Etiqueta: Podemos

Perfil: Pilar Rivas, de Vamos Granada

Pilar Rivas Navarro, concejala de Vamos Granada, está en el ojo del huracán. Es la nueva portavoz del grupo municipal, aunque esta decisión está recurrida. La cuestión es que el conglomerado de Vamos Granada, Podemos y demás partidos está completamente sacudido. Así que Quico Chirino me pidió que hablara con la gente que rodea y conoce a Pilar para construir un perfil de quién esta concejala que está dando que hablar. Hablé con muchas personas, con concejales de Granada de todos los partidos y con muchos ex de Podemos. También con dirigentes de Podemos y Vamos Granada. No conseguí hablar con la ex portavoz de Vamos Granada, quien me remitió a que hablara con una persona cuando lo que yo creía conveniente era que ella me hablara de su compañera. Sé que todo lo difícil también era lo pertinente. Al final, una decena de testimonios y una fotaka de Fermín Rodríguez. El resultado, como siempre, lo juzgáis vosotros.

Pilar Rivas
UNA CIUDADANA INFILTRADA

Dicen que la concejala quiere ser la voz de todos y que luchará por no atesorar ningún protagonismo, «aunque nunca se rendirá»

Pilar Rivas Navarro parece que haya llegado siempre a todo antes de tiempo. Fue madre con veinte años y luego fue a la Universidad; adora los animales desde antes incluso que estuviera tan de moda su defensa y ha trabajado desde hace casi dos décadas en la primera línea del frente contra las penurias de esta sociedad: los servicios sociales. De aquí se construye la primera parte de su retrato: es una feminista batalladora, es una profunda defensora de los derechos de todos y tiene experiencia sobrada para saber que se puede mejorar –y mucho– la sociedad actual. Por eso, y pese a todo, quienes le conocen bien destacan que su aparente fragilidad encierra una luchadora incansable, una trabajadora inagotable y una convicción inalterable en sus principios, ideas y creencias.

La otra parte del retrato la completa su faceta como política, en una persona que nunca antes había participado ni en asociación, ni en sindicato, ni en campaña alguna. De hecho, su primer contacto con la política fue un telefonazo en el que se le ofreció participar en el proceso de primarias que terminó en la confección de la lista de ‘Vamos, Granada’ al Ayuntamiento de Granada. Pilar Rivas se presentaba con el número tres y salió elegida concejala. Durante estos dos años ha trabajado de cara, ha buscado dar voz a todos, a los barrios y a la periferia; a las conectados y, también, a los desheredados. Y ha huido de los protagonismos.

Quizá por eso, este mismo verano, cuando madrugaban esos rayos de sol tan potentes, aplicó a rajatabla sus convicciones y encendió un huracán en ese conglomerado de voces que forman Podemos, ‘Vamos, Granada’ y los demás partidos y movimientos que buscan alternativas al llamado bipartidismo. Con el apoyo del otro concejal de ‘Vamos, Granada’, Luis de Haro, se llevó la portavocía en detrimento de la número uno, la también concejala Marta Gutiérrez.

Y claro, le critican. Y mucho. Desde Podemos dicen que «se ha equivocado profundamente en lo que ha hecho. Desde el punto de vista político no ha entendido lo que pasó el 15M, lo que significa la nueva política y como se deben hacer las cosas en el ámbito local», explican. «A Granada le ha hecho mucho daño porque ha pecado de excesiva ambición». Podemos tiene recurrido su nombramiento como portavoz en el Ayuntamiento. La fuerza y la transparencia Pero a Pilar Rivas todo esto no le inmuta, porque lo ve todo de otra manera y con la fuerza de la mayoría, de la transparencia, del empoderamiento de la ciudadanía a través del reparto de los cargos en vez de su acumulación, que es lo que ella ha tratado de evitar.

Lo explica una de sus mejores amigas de la Universidad, los servicios sociales y la vida entera. «Empezamos a estudiar juntas Trabajo Social, y desde siempre es muy comprometida, trabajadora y muy responsable». Lo explica: «Se lo cree, toma su posicionamiento respecto a algo que le preocupa, se compromete y se pone a trabajar». Sobre su faceta como trabajadora social, «la he visto muy implicada con los usuarios, con el desarrollo de su trabajo».

«También es una persona que siente mucho las limitaciones que tiene el sistema público de servicios sociales». Aquí es donde aparece ese sesgo que le ha nacido con la política. Muchos trabajadores sociales entienden que el modelo está comprometido por las propias limitaciones del sistema, pero sobre todo por el modelo que aplique el político de turno que esté en cada momento al frente de los servicios sociales. Es decir, las prioridades que tenga el político en materia de servicios sociales.

