Categoría: Periodismo

A la Izquierda del Padre: “La novela empieza a andar sola”

El periodista (y ahora también novelista) Quico Chirino se presentó este viernes en la librería de El Corte Inglés de Granada y firmó ejemplares de su novela, ‘A la Izquierda del Padre’. Bajo estas líneas encontrarás el vídeo con la entrevista que le hicimos, de la que destacamos que Quico Chirino siente que “la novela empieza a andar sola. Ya no me pertenece. Pertenece a los lectores”.

Tras lanzarla al mercado este verano, celebrar la presentación en Granada la semana pasada, la firma de libros del viernes y el anuncio de que estará presente en el Festival Andaluz dedicado al Género Negro, Granada Noir (6 y 7 de octubre), junto a los periodistas Íñigo Domínguez y Javier Valenzuela, Quico Chirino confirma la próxima presentación en Sevilla (donde se desarrolla la acción de su novela) en la Casa de la Ciencia el día 17 de octubre, con presencia de la consejera de Asuntos Sociales María José Sánchez.

MÁS INFORMACIÓN
-Crónica de la presentación de la novela en Granada
-Entrevista en el periódico IDEAL: “Como escritor no me interesa ser políticamente correcto
-Jesús Lens, director de Granada Noir, en su blog: El Quico Chirino novelista
-Granada Noir, Festival Andaluz dedicado del Género Negro
-Compra la novela ‘A la Izquierda del Padre’ en Amazon en este link

Una crónica a la Izquierda del Padre

20170920.- FOTO: FERMIN RODRIGUEZ.Quico Chirino, en la presentación de su novela ‘A la Izquierda del Padre’

Todos los periodistas nos hemos comido de niños un escritor. Todos. Incapaces de mirar por encima de la realidad para sopesar la espuma de los días, publicamos en nuestros medios las historias de la vida del día. Esto se llama Periodismo. Y es muy bueno. Hasta que algún día, muerto de envidia, te enteras de que un compañero de la Redacción presenta una novela negra como el demonio y condenadamente bien escrita. Esto se llama Literatura. Y también es realmente bueno.

El tipo que no ha dormido en tres años para conjugar Periodismo con Literatura, dirigir la sección de Granada de mi periódico con acierto y parir la novela ‘A la Izquierda del Padre’ se llama Quico Chirino y para la presentación en Granada de su novela reunió a algo más de un centenar de personas en el Cuarto Real de Santo Domingo. La velada se desarrolló entre viejos adagios periodísticos, técnicas de redacción, scoops de hemeroteca y de portada, y recuerdos a Chandler, don Raymond; y a Umbral, don Paco.

20170920.- FOTO: FERMIN RODRIGUEZ. Aspecto del Cuarto Real de Santo Domingo durante la presentación del libro ‘A la Izquierda del Padre’ de Quico Chirino

Quico Chirino, Flanqueado por Jesús Lens, director entre otras cosas del más potente festival cultural dedicado al género Noir; y Eduardo Peralta, director de IDEAL, flanqueaban al ya novelista mientras el alcalde de la city, Paco Cuenca, dedicaba unas palabras a modo de presentación, muy bien traídas.

No hubo ni medio segundo para el buen rollo, aunque el acto estuvo envuelto en una atmósfera de cariño, ya que Quico recordó así como para entrar en faena lo que Pablo Rodríguez le comentó en la entrevista publicada en las páginas de IDEAL sobre ‘A la Izquierda del Padre’: “Es una novela de derrotados”. “Y en efecto -comentaba Chirino, es una novela de gente a la que la vida le ha dado un metro cuadrado y ahí viven, mueren o se autodestruyen. Es una novela dura”.

Eduardo Peralta certificó que “es un gran relato que nos sorprende, estremece y conmociona”, y leyó en voz alta textos entresacados de la novela, que justifican estas tres reacciones. También indicó que “es una denuncia social. No hay un texto amable sino un texto descarnado de gente que busca la felicidad y solo encuentra las drogas”.

