Etiqueta: Sociales.

Servicios sociales del Albaicín: Nueve meses de retraso

Ave Maria02

Un cartelón anuncia desde la semana pasada la actuación municipal en la antigua escuela de Magisterio del Ave María, situada en la carretera de Murcia. Se trata de la adecuación del lugar para que albergue el centro de servicios sociales de todo el distrito del Albaicín. Hay dos datos largamente esperados.

Por un lado, se consigna el presupuesto, ya anunciado, de 39.682 euros. También se informa del plazo de las obras, que se prolongará un mes.

Desde la verja por la que se accederá al lugar se ve que ya ha empezado el aprovisionamiento de materiales. En efecto, hay tres grandes palés de ladrillos, que anuncian un comienzo inmediato de la intervención, que acumula un retraso de nueve meses, como han venido denunciando sistemáticamente los concejales de la oposición, Paco Puentedura por parte de Izquierda Unida (IU) y Jemi Sánchez, por el Partido
Socialista.

Hay que recordar que fue en abril cuando la junta de gobierno local aprobó la consignación presupuestaria. Y que hay que retrotraerse hasta enero, mes elegido por los concejales del equipo de gobierno Juan García Montero y Fernando Egea para anunciar el traslado de estos servicios sociales desde su ubicación actual en el callejón del Gallo hasta la carretera de Murcia.

El traslado es obligado. Un demoledor informe de la Junta enumeró en cinco folios todos los incumplimientos del Gallo. Por otro, los usuarios y trabajadores no han dejado de que- jarse nunca. Las obras que hay que realizar en uno de los edificios de la escuela de Magisterio del Ave María consisten en la construcción de un segundo aseo, habilitar una rampa de acceso al edificio y en mover los tabiques que se separan las distintas estancias para que sean inde-pendientes, así como para ensanchar las puertas, para adaptarlas a las normas de accesibilidad.

EL AYUNTAMIENTO YA HA SOLICITADO EL PERMISO A LA JUNTA PARA EL TRASLADO

La delegación de la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Andalucía ha recibido este mismo mes de noviembre la solicitud para el traslado. Es esta administración autonómica quien tiene la competencia para autorizar la apertura de los centros de servicios sociales y comprobar que se ajustan a la legalidad vigente.

Al igual que en todas las fases de este enrevesado asunto, el grupo municipal socialista no ha dudado en criticar al equipo de gobierno por la falta de transparencia, los cambios y los retrasos que han significado tanto la salida de los servicios sociales desde su ubicación original en la plaza Aliatar, para pasar al callejón del Gallo y, finalmente, llegar hasta la carretera de Murcia.

De hecho, fue en el pleno de mayo, hace ya seis meses, cuando elevaron una moción en la que se exigía «que termine la opacidad en los servicios sociales del Albaicín», explicó la edil Jemi Sánchez. Querían conocer que el centro dispone ya del permiso. Siguen pidiendo la información.

Albaicín: El ‘pollo’ de los servicios sociales del Gallo

El Pollo01

La ubicación de los servicios sociales en el Albaicín es un ‘pollo’, un escándalo armado por la decisión del gobierno municipal de trasladar en su día esta necesaria oferta desde su ubicación original en la plaza Aliatar al callejón del Gallo, en San Miguel Bajo.

Es el ‘pollo’ de los servicios sociales del Gallo, que ha sido criticado por toda la oposición municipal, por los trabajadores sociales del lugar y por los propios vecinos, que como se oye por el viejo barrio del Albaicín, «estamos pagando los ‘patos rotos’».

No falta la retranca, pero el caso es que sí falta, según denunció ayer Higinio Almagro, delegado en Granada de la Consejería de Salud, Igualdad y Bienestar Social, «el necesario permiso que tiene que otorgar la Junta de Andalucía a las nuevas instalaciones en el Ave María, y que a día de hoy, el Ayuntamiento de Granada no ha solicitado».

Ave maria  02

Tampoco han empezado las obras de esta nueva sede en el Ave María, pese a que fue anunciada en enero por los concejales Juan García Montero y Fernando Egea. Ysí sobran más de cinco hojas firmadas por la Junta de Andalucía en las que se retratan una a una las deficiencias existentes en el centro de servicios sociales del callejón del Gallo, que todavía permanece abierto, pese a la manifiesta ilegalidad en la que se circunscribe.

EL ULTIMÁTUM DE LA JUNTA

Higinio Almagro trasladó ayer su «enorme preocupación» respecto a la reubicación de los servicios sociales del Gallo en el Ave María, ya que «los perjudicados son los vecinos del barrio».