Y, ya puestos, sus compañeras de los servicios sociales del Zaidín remarcan: «Es cierto que ahora que está en política la veo muy comprometida con que las cosas sean así». Y así es que «hay una tendencia en nuestra profesión donde los problemas que surgen en los servicios sociales no se soluciona con una ayuda puntual, con un comedor social, por ejemplo. Las cosas requieren una visión más de fondo y eso es lo que le gusta a Pilar, llegar hasta el fondo y empezar a trabajar desde ahí».

Sus compañeros en el pleno municipal hablan de ella maravillas, al menos los que se definen de izquierdas: «Sinceramente, es una de las personas más dialogantes que hay en el Ayuntamiento. Siempre pretende dialogar, pretende preguntar las cosas y sobre todo hay que reconocer que está muy cercana no solo a lo que es institucional y se dice sino a lo que se dice en la calle. Está pendiente de la ciudadanía. Estos años que yo le conozco está muy vinculada a trasladar los problemas sociales al Ayuntamiento. Todos los temas de Distrito Norte, sí; pero también todos los problemas de exclusión y emergencia social».

También se atreven a aventurar su nueva función: «Como portavoz va a despuntar de forma positiva. Tiene contacto directo y la gente le entiende porque es llana. Es normal que quizá tenga al principio cierto miedo escénico, pero le veo muy preparada, con un discurso muy bien hilvanado que le va a permitir estos años crecer y adoptar un buen papel en su nueva responsabilidad».

Una vez recorrido peldaño a peldaño su carrera vital y profesional, probablemente se entienda mejor que Pilar Navarro es «una ciudadana infiltrada». ‘Ciudadana’ porque entiende de derechos y conoce que hay deberes, ‘infiltrada’ porque toda su experiencia en las trincheras de la exclusión social y en el filo de la navaja de lo peor de la crisis económica le ha llevado a la política y, ahora, a la portavocía de ‘Vamos, Granada’. «El Trabajo Social y la Psicología son su equipaje y sus herramientas en este viaje hacia la construcción, desde la diversidad, de un proyecto político de futuro que suponga una verdadera alternativa».

 

Pilar Rivas Navarro, concejala de Vamos Granada, está en el ojo del huracán. Es la nueva portavoz del grupo municipal, aunque esta decisión está recurrida. La cuestión es que el conglomerado de Vamos Granada, Podemos y demás partidos está completamente sacudido. Así que Quico Chirino me pidió que hablara con la gente que rodea y conoce a Pilar para construir un perfil de quién esta concejala que está dando que hablar. Hablé con muchas personas, con concejales de Granada de todos los partidos y con muchos ex de Podemos. También con dirigentes de Podemos y Vamos Granada. No conseguí hablar con la ex portavoz de Vamos Granada, quien me remitió a que hablara con una persona cuando lo que yo creía conveniente era que ella me hablara de su compañera. Sé que todo lo difícil también era lo pertinente. Al final, una decena de testimonios y una fotaka de Fermín Rodríguez. El resultado, como siempre, lo juzgáis vosotros.
Pilar Rivas
UNA CIUDADANA INFILTRADA
Dicen que la concejala quiere ser la voz de todos y que luchará por no atesorar ningún protagonismo, «aunque nunca se rendirá»
 
Pilar Rivas Navarro parece que haya llegado siempre a todo antes de tiempo. Fue madre con veinte años y luego fue a la Universidad; adora los animales desde antes incluso que estuviera tan de moda su defensa y ha trabajado desde hace casi dos décadas en la primera línea del frente contra las penurias de esta sociedad: los servicios sociales. De aquí se construye la primera parte de su retrato: es una feminista batalladora, es una profunda defensora de los derechos de todos y tiene experiencia sobrada para saber que se puede mejorar –y mucho– la sociedad actual. Por eso, y pese a todo, quienes le conocen bien destacan que su aparente fragilidad encierra una luchadora incansable, una trabajadora inagotable y una convicción inalterable en sus principios, ideas y creencias.
 
La otra parte del retrato la completa su faceta como política, en una persona que nunca antes había participado ni en asociación, ni en sindicato, ni en campaña alguna. De hecho, su primer contacto con la política fue un telefonazo en el que se le ofreció participar en el proceso de primarias que terminó en la confección de la lista de ‘Vamos, Granada’ al Ayuntamiento de Granada. Pilar Rivas se presentaba con el número tres y salió elegida concejala. Durante estos dos años ha trabajado de cara, ha buscado dar voz a todos, a los barrios y a la periferia; a las conectados y, también, a los desheredados. Y ha huido de los protagonismos.
 