En efecto, prosiguió, “la crónica describe las miserias sociales de la época”. Y vuelve a entresacar una frase de la novela: ‘Siempre solía beber cuando estaba de servicio’, dice por ejemplo del policía”. Igual sucede a juicio de Eduardo Peralta, con los periodistas. De ellos se escuchan frases lapidarias como que “el público prefiere la mentira”, que dirá uno de ellos. O aquello de “mucho peor sería tener que trabajar”, sobre el viejo oficio de contar que es el Periodismo que le responderá el otro, antagónicamente.

20170920.- FOTO: FERMIN RODRIGUEZ. El alcalde de Granada, Paco Cuenca, durante la presentación del libro ‘A la Izquierda del Padre’ de Quico Chirino. En la mesa, flanqueado por Jesús Lens y Eduardo Peralta, director de IDEAL.

Y, por supuesto, “hay autocrítica de su propia profesión a lo largo de las páginas”, describe Peralta. Y con sus ejemplos de la novela, los ilustra: “Hay que diferenciar el Periodismo de una verdulería, como cuando por ejemplo se debate sobre las reglas que sirven para distinguir una coliflor de un buen reportaje”. Reportaje-coliflor, el vocablo servirá para describir mucho trabajo periodístico pretencioso.

El director de IDEAL, que trató de hablar largo “sin reventar la novela”, destacó “el lenguaje directo que deslumbra” que utiliza Quico Chirino en su novela: “‘Te dejaré marchar si me comes a besos’, dice la protagonista de una novela llena de soledad”.

Y claro, lo de las pes, “es una novela de pes, de Periodismo Putas y Policías, pero no hay Políticos”.

Jesús Lens recomendó por su parte “no dejar la novela en manos de críos porque querrán ser periodistas” mientras que Quico Chirino, en su intervención, explicó que “esta novela la he hecho por diversión y por provocación. A la crítica me someto a diario. Y si no os gusta la novela me da igual. Pero en el periódico tengo la obsesión de que los textos queden cerrados, desde que leí una columna de Umbral”. Y entonces, también apareció el gran maestro Noir de la mano de Lens: “Es una novela canónica Noir con más Chandler que en muchas novelas americanas”.

Añadió que “la reflexión de esta novela es qué capacidad tenernos de escapar al destino”. Dijo de los protagonistas que “son personajes que tienen una poética. No tienen instinto criminal, solo delinquen por necesidad”. Y su ejemplo fue que “la poética es el bocata que les daban de críos a los protagonistas en la iglesia como excusa para que aprendieran a leer y quizá así, el que aprendiera a juntar algunas letras podría firmar el día que entrara en la cárcel”.

Quico Chirino terminó sincero: “Me he sentido cómodo porque es la mejor manera de enfrentarse a la realidad. Y una provocación. Y algo de hipérbole. Pero lo que cuento es realidad”. Esa realidad-espuma de los días a la que hay que asomarse pero con una precaución: “Cuando terminas de escribir, los personajes saben más de ti que tú de ellos”.

Os dejo con una entrevista a Quico Chirino en Cadena SER de la que destaco unas frases que me han gustado especialmente:

-“Mi única patria es una Redacción, pero que nací en Osuna. Soy un niño de Osuna que quería ser escritor”.

-“Para saber de qué va el título, hay que llegar hasta el final”.

-“No me podía permitir algo sin criticar algo, sin llamar la atención”.

-Y algo que sinceramente me ha maravillado: “¿Cuál esa gota de hipérbole que tiene la novela?. El Vacie está a un paseo del Parlamento de Andalucía y pared con pared del cementerio, que separa los muertos de los vivos”.

 

El alcalde de Granada lee el Ideal

DoblePortada02

A la izquierda, portada de este pasado domingo con el informe de IDEAL titulado ‘Albaicín. Bajo el peso de los años’, donde se detalla medio siglo del barrio con todos sus problemas, los datos del envejecimiento de la población, la falta de niños, la ausencia de un plan urbanístico, la opinión de todos los grupos políticos municipales y reportajes específicos sobre la educación y la seguridad, así como testimonios de todo tipo.