Explicó que «la Junta no va a hacer ningún movimiento que ponga en riesgo la atención de esos servicios sociales». También reconoció que «es cierto que el centro actual del Gallo no cumple los requisitos y así se lo hemos trasladado por escrito al Ayuntamiento», y por ello «estamos esperando, porque si cerramos el Gallo por sus incumplimientos no existirían servicios sociales en el Albaicín y no lo entenderían los ciudadanos».

Añadió que «tenemos que garantizar que se sigan respetando».
Dicho esto, lamentó que «si una vez finalizadas las obras en el Ave María, que es lo que esperamos, esta obra no cumpliera con normativa de los servicios sociales, sería un culebrón sin sentido».

Por eso se acogió a un ultimátum y expresó que «se le ha dado todos los plazos al gobierno municipal, ampliados al máximo y pensando en el interés de los ciudadanos, para que no se vieran perjudicados». Y terminó:«Le insto al Ayuntamiento, que ya va tarde, a que dé los pasos correctos».

LA VERSIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

En una comparecencia ante los medios, el portavoz municipal socialista, Paco Cuenca, expresó sobre este mismo tema que «cuando más se necesitan los servicios sociales, el gobierno local utiliza a los vecinos como rehenes y convierte el Albaicín en un espacio de contienda».

E insistió:«No sé si es falta de coherencia, pero utilizan a los vecinos del Albaicín como rehenes».

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO MUNICIPAL
El concejal de Asuntos Sociales del gobierno local Fernando Egea ha justificado a este periódico que el retraso se debe a «papeles, papeles y más papeles».

Servicios Sociales: Las cinco estaciones del Albaicín

Ave maria01

El Albaicín recibió la noticia del cambio de sede en invierno, se anunció para primavera, en verano no se han empezado las obras y está previsto que, al fin, se estrene en otoño. Son las cuatro estaciones de los Servicios Sociales del  Albaicín. Falta la quinta y última estación, que parece ser la de penitencia de los usuarios del Albaicín.

El barrio del Albaicín recibió la noticia del traslado de los servicios sociales del callejón de El Gallo en invierno, un 29 de enero del presente año. Fue en la junta de distrito celebrada en Haza Grande donde el ‘alcalde del Albaicín’, Juan García Montero, y el concejal de Servicios Sociales, Fernando Egea, anunciaron que en primavera la mudanza estaría terminada y se ubicaría en uno de los edificios de la antigua escuela de Magisterio del Ave María, en la carretera de Murcia. Informaron entonces que «probablemente estaría en Semana Santa».

Era entonces invierno. Pasó la primavera, ha llegado el verano y se ha anunciado que no estará realizado el traslado hasta otoño. Estas cuatro estaciones sin Vivaldi no hacen sino enredar lo que fue presentado y entendido como un éxito, y que ha abierto la puerta a toda una batería de críticas de la oposición, tanto del grupo socialista como del de Izquierda Unida.

LAS CAUSAS DE UN RETRASO

¿Cómo es posible acumular en siete meses cinco de retraso? Según informó el concejal Fernando Egea y ratificó la de Urbanismo, Isabel Nieto, los casi 40.000 euros consignados «se emplearán en construir un segundo aseo, una rampa de acceso al edificio y en mover los tabiques que separan las distintas estancias para que sean independientes, así como ensanchar las puertas para adaptarlas a las normas de accesibilidad.

El plazo de ejecución de estas obras es de un mes». Las declaraciones son del mes de mayo y está claro que nunca pisaron el lugar elegido como nueva sede de los servicios sociales y que la reforma tampoco estaba concebida.

Resulta que se trata de un edificio anexo a la antigua escuela de Magisterio, que dispone de entrada propia desde la carretera de Murcia. Según informan desde las propias Escuelas del Ave María, «en este edificio se iba a ubicar la dirección del Patronato del Ave María, por lo que se rehabilitó completamente en noviembre de 2013». En efecto, la rehabilitación está terminada.

Hay tarimas de madera, huele casi todavía a pintura y, en efecto, todavía no se han realizado las obras que mencionaron tanto Fernando Egea como Isabel Nieto.

LA VERSIÓN DEL GOBIERNO MUNICIPAL

El propio Fernando Egea reconoce que «solo falta una rampa y un cuarto de baño». La oposición critica que faltan, también, todos los permisos, la firma del contrato de arrendamiento y, como ya denunció en el pleno municipal celebrado en el mes de mayo, «transparencia y claridad en las decisiones», aprecia la edil socialista Jemi Sánchez.

En efecto, hace dos meses, la propia delegación de Salud y Servicios Sociales de la Junta en Granada, que dirige Higinio Almagro, aseguró que «No nos consta la solicitud del permiso correspondiente en ninguna parte» y el concejal Fernando Egea respondió que «todo está en marcha».