Quizá por eso, este mismo verano, cuando madrugaban esos rayos de sol tan potentes, aplicó a rajatabla sus convicciones y encendió un huracán en ese conglomerado de voces que forman Podemos, ‘Vamos, Granada’ y los demás partidos y movimientos que buscan alternativas al llamado bipartidismo. Con el apoyo del otro concejal de ‘Vamos, Granada’, Luis de Haro, se llevó la portavocía en detrimento de la número uno, la también concejala Marta Gutiérrez.
 
Y claro, le critican. Y mucho. Desde Podemos dicen que «se ha equivocado profundamente en lo que ha hecho. Desde el punto de vista político no ha entendido lo que pasó el 15M, lo que significa la nueva política y como se deben hacer las cosas en el ámbito local», explican. «A Granada le ha hecho mucho daño porque ha pecado de excesiva ambición». Podemos tiene recurrido su nombramiento como portavoz en el Ayuntamiento. La fuerza y la transparencia Pero a Pilar Rivas todo esto no le inmuta, porque lo ve todo de otra manera y con la fuerza de la mayoría, de la transparencia, del empoderamiento de la ciudadanía a través del reparto de los cargos en vez de su acumulación, que es lo que ella ha tratado de evitar.
 
Lo explica una de sus mejores amigas de la Universidad, los servicios sociales y la vida entera. «Empezamos a estudiar juntas Trabajo Social, y desde siempre es muy comprometida, trabajadora y muy responsable». Lo explica: «Se lo cree, toma su posicionamiento respecto a algo que le preocupa, se compromete y se pone a trabajar». Sobre su faceta como trabajadora social, «la he visto muy implicada con los usuarios, con el desarrollo de su trabajo».
 
«También es una persona que siente mucho las limitaciones que tiene el sistema público de servicios sociales». Aquí es donde aparece ese sesgo que le ha nacido con la política. Muchos trabajadores sociales entienden que el modelo está comprometido por las propias limitaciones del sistema, pero sobre todo por el modelo que aplique el político de turno que esté en cada momento al frente de los servicios sociales. Es decir, las prioridades que tenga el político en materia de servicios sociales.
 
Y, ya puestos, sus compañeras de los servicios sociales del Zaidín remarcan: «Es cierto que ahora que está en política la veo muy comprometida con que las cosas sean así». Y así es que «hay una tendencia en nuestra profesión donde los problemas que surgen en los servicios sociales no se soluciona con una ayuda puntual, con un comedor social, por ejemplo. Las cosas requieren una visión más de fondo y eso es lo que le gusta a Pilar, llegar hasta el fondo y empezar a trabajar desde ahí».
 
Sus compañeros en el pleno municipal hablan de ella maravillas, al menos los que se definen de izquierdas: «Sinceramente, es una de las personas más dialogantes que hay en el Ayuntamiento. Siempre pretende dialogar, pretende preguntar las cosas y sobre todo hay que reconocer que está muy cercana no solo a lo que es institucional y se dice sino a lo que se dice en la calle. Está pendiente de la ciudadanía. Estos años que yo le conozco está muy vinculada a trasladar los problemas sociales al Ayuntamiento. Todos los temas de Distrito Norte, sí; pero también todos los problemas de exclusión y emergencia social».
 
También se atreven a aventurar su nueva función: «Como portavoz va a despuntar de forma positiva. Tiene contacto directo y la gente le entiende porque es llana. Es normal que quizá tenga al principio cierto miedo escénico, pero le veo muy preparada, con un discurso muy bien hilvanado que le va a permitir estos años crecer y adoptar un buen papel en su nueva responsabilidad».
 
Una vez recorrido peldaño a peldaño su carrera vital y profesional, probablemente se entienda mejor que Pilar Navarro es «una ciudadana infiltrada». ‘Ciudadana’ porque entiende de derechos y conoce que hay deberes, ‘infiltrada’ porque toda su experiencia en las trincheras de la exclusión social y en el filo de la navaja de lo peor de la crisis económica le ha llevado a la política y, ahora, a la portavocía de ‘Vamos, Granada’. «El Trabajo Social y la Psicología son su equipaje y sus herramientas en este viaje hacia la construcción, desde la diversidad, de un proyecto político de futuro que suponga una verdadera alternativa».

‘Un traductor del Parlamento’ Jesús de Manuel. Parlamentario andaluz de Podemos por Granada

008GRA20160213

No me gustan las entrevistas pero a cambio adoro los perfiles periodísticos. Tuve que hacer de forma desordenada y a toda prisa el de José Luis Serrano, parlamentario andaluz fallecido hace apenas dos semanas. Tenía un cáncer galopante.

La vida sigue. Y Jesús de Manuel, otro profesor de la Universidad de Granada, siguiente en la lista de Podemos por la provincia de Granada, le sustituyó y este jueves pasado prometió su cargo en Sevilla, sede del Parlamento de Andalucía.

Había que presentarlo a los lectores de Ideal y me encargaron confeccionar su perfil. Tuve más tiempo. Gracias a Susana Sarrión, la responsable de comunicación, pude contactar con Carmen Lizarraga, el propio Jesús de Manuel o Alberto Matarán. Hablé con su hermano Luis y con su directora de tesis, también profesora en su Facultad de Traducción e Interpretación.

He podido así construir su perfil desde el punto de vista familiar gracias a los recuerdos y el testimonio de su hermano. Anne Martin me contó con meticulosidad las innovaciones que en materia de enseñanza en el campo de la Traducción e Interpretación viene realizando Jesús de Manuel. No lo puse por la siempre presente falta de espacio en el periódico. Pero aquí me cabe.

Jesús de Manuel se ha ido durante todos estos años con el micro y la grabadora en la mano registrando todo tipo de discursos en foros de los llamados sociales o alternativos, para tener una base de datos con discursos en idiomas como francés, inglés o portugués que no fueran solo ‘discursos de poder’. Es decir, de políticos de ministerios o gobiernos. Ha ampliado así con su trabajo esta base de datos de discursos con personajes sociales, líderes de todo tipo de movimientos alternativos y oenegés de forma que lo que el alumno de la esta facultad de la UGR aprende a traducir no es solo el discurso del poder establecido sino las voces también de otros discursos, sociales en su mayoría, tan necesarios para la construcción de la realidad y, en su caso, la propia transformación de esta realidad desde un punto de vista (más) social.

Matarán me explicó su llegada a Podemos desde el mismo momeento de su fundación y me dejó claro que lo que busca es llevar al Parlamento toda su vida de activismo social. Carmen Lizarraga, lucida como siempre, me contó lo que llevé al subtítulo, “cambiar el yo por el nosotros”.

Y con todo esto y dado su oficio de interpretar y traducir, me pareció adecuado titular que Jesús de Manuel llegaba a Sevilla para ser ‘Un traductor del Parlamento’, no esta vez por el tema del idioma, pero sí porque lleva el lenguaje de la calle para que lo entienda sus señorías.

Espero que os guste tanto leerlo como a mí haberlo escrito
Gracias a todos

————————————-

Un traductor del Parlamento

El profesor dela Facultad de Traductores lleva a la Cámara andaluza toda una vida de lucha social con el acento en la gente, en el «nosotros»

Jesús de Manuel es parlamentario desde hace 72 horas. Sustituye al fallecido José Luis Serrano en la Cámara andaluza al ser el siguiente en la lista de Podemos por Granada. Tremenda la situación. Gigante el reto. Jesús de Manuel también es activista social desde que entró a estudiar en la Universidad de Granada, donde su directora de tesis le recuerda como «un líder estudiantil» que era «tremendamente inteligente». Profesor en la Facultad de Traducción e Interpretación, continuó su lucha para transformar la realidad social desde la Universidad, fundó la ONG Ecos para ofrecer servicios de traducción e interpretación  a personas y colectivos excluidos del mercado de esos servicios, ha participado en el movimiento vecinal granadino y creó el ‘círculo’ del Albaicín de Podemos.

El Albaicín es el barrio de su corazón, donde vive desde hace dos décadas. También entra en su pecho el Granada C.F., del que es abonado. Cuentan que su privilegiada memoria le permite recordar alineaciones, partidos y los nombres de los jugadores de tal o cual jugada o tal y cual gol, aunque hayan pasado veinte años.Ysufre como el que más cuando el equipo no levanta cabeza.

Ama la música, donde ha tocado la batería en su propia banda, bautizada ‘Kuatro Kuartos’, «aunque no dieron ni tres conciertos pero sí grabaron una maqueta con coros del Pitos, el vocalista de 091». También le pega a la comunicación y ha mantenido en el aire un programa radiofónica titulado ‘Con los pies en el barro’.

Toda esta avalancha de trabajo y compromiso se puede resumir, sin embargo, en un par de frases que describen a la persona y al personaje. La primera sale de Carmen Lizarraga, su compañera de Podemos en el Parlamento andaluz, también diputada por Granada: «Su meta es cambiar la iniciativa individual por las colectivas. Él siempre ha estado en el nosotros». La segunda es un consenso entre todos los que le conocen:«Él lleva toda su vida, desde que era estudiante, trabajando con los movimientos sociales para cambiar la realidad. Yél quiere llevar toda su experiencia en este campo al Parlamento de Andalucía». Y,además, «sin perder de vista a las personas».

Es como si tras el distanciamiento ocurrido en los últimos tiempos entre la ciudadanía y sus gobernantes, Jesús de Manuel llegara a Sevilla para acercar la Cámara a la gente, con la que lleva trabajando desde la base y desde siempre. Ser el traductor del Parlamento al idioma de la calle.

Recuerdos de la EGB

Granadino de corazón albaicinero, se crió en el barrio de Fígares y compartía habitación con su hermano Luis. Juntos hicieron la EGB en el Juan XXIII de La Chana y luego el BUPy el COU en el Padre Manjón. «Lo recuerdo de la época en que vivíamos de niños en casa de mis padres como una persona muy centrada en sus aficiones y sus estudios», comenta su hermano Luis, y aparece de nuevo un dato que ya ha avanzado su directora de tesis doctoral:«Es la persona más inteligente que conozco, y no es porque sea mi hermano. Tenía y tiene esa capacidad para prestarse a muchas cosas». Pone un ejemplo doméstico:«Recuerdo estar en familia en el salón, con la conversación familiar, y él leía el periódico, veía la tele, no se perdía detalle de ninguna de las tres secuencias. Y lo sacaba todo adelante, como con el estudio y el trabajo».

Del instituto a la UGR, entró como alumno, se puso a liderar el movimiento estudiantil, se doctoró y es profesor asociado. Sus especialidades son traductor de francés, portugués e inglés e intérprete de las dos primeras. «Estamos todos muy emocionados en la Facultad con su entrada en el Parlamento», expresa su directora de tesis, Anne Martin. «Cuando yo empecé en los ochenta él era líder estudiantil, siempre ha tenido un perfil reivindicativo en los movimientos sociales, así que no es algo nuevo que ahora entre en el Parlamento de la mano de Podemos»

Le define como «superinteligente, muy tranquilo, todo lo analiza. Pero no solo políticamente, sino académicamente. Hizo una tesis brillante y muy original. Fue un privilegio dirigirle la tesis. Trata de la formación del intérprete, y le dio un perfil ideológico, donde defiende que tu compromiso ideológico está presente en todo lo que haces, y además de forma muy seria».

«Mundialización neoliberal»

Este compromiso y su conocimiento también entrarán con él en el Parlamento andaluz. Ycomo muestra un botón, sirva este párrafo que se puede leer en la página en Internet de la ONG que fundó, Ecos:«Mientras la mundialización neoliberal y el estado de guerra permanente superan cada vez más las fronteras lingüísticas, culturales y nacionales, existen colectivos menos dominantes (ONG, movimientos sociales y activistas individuales) que comienzan a aprovechar la creciente transnacionalidad de los ámbitos de acción, con el fin de desafiar las ideologías dominantes que perpetúan la injusticia en el mundo. En esta situación compleja e inestable, la participación e intervención de traductores e intérpretes por ambos lados de esta brecha de poder entre dominio y resistencia están en el centro de la preocupación por una sociología y una ética de la traducción e interpretación».

Alberto Matarán, compañero en Podemos, se ríe cuando le leo el párrafo y recuerda que «él está en Podemos desde la fundación. Entramos mucha gente de la asamblea de la UGR contra los recortes, y cuando nace Podemos, decidimos un grupo grande de profesores dar el paso». Y desde entonces en Granada hasta ahora en Sevilla, termina este retrato Carmen Lizarraga:«Es una persona comprometida con su trabajo, con el presente, con su voluntariado, con dar alternativas a los problemas sociales».

 

José Luis Serrano: Padre, Hijo, Mortal

CARMEN LIZARRAGA Y JOSE LUIS SERRANO, NUEVOS PARLAMENTARIOS POR PODEMOS EN GRANADA FOTO: ALFREDO AGUILAR

Víctor me alertó que José Luis Serrano se encontraba en estado crítico. Esther me confirmó el dolor. Quico me encargó un perfil periodístico de José Luis Serrano, ya que su fallecimiento era cuestión de horas. Finalmente, falleció la madrugada de este viernes: “Buenos días, me escribió Susana a las siete de la mañana. Hace unas horas que inició el viaje a la Medina Elvira de sus sueños”. 

Tienes entre manos el resultado. Estudiamos Periodismo porque pensábamos que podríamos conocer gente interesante, vital, mágica. Somos periodistas porque las hemos conocido: “Sólo les pido a mis nuevos dioses que protejan a mis hijos y que dejen a mis ojos leer hasta entrada la noche”. Gracias, José Luis Serrano

Padre, Hijo, Mortal

Granadino hasta la médula, ni el cáncer que lo ha fulminado ha logrado hacer mella en su palabra, gesto o compromiso, que permanece intacto

Ha sido todo lo que es: Padre, Hijo, Mortal. Y ha estado de todo lo que ha querido, sabido y podido: Alumno, Escritor, Investigador, Lector, Catedrático y Parlamentario. Para los que deja sumidos en una tonelada de tristeza, también ha estado de maestro. Ser y estar. José Luis Serrano, fallecido en Granada por sorpresa de un cáncer fulminante, parece que dividía la vida y el cosmos con la diferencia entre el ser y el estar: «Algo que mis estudiantes de español en Alemania no alcanzaban a comprender». Lo resumía así, en nuestro primer encuentro, recién elegido diputado andaluz por Granada: «Se es padre, hijo y mortal. Para lo demás, se está».

¿Por qué era tan importante esta disquisición para José Luis Serrano? «Porque yo no soy político pero sí estoy en la política», respondía. Es lo que tenía meterse a entrevistar a un diputado que vivía de su cátedra, que acababa hablando de la atribución del significante que postula Ernesto Laclau, teórico político argentino frecuentemente llamado postmarxista, una de las fuentes teóricas de Podemos; y se terminaba pasando por Gramsci no sin antes recordar que «lo que no se nombra no existe», que definió Wittgenstein.

Y con todo este bagaje cultural, llegaba en el llamado ‘año del cambio’ a Sevilla como portavoz del grupo parlamentario de Podemos. Cuentan que ha protagonizado durante estos meses enfrentamientos dialécticos con la presidenta Susana Díaz, pero no es verdad. Porque el caso es que uno de los dos hablaba y el otro aprendía. Decidan ustedes quién es cuál.

En una ocasión, memorable, decidió suspender a los grupos parlamentarios del Partido Popular y Ciudadanos durante el debate sobre la proposición no de ley denominada ‘En defensa del Estado de Derecho y la cohesión de España’. Les acusó directamente de confundir los conceptos ‘Democracia’ y ‘Estado de Derecho’ y terminó explicando que la propuesta que pretendían aprobar en sede parlamentaria aplicaba «la teoría franquista del Estado de Derecho, un concepto sucedáneo que pretendía limitarlo al gobierno del orden… Pero estamos en el año 2015 y estamos defendiendo la Constitución de 1978 ¿y recurren al franquismo más antiguo?».

-«Suspenso», les dijo a todos ellos desde la tribuna.

Luego, continuó sus ocho minutos de intervención destripando, científicamente, los errores de esta proposición y la argumentación en tres puntos de la negativa de Podemos a aprobarla: “Por lo que dice y dice mal. Por lo que no dice y debería de decir. Y porque simplemente va contra los intereses de Andalucía”: Un lujo de orador.

Como la explosión de una bomba intelectual tras la cual queda poco que argumentar, José Luis Serrano terminó su intervención: “Lo que no vamos a consentir es ir a un federalismo asimétrico. Tenemos ya una Constitución con menciones especiales a los regímenes fiscales de País Vasco y Navarra, y ahora se va a hacer una mención especial a Cataluña. Y los demás, todos juntos. La Rioja, Murcia y Andalucía, con todos mis respetos. Pero esto no está en el patrimonio constitucional andaluz y es inadmisible. Sería un golpe de estado y frente al golpe de estado nos van a encontrar”.

MARCA GRANADA

Granadino hasta la médula, ni el cáncer que lo ha fulminado ha logrado hacer mella en su palabra, gesto o compromiso, que permanece intacto. José Luis Serrano era Marca Granada, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Granada, escritor, en su biografía en la red social Twitter se autodefine como «diputado por Granada al Parlamento de Andalucía. Escritor, profesor y a la inversa», donde todo su potencia intelectual se mostraba con esplendor. Esta biografía tuitera va acompañada de una foto, y en ella aparece junto a la Torre de la Vela de su querida Alhambra. Y ahí es donde la investigación, el estudio, la reflexión, la lectura, el debate, aparecía de la mano de Granada y su Andalucía.

Lisérgico en su discurso en campaña con frases literarias emotivas, apelativas, arengas directas a la conciencia: “Los siete cielos de la Alhambra no se toman por consenso, se toman dándole el poder a la ciudadanía”. No era más que el principio de una persona que a la hora de retratar es mejor hacerla con sus propias palabras: “Y lo vamos a hacer, pero que no se asusten, que esta vez no traemos la guillotina, que nos pondremos delante del que intente quemar una iglesia, sabemos mucha historia, y se van a hartar de votar”.

Sus intervenciones son la savia y sangre del discurso actual de Podemos en todo el país. Si se lee o escucha las intervenciones de José Luis Serrano, se entiende mejor su propósito: “Tenemos que explicarle bien a nuestros compañeros de buena fe que no se trata de ocupar la izquierda del tablero, para hacer el gran partido de la izquierda. Se trata de ganar. Esta vez no se trata de cambiar a un alcalde de derechas por uno de izquierdas”. Y continúa José Luis Serrano: Se trata de empoderar a la ciudadanía para que asalte los siete cielos y para que nuestros hijos no nazcan vasallos, sino libres e iguales. Aunque para eso tengamos que derrotar antes a un alcalde, y a los tribunos de su leal oposición”. “No es fácil. Pero nosotros sabemos leer la Alhambra… somos el pueblo de Granada. Y claro que podemos”.

LOS NUEVOS DIOSES

Sólo dividió la actividad vital en ser y estar, y también, los días. Para lo demás era más bien de sumar. Y quizá de despedirse, tras haber luchado «como un toro», recuerda, ayer, una de sus colaboradoras. Deja así escrito, hace apenas tres meses, unas letras que duelen, que vibran, que dejan un tenue aroma de esperanza, que te van a hacer llorar: «Hay días bonitos y hay días en los que no leo, es decir, terribles».

Suena todo a testamento: “Ahora miro el espejo y ya sé cual es el antepasado que acecha, el anciano que espera. Estoy cansado (…) Me rindo. Vislumbro con la edad los límites infranqueables, lo que ya nunca haré. Me sé perdido en nimiedades gramaticales y académicas, me sé ajeno a lo que de verdad ocurre. Pero me ha parecido oír el gran rumor de la epopeya andaluza y sólo quiero seguirlo”.

“Es por eso por lo que a mis nuevos dioses, cuyo nombre también ignoro, ya sólo les pido que protejan a mis hijos y que dejen a mis ojos leer hasta entrada la noche”.

Perfil JLSerrano IDeal ok

CRÉDITOS
La fotgrafía, de Alfredo Aguilar. Gracias

¿Quiénes son los diputados andaluces por Granada de Podemos y Ciudadanos?

Las nuevas caras en el Parlamento andaluz que envía Granada son cultos, académicos e indignados con el bipartidismo y prometen llevar ‘intranquilidad’ a los diputados y plantar cara a la corrupción.

Las nuevas caras que Granada envía tras las elecciones del 22-M al Parlamento de Andalucía son profesores y tienen unos currículos sabrosones. Uno es escritor y está de catedrático de Teoría del Derecho en la UGR. Otro es licenciado en Teología y Filosofía, y una más es doctora en Económicas y Empresariales. Se llaman José Luis Serrano, José Antonio Funes y Carmen Lizarraga. El primero y la última son de Podemos. El del medio es de Ciudadanos.

A1-42316798.jpg

La idea es reunir en un encuentro a los nuevos diputados por Granada –también debuta Olga Manzano (PSOE), aunque no en política–. Si bien es cierto que la provincia envía trece, ocho de ellos repiten y una novena era consejera, aunque no diputada. Ciudadanos no pone inconveniente alguno pero Podemos se niega. No quieren salir juntos en la foto.

Al final resulta que no es más que un curioso malentendido que reconoce el propio José Luis Serrano. «Pensaba que era un mano a mano entre Podemos y Ciudadanos. No me podía creer que los de PP, PSOEe IU repitan. Eso es la casta. Si nos pasa a los de Podemos, pido por favor que nos echen».

José Luis Serrano
Diputado de Podemos
“Entro en política porque la crisis es una estafa y porque con Podemos hay una oportunidad de ganar”

Empieza rumboso José Luis Serrano, una persona que parece dividir la vida y el cosmos con la diferencia entre el ser y el estar: «Algo que mis estudiantes de español en Alemania no alcanzaban a comprender». Lo resume:«Se es padre, hijo y mortal. Para lo demás, se está».

¿Por qué es importante? «Porque yo no soy político pero sí estoy en la política». Es lo que tiene meterse a entrevistar a un diputado que vive de su cátedra, que acaba hablando de la atribución del significante que postula Ernesto Laclau, teórico político argentino frecuentemente llamado postmarxista, una de las fuentes teóricas de Podemos;y se termina pasando por Gramsci no sin antes recordar que «lo que no se nombra no existe», que definió Wittgenstein. Se supone que es parte del cambio este sólido músculo académico. Aver. Por ejemplo.

–¿A qué dedica el tiempo libre?
–Es difícil de explicar. Mi tiempo libre lo dedico a estudiar. Pero el tiempo que dedico a mi familia no es tiempo libre. Un día libre es un día que me puedo dar una mano de estudiar.