Estos trabajos periodísticos no caen en saco roto. El alcalde, José Torres Hurtado, se lee el Ideal. Según avanzaba la jornada, ideal.es publicaba:

“Junta y Ayuntamiento negociarán un convenio de inversiones para el Albaicín”
“El alcalde desvela que el gobierno andaluz está dispuesto a financiar obras en el barrio, pero sigue reclamando parte de los ingresos de la Alhambra” (Lee en este link toda la información)

Sigamos. A la derecha, la portada de hoy mismo, donde se constata que Granada lleva ya todo un año sin tren, lo que le convierte en la única capital española sin conexión ferroviaria. En mi muro de Facebook he publicado esta mañana el siguiente texto:

“Bla-bla-bla-blá La Junta. Porque bla-bla-bla-blá el Gobierno de Rajoy. Que no que bla-bla-bla-blá la culpa es de la herencia recibida de ZP. Bah. Y una pollah. Bla-bla-bla-blá la culpa es de Rajoy y de la ministra Pastor. Para nah. Bla-bla-bla-blá la culpa es del alcalde de Graná que lleva 14 años y ni AVE, ni estación en la plaza de Europa, ni estación de Moneo y seguimos con la estación de la Señorita Pepis. Lavin compae que no. Que bla-bla-bla-blá que Susana Díaz dice que vendrá soterrado…
La realidad: Granada lleva ya un año sin tren y es la única capital española sin conexión ferroviaria
Dos reflexiones:
1-Política: ¿Tenemos la clase política en Granada que merecemos?
2-Periodismo: Para cuando se nos critique, recordar qué medio denuncia y fiscaliza la labor de nuestros políticos respecto a los intereses generales de Granada.
Y un +1 como una catedral para María Victoria Cobo Cueto, Alfredo Aguilar Rubio, Quico Chirino y todo el equipazo de la Redacción de IDEAL”.

Y, por si no fuera suficiente la declaración del alcalde sobre el Albaicín ¡lo hace también del AVE!

“El alcalde pide a Fomento que marque una fecha para la llegada del AVE”
“Torres Hurtado se ha mostrado ‘enfadado’ por la falta de concreción en las obras de la alta velocidad al cumplirse un año sin conexiones ferroviarias” (Lee la información en este link)

Así que tendremos que seguir haciendo nuestro trabajo.

Aquella foto de la marcha de los mineros de Alquife

Minas01 OKHay fotografías que guardas en esos lugares que sabes que todavía existen, cercanos al corazón, donde late todavía la furia, la capacidad de impresionarte, la de seguir haciendo preguntas, las ganas de amar y ser amado, la capacidad de sorpresa, la rabia, la curiosidad, la amistad, todas esas virtudes que en su mejor versión te convierten en periodista. Perdón, en persona.

La que ilustra la entrada de este blog es una de ellas. Recuerdo con estupefacta nitidez la impresión que me causó cuando la vi llegar, por un método paleolítico de transmisión de imágenes, allá por 1998. Un 31 de marzo, para ser exactos.

Torcuato Fandila García de los Reyes había madrugado y se habia acercado a Alquife para acompañar a los mineros en su marcha hasta Guadix, la ciudad cabecera de la comarca. La marcha era un vano intento más por defender la mina y lo que significa.

La imagen que construye la fotografía de Torcuato contiene una fuerza inexpugnable. Uno, que viene del País Vasco y que sufrió como estudiante universitario el proceso de desindustralización de Euskadi y de Asturias, con todas las protestas que jalonaron los fríos y malhumorados años ochenta cuando los recordamos en blanco y negro y a hostia limpia, tiembla y vibra cuando se detiene a escudriñar la fotografía, su ángulo, la composición, los elementos que la conforman, el cielo que cobija y da vértigo a la vez, la vía férrea que lleva a la nada, sin posible solución, el gesto derrotado pero firme y orgulloso a la vez de cada uno de los mineros, Sierra Nevada, en su Cara Oculta, testigo de una derrota, pero también de un último alarido del alma.

Joder. La foto lo tiene todo.
No quería que el día que se ha abierto la puerta al futuro de las Minas de Alquife y su comarca este trozo de Periodismo con mayúsculas quedara en el olvido de un cajón, como tampoco la lucha de los mineros de Alquife y sus familias.

MÁS INFORMACIÓN
-Las minas de Alquife comenzarán a funcionar en un año y crearán un millar de puestos de trabajo (Leer la crónica en este link)

 

Periodismo: Si tu madre te dice que te quiere, ¡comprúebalo!

Hoy ha fallecido Ben Bradlee, una persona que tuve el honor de no conocer en persona pero que seguí desde que supe que era el director del diario local más importante del mundo, The Washington Post. El periódico que obligó a un presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, a dimitir por el ‘caso Watergate’. 

Para uno que desde pequeño, que yo recuerde, siempre quise ser periodista, estaba ante un tipo que en la práctica tenía los mismos superpoderes que cualquier mutante de la Patrulla X. Así que, como buen aprendiz, le seguí la pista.

Fui feliz cuando Katharine Graham, editora de The Washington Post, publicó sus memorias en 1998: ‘Una historia personal’. Recibió el Premio Pulitzer por su autobiografía, por cierto. Allí tenía más pistas para conocer a mi periodista mutante favorito.

No cupe en mí de gozo cuando en el año 2000 Ben Bradlee publicó sus memorias. Se titulan ‘A good life’, y rápidamente, esta frase, se convirtió en el mantra que guiaría mi vida: ser periodista y tener una buena vida, entendida como una carrera de compromiso, un compromiso con la verdad, como escriben hoy sus colegas en su propio diario.
Es hoy cuando he rebuscado en mi biblioteca y he encontrado sus memorias, junto a las de la Señora Graham y el libro mítico que con las firmas de Carl Berstein & Bon Woodward se titula ‘El Escándalo Watergate’.
Abro sus páginas y encuentro frases, párrafos, páginas enteras subrayadas y decido escribir este artículo, ‘Ben Bradlee por Ben Bradlee’, sabedor de que nadie mejor que él podrá escribir sobre él mismo. Y, en efecto, tan solo por esta vez, tengo razón.

Página 360: “Me apuesto lo que sea a que cuando me muera, mi obituario dirá algo de que el Washington Post ganó dieciocho premios Pulitzer durante el tiempo en que Bradlee fue director. Será, por supuesto, una bobada, por diferentes motivos. Primero porque, como baluarte de la excelencia, los premios Pulitzer son sospechosos y están sobrevalorados (…) Desde luego, es mejor ganarlos que perderlos, pero sólo porque a los redactores y editores les encanta. Según mi experiencia, la mitad de los participantes mejores no son los que ganan los premios”.

Tiene razón Ben Bradlee, hoy mismo, el Washington Post, en su noticia de apertura en la web, en el octavo párrafo, menciona los premios Pulitzer: “During his tenure, a paper that had previously won just four Pulitzer Prizes, only one of which was for reporting, won 17 more, including the Public Service award for the Watergate coverage”.

Visto este detalle, creo que nadie mejor que Ben Bradlee para explicaros quién es uno de los grandes periodistas del siglo XX.

Página 87: “Desde el primer momento de mi vida en la Marina había ido aprendiendo, día a dçia, la lección tal vez más importante de toda mi vida: lo mejor que se puede hacer es rodearse de la mejor gente posible y escucharla”.

