Plaza Nueva con la banda sonora de La Internacional.
La imagen de Ramón L. Pérez sirve de metáfora del estado de esta manifestación, una carrera sin relevos con una media de edad más que avanzada, sin juventud que brille y empuje y casi sin alma.
Nada se habla de todo esto. Nunca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *