La Democracia permanente
La Biblioteca de las Palomas del Zaidín

Referéndum Zaidín

La avenida de Dílar no empezó con buen pie el mandato de José Torres Hurtado, alcalde de Granada. En su primer mandato (el actual es el tercero consecutivo) mandó quitar el carril bici recién construido. Argumentó que era lo que le pedían los vecinos y comerciantes. Y también que tenía mayoría absoluta.

Hace ocho meses, se cerró la bibliteca de las Palomas del Zaidín. Se creó una Plataforma para su reapertura y tienen un completo ‘dossier’ informativo con todos los actos que han celebrado. También se precian de haber reunido 10.000 firmas de personas que solicitan su repaertura.

El Ayuntamiento de Granada argumenta que la decisión de cerrar la biblioteca es correcta porque hay otra nueva y moderna. En este sentido, no es tanto el cierre de un centro sino la reasignación de servicios.

No sé quién tiene la razón. Lo que sí sé es que estoy sentado en un banquito de la avenida de Dílar, al solecito de las diez de la mañana y frente a la mesita desplegada sobre la que se encuentra la urna, y aquí vota todo quisqui.

Celia y Paqui, que están de guardia en este referéndum, dicen que el Ayuntamiento de Granada siempre les responde que “a nosotros nos han votado los granadinos para que tomemos decisiones. Y ésta es la que hemos tomado”.

Igual aquí esta el debate bueno. Si realmente los políticos tienen que ser juzgados el día de cada elección cada cuatro años. O si necesitamos en este siglo XXI articular la Democracia para que sea directa y participativa de forma que nuestros representantes políticos deban escucharnos cuando se lo pidamos. Una suerte de Democracia permanente y no solamente sujeta a la elección cuatrianual.

Bajo Albaicín: Las pancartas que Telesfora no ve

SOS Albaicin pancarta

Recuerdo la calle San Juan de los Reyes llena de putas. De aquellos prostíbulos de brasero y mesa camilla con la puertita entreabierta para mostrar vicios en vez de esconder virtudes. Creo que desaparecieron, aunque me da en la nariz que quedar, lo que se dice quedar, debe quedar uno pequeñito pequeñito.

Los vecinos de la calle ahora las están pasando putas. Y espero que se me permita (o en su caso perdone, el juego de palabras). Los de la calle San Juan de los Reyes y los de la Carrera del Darro, los de las callejuelas que unen las dos vías, los vecinos del Bajo Albaicín.

Por eso cuelgan sus quejas de sus balcones. Para que las vean los turistas, los paseantes los granadinos y para que les escuche el Ayuntamiento y su concejala de Movilidad, Telesfora Ruiz.

¿Qué le preguntarías y pedirías a la concejala Telesfora Ruiz?
Se agradecerá tu participación de forma educada y constructiva.
Muchas gracias

La Línea 29: Directa al Serrallo Plaza

linea29

Vamos a ser malos. Aunque la noticia es de las buenas. El estreno de la Línea 29 del autobús urbano de Granada une a 80.000 vecinos de los distritos Genil y Zaidín y satisface uan reivindicación muiy antigua: unir el sur de la ciudad de Granada de forma cómoda para evitar tener que pasar por el centro.

Pero, ahora bien:

¿Crees que se da prioridad a este trayecto urbano del autobús porque conecta directamente con el centro comercial Serrallo Plaza, a punto de abrir sus puertas?

¿Crees que se da prioridad a este tipo de líneas de autobús por el relevante interés de poder llevar a 80.000 personas de compras y de ocio, bien al cine bien al gimnasio bien a comer/cenar?

¿Crees que se deja de lado otro tipo de servicios de caracter más social?

En cualquier caso. ¿Te parece bien el estreno de la línea 29 porque es, precisamente, para eso?

Las puertas abiertas del poder (Y las cerradas, también)

El reportaje titulado ‘Los despachos del poder‘ que se publicó este pasado domingo en la edición impresa y que hoy lunes abre la portada de Ideal.es encierra, al menos, diez historias en una.

Por un lado está la historia publicada, la que se lee en la doble página de la edición impresa y la que se puede leer, ver y casi tocar en el reportaje multimedia, que incluye las fotos de González Molero y el vídeo que grabamos, y que ha editado de forma magistral y con cariño el bueno de Pablo Rodríguez García (aká @pabrodgar), un editor web con tesón y talento.

Doble Despachos del poder

Esta historia, además, se multiplica. Porque son las historias del despacho del alcalde de Granada, del despacho del presidente de la Diputación Provincia, del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, del rector de la Universidad de Granada, del subdelegado del Gobierno central, de la responsable de Sierra Nevada y del presidente del Granada Club de Fútbol.

Todos ellos decidieron abrir las puertas de sus despachos, para que todos los conocieran. Sin problemas, con total transparencia. A la primera. Aquí en la Redacción no las teníamos todas con nosotros, pero fue sorprendente el espíritu cristalino de abrir las puertas de estos despachos del poder para mostrarlos a todo aquel que quisiera verlas.

Por esta razón les agradezco personalmente su disposición, porque es todo un reto ‘echar’ de un despacho a la persona que allí trabaja. Y debo decir que todo fueron facilidades, sonrisas y hasta carcajadas. Sí. También hubo nervios. Y la gestión de las agendas para que esto pudiera hacerse hay que agradecérsela a esos responsables de gabinetes y jefes  de prensa y dircoms que todo lo consiguen. Gracias, compañeros y compañeras.

La idea del reportaje surgió durante una entrevista a Mar Villafranca, la responsable del Patronato de la Alhambra, cuando fue elegida responsable de Educación del c0mité federal del PSOE tras el congreso nacional celebrado en Sevilla.  Por tanto, fue la primera persona a la que llamamos, pero por problemas de agenda, le resultó imposible que pudiéramos volver y fotografías y grabar sus estancias. Se lo agradecemos igualmente.

DOCU_IDEAL

También llamamos a las puertas del Arzobispado de Granada a través del viejo amigo Enrique Seijas. Aunque no aparece en el reportaje, hay que decir que el arzobispo aceptó encantado. El problema es que cuando nos llegó el consentimiento el reportaje ya se había realizado, montado, editado y maquetado en sus diferentes versiones. El enésimo problema de agenda, en este caso del arzobispo, demoró la decisión y finalmente no entró. Pero es el momento de decir que no puso ningún problema para ello.

DOCU_IDEAL

Finalmente, dos despachos mantuvieron sus puertas cerradas a cal y canto. Primero, a través de sus jefes de Prensa, a quienes respetamos y queremos, dicho sea de paso, nos informaron que “no podían”, “que la agenda estaba ocupada”. Replicamos que ellos, los cargos, no nos interesaban, sino que sus despachos. Y que por muy apretada que estuviera su agenda, estábamos dispuestos a esperar hasta las tres de la madrugada si era menester para hacer el reportaje.

Fue entonces cuando llegó al respuesta correcta. Desde la lección de Periodismo “Eso no le va a interesar a nadie”; hasta la autoprotección: “Este lugar es importante y hay cosas que no tienen que salir”.

Bueno, es una pena, porque se trataba de eso, de que no hay nada suficientemente importante en un despacho que no puedan conocer los ciudadanos de Granada. ¿Que quiénes eran? Pues los despachos de Caja Granada y de la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.

DOCU_IDEAL

DOCU_IDEAL

Siempre recordaré un chiste clásico muy british. Se trata de Mr. Jones, que pasea con su hijo Andrew por el muelle del puerto de Londres. Ahí, imponente, se encuentra amarrado el HMS Illustrious. Un marino guarda la pasarela de embarque desde el muelle al buque de guerra. Mr. Jones le dice, educadamente, que quiere visitar el buque. El marine, le niega el paso. Mr. Jones insiste de tal forma que el marine se ve obligado a avisar al cabo de guardia. El cabo de guardia vuelve a repetir a Mr. Jones que nones, que no se puede subir al buque de guerra. Pero Mr. Jones, flemático, insiste de tal forma y con tanta educación que el cabo de guardia se ve obligado a recurrir al superior inmediato en el escalafón militar.

Como se pueden imaginar, la respuesta de unos y otros siempre es la misma. Y Mr. Jones, impertérrito, ni se inmuta. Finalmente, el Primer Lord del Almirantazgo, que tomaba el té  con el capitán de la nave en esos instantes, decide plantarle cara a Mr. Jones. Se quita la servilleta, se limpia el mostacho, sale de la cámara, se acerca a la borda y pregunta, dirigiéndose a Mr. Jones y a su hijo:
-¿Y se puede saber quién es es Usted para querer visitar este buque de Su Majestad?
-Uno de sus dueños, contestó Mr. Jones, sin inmutarse.

Pues eso.

 

 

Los mejores debates televisados de la historia

Decían de España aquello de qué buen pueblo si tuviera buen señor al que servir.

Se dice de España, pasados los siglos, que no tiene una clase política a la altura de los ciudadanos y que la desafección existente es uno de los grandes problemas del país.

Además, estos problemas se traducen en abstención, en partidos con mayoría absoluta con tan solo un tercio de los votos (unos 10 millones el PP de Rajoy) y en una falta de respeto a los votantes ya que ni se dimite cuando uno se equivoca ni se debate cuando uno se presenta.

Digo esto porque siempre cito al estadounidense Jefferson, cuando se craneó aquello de “Los problemas de la Democracia se curan con más Democracia”. Y porque, llegado el momento de mejorar la calidad de la clase política, los candidatos se mantienen a la altura. O en su justa bajura.

Ahora le ha tocado el turno a los dos candidatos con más posibilidades para ser presidente de la Junta: Arenas y Griñán. Pues nada, que no ha habido manera. Que debatieron en Canal Sur pero que uno no fue y que tampoco lo vio en el coche y que luego irán a TVE porque bla bla bla zzzzzzzz!

Todos salimos perdiendo (En España solo hemos tenido cinco debates).

Los debates durante las campañas electorales han engrandecido siempre la Democracia. Los candidatos deberían debatir entre ellos siempre, en todo momento en cualquier ocasión y para cualquier cuestión. Sin apaños, sin pactos sin nada. A pecho y conscientes de que les estamos viendo.

Solo así crece la Democracia y por tanto el Buen Gobierno. Y solo así se puede afirmar que los problemas de los debates (entre candidatos) se solucionan con más debates (entre candidatos).

Solo así, en fin, se escribe la Historia y los políticos pasan de ser meros administradores con un par de tardes de dudosa gloria a ser estadistas que escriben la Historia y viven en ella.

Por ejemplo, probablemente, los tres mejores debates de la Historia y sus seis protagonistas:

24 de mayo de 1993
Felipe González -José María Aznar

24 de abril de 1988
F. Mitterrand-J. Chirac
Y la mítica respuesta: “En los ojos le contesto”

Y, por supuesto, el primer debate televisado de la Historia
26 de septiembre de 1960
Nixon-Kennedy