Página 88: “El 6 de agosto se había lanzado una bomba atómica sobre Hiroshima. Ninguno de mis nuevos compañeros tenía la más mínima noción sobre energía atómica, mucho menos sobre bombas atómicas. Encontré una vieja colección de la Enciclopedia Británica y me ofrecí voluntario para investigar el asunto y escribir un pequeño informe destinado a la tripulación. Sin saber nada, sentíamos que aquel acontecimiento iba a rivalizar en importancia en nuestro inmediato futuro con el 7 de diciembre de 1941 (Ataque a Pearl Harbour). 
-¿Fue aquella la primera vez que escribí sobre algo sin tener ni idea sobre la matera? ¿O fue la última?

-Espero que fuera realmente la última”.


Página 275: (Sobre contratación de los mejores periodistas) “David Broder, el primer periodista de alto nivel que dejaba el Times por el Post. Le cortejé como nunca había sido cortejado, en cafés, no en restaurantes franceses caros, porque Broder era un hombre del tipo cafés: sencillo, franco, PURO OFICIO”.


Página 233: “‘Cherchez la femme’ es un buen consejo que dar a los periodistas de investigación. ‘Sigue el dinero’ es otro aún mejor”. Me encuentro en la Página 399 esta misma versión corregida y aumentada tras Watergate. Dice lo siguiente: “‘Busca las mentiras’, reemplazó a ‘Busca a la mujer’ o ‘Busca el dinero’ como lema periodístico”. De hecho, Ben Bradlee se refería a sus periodistas como ‘los mejores detectores de mentiras’: “Mr. Bradlee called reporters “the best lie detectors,” and nothing mattered more to him than exposing the truth, even if it took a long time (Leer artículo completo).


Página 355: (Viene muy al cuento del saqueo moral que sufre en estos momentos nuestro país) “En Washington, cuando un problema estalla, los veteranos saben que la recuperación no es posible hasta que emerja lo peor, hasta que se toque fondo, ese punto a partir del cual ya no es posible que las noticias que se produzcan sean peores (Me gustaría saber que pensaría el bueno de Ben Bradlee de nuestro país en este preciso instante)”.


Página 356: “Los periodistas, sea cual sea la historia que están investigando, siempre hacen listas de pistas inexploradas y de actores que aún no han sido interrogados”.

Página 366: “A título personal, los redactores no son dueños de sus propias notas (y, por tanto, no pueden mostrarlas en respuesta a una citación); es el dueño del periódico el propietario de las mismas, como lo es de otros bienes del diario”. Curioso ¿Verdad?

Página 414. Esta se la dedico a todos los directores para los que he trabajado, desde Miguel Larrea hasta Eduardo Peralta, y a mi amigo Ignacio Escolar: “La idea de que alguien -ya sea el presidente de los Estados Unidos, el director del FBI, un negociante, una esposa o un lector irritado- me diga lo que yo tengo que publicar en el periódico, y encima en portada, me resulta inconcebible”.

Página 425: “Decimos que publicamos la verdad. Hemos convencido a nuestros lectores de que tienen que esperar la verdad de nosotros”.

Página 432: “La verdad es la mejor de las defensa y toda la verdad es todavía mejor”.

                            

Página 435: (Sobre el reportaje falso ‘El mundo de Jimmy’) “Quedaba al descubierto la yugular del Periodismo, la fe que el director debe tener en un periodista”.

Página 442: “Cuidado con las historias que, por cualquier razón, te gustaría que fuesen ciertas (…) Verifica (…) Y después comprúebalas de nuevo”.

Conclusión, como ya me enseñó mi viejo redactor jefe: “Si tu madre dice que te quiere, vas y lo compruebas”.

Gracias por todo, Ben Bradlee. 
MÁS INFORMACIÓN

-Lee en el diario El País:
“El fundamento del periodismo es buscar la verdad y contarla”
ENTREVISTA:BEN BRADLEE | PERIODISTA. VICEPRESIDENTE Y EX DIRECTOR DE ‘THE WASHINGTON POST’ | MAESTROS DEL PERIODISMO
21 películas y libros sobre el caso Watergate, vía @clasesdeperiodismo