De aquí ilustra que hay dos tipos de días, «los largos y lo anchos, donde uno largo es uno de esos que no acaba nunca. Pero uno ancho es aquel en el que tienes tiempo y lo disfrutas».

A1-42316801.jpg

Entre medias, José Luis Serrano recuerda que recala en Podemos «cuando me doy cuenta de que la crisis es una estafa y que han llegado demasiado lejos. Y que Podemos ofrece la oportunidad de ganar. Así de claro y de simple». Respecto al Parlamento, que se vayan preparando:«Para un demócrata el Parlamento es sagrado y lo primero que espero es que siga existiendo siempre. Pero de este Parlamento y de estas mayorías parlamentarias lo único que espero es obligarlas… lo único que buscamos es intranquilizarlos. Sí. Intranquilizarlos es la palabra».

Carmen Lizarraga
Diputada de Podemos
“Podemos ha sedimentado las posiciones políticas que teníamos muchos y que no veíamos en otros partidos”

Se despide así el número uno de Podemos por Granada y aparece la número dos. Se llama Carmen Lizarraga y esconde su edad. Es lo único. Lo demás lo pone al servicio de su hijo, de la Universidad y de Podemos. Su experiencia profesional combina la enseñanza, la gestión universitaria y la investigación, así que hay que preguntarle si lejos de la teoría bajó alguna vez a la calle a ponerla en práctica.

Responde sin pestañear que «siempre he estado en la Universidad. Terminé la titulación y empecé a dar clases. Ni consultorías ni nada de eso. Pero todo el trabajo de gestión es aplicado. Por ejemplo, la dirección de proyectos de cooperación al desarrollo, donde estuve en Ecuador, Perú y Marruecos». En su tiempo libre lee y disfruta mucho de sus amigas. «Y hago deporte. Pilates y yoga, pero mi monitor me va a matar porque no voy a yoga últimamente».

Lizarraga entró en política pública –«porque todo en la vida es política, desde una asociación de vecinos a ser profesora y formar la conciencia crítica de los estudiantes», matiza– por dos razones:«No me convencía ningún partido y porque tengo un hijo».

El retoño ahora le ha crecido y ya tiene 16 añazos, «y se ha hecho muy independiente. De hecho, tengo mucho que agradecerle, tiene autonomía y me ha apoyado». Por supuesto, también apareció un partido que le convencía: «Podemos, con todo el fenómeno previo de indignación, ha sedimentado las posiciones políticas que teníamos muchos y que no veíamos en otros partidos políticos».

–¿Qué esperan del Parlamento?
–Me espero una institución anquilosada. Yespero que llevemos la voz de la gente que no tiene voz en el Parlamento. Poner en marcha nuestras prioridades de emergencia social y en contra de la corrupción. Llevar incomodidad al Parlamento.

A1-42316772.jpg

José Antonio Funes
Diputado de Ciudadanos
“Mi vocación política me viene por mi conciencia social desarrollada en el seminario y el sindicato”

Queda la tercera cara nueva. Es de Ciudadanos y es un cincuentón amable y afable, tranquilo y cauto. José Antonio Funes cierra el paraguas porque ayer llovía que se mataba y se sienta tan campante. Este cincuentón tiene un hijo de siete años «y espero otro para mayo, para las municipales», explica risueño.

Las maneras y sus estudios universitarios le delatan. Uno no se licencia en Teología porque sí. Y, en efecto: «Abandoné el seminario un mes antes de ordenarme sacerdote. No me veía después de toda la vida estudiando para cura. No era feliz. Fue una decisión durísima». Estudió Filosofía y es desde hace un par de décadas profesor en el colegio concertado Inmaculada Niña.

Ahora, con su acta de diputado andaluz bajo el brazo, dejará el Camino Bajo de Huétor y se plantará en el Palacio de las Cinco Llagas, sede del Parlamento, «para hacer políticas con mayúsculas. Me gustaría eliminar estructuras corruptas. Que se hicieran políticas que realmente hicieran posible mejorar la vida de los ciudadanos. Hay mucha potencialidad pero está muy viciada».

–¿Cómo llega a la política?
–Porque al margen de mi vida profesional, que es la docencia, llevo 16 años coordinando un sindicato sui generis de la enseñanza concertada, la Plataforma por la Homologación, y esa vena social la he tenido siempre, al igual que cuando estaba en el seminario.
El tiempo libre lo dedica a hacer deporte y a leer ensayo y novela histórica. «Yme encanta escribir. Publico en prensa de vez en cuando. Tengo la espinita de no haber sido periodista».

CRÉDITOS
-Las fotografías son de Alfredo Aguilar