La pasada semana, se le volvió a requerir información sobre el estado de la solicitud de los permisos para poder comenzar las obras y Fernando Egea respondió que «el retraso se debe a trámites y más trámites administrativos, aunque ya están vencidos todos».

La cuestión ahora es que las instalaciones del Ave María cierran en verano «y no abrimos ya hasta septiembre·, confirmaban ayer. Esto implica que si en septiembre se consiguen los permisos se empezaría a trabajar con las obligadas adaptaciones en octubre para terminarlas el mes siguiente:noviembre. Es decir, otoño.

LAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La concejala Jemi Sánchez recuerda que «en el grupo municipal socialista llevamos tres años y medio pidiendo explicaciones con preguntas, mociones y denuncias públicas, que en ningún caso han sido atendidas por parte del concejal».

Añade que «esta solución a medias que plantea Fernando Egea con el Ave María, además de costar dinero a los granadinos, tampoco cumple con los espacios mínimos exigidos para un centro de estas características».

 

 

Tres en uno: La enrevesada historia del Centro de Servicios Sociales del Albaicín

ALbaicin01

La historia del Centro de Servicios Sociales del Albaicín es tan enrevesada como solo lo son sus recónditos callejones, sus esquinas de plata y Alhambra, sus cuestas empinadas con historias de siglos entre sus escalones.

Todo empieza con el traslado de los Servicios Sociales desde su lugar habitual, la plaza Aliatar, al Callejón del Gallo.

Albaicin02

Entonces protestó todo el mundo. El PSOE, Izquierda Unida, los usarios y los propios profesionales. Las obras de adaptación de este centro costaron muchísimo dinero (nos ahorraremos las cifras por hoy) y fue la Junta de Andalucía quien con un informe demoledor confirmó que al centro le faltaban prácticamente casi todos los requisitos para funcionar como tal.

albaicin03

Fue en enero de este año cuando el equipo de gobierno informó que se mudaban a las Escuelas del Ave María, ya que la Junta, quien tiene la competencia, suspendió en su informe al centro de El Gallo.

El mes de abril se han adjudicado las obras y en un plazo de dos meses se supone que tiene que estar adaptado para pasar de ser una antigua escuela de Magisterio a ser un centro de servicios sociales legalmente adaptado.

ALbaicin04

Pues resulta que tampoco. La Junta de Andalucía y el grupo municipal socialista han informado que el nuevo edificio no tiene el permiso porque no se ha solicitado.

albaicin05

Es decir. El Albaicín cuenta con tres sedes en tres años del centro de servicios sociales. El de Aliatar es el que todos quieren y es del que se fueron en primer lugar. El segundo, El Gallo, que sigue activo como puede, es completamente ilegal al tener encima un informe contrario de la Junta con cinco folios completos de deficiencias.

MÁS INFORMACIÓN
La cantada de El Gallo (29 de enero de 2014)

Y el tercero, el que se supone que tenía que estar ya abierto y que tiene las obras concedidas desde abril, no cuenta a día de hoy de los permisos por los que se abandona El Gallo.

Este tres en uno va para línea.

 

 

 

Albaicín: Una apuesta por los menores y los mayores

DOCU_GRUPO

Los servicios sociales del Albaicín llevan dos años en el eje de un debate acerado, crispado y en el que se conjugan los elementos personales con las necesidades de una población compuesta por menores y ancianos en situación de exclusión social.

El tumulto en el barrio comenzó cuando el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada ordenó el traslado de estos servicios desde su ubicación en la plaza Aliatar hasta el edifico de ocupación mixta del callejón del Gallo.

La accesibilidad limitada, que así dejó certificada entre otro centenar de carencias la propia Junta de Andalucía, ha llevado a primeros de año a buscar una nueva ubicación. Se trasladarán en torno a la Semana Santa próxima a la carretera de Murcia, en las escuelas del Ave María.

Esta situación ha convertido al concejal de Familia, Bienestar Social e Igualdad de Oportunidades, Fernando Egea, en el blanco de las críticas de la oposición municipal, que siempre reconoce que «no le quedó más remedio que heredar este problema, ya que la decisión no fue suya».

Ahora, y como anunció en la junta municipal de distrito el también concejal Juan García Montero, «se ha solucionado y la nueva sede cuenta con todas las bendiciones».

Fernando Egea ve ahora, satisfecho, que «se ha solucionado el inconveniente y es hora de seguir trabajando». Muestra entonces los datos de la amplia labor social de estos servicios comunitarios, donde destaca –para empezar– que un millar de menores son atendidos en el distrito Albaicín a lo largo del año.

La cifra nace de sumar que durante el pasado 2013 se tramitaron en el Albaicín ochenta ayudas económicas familiares, por un importe de 55.845 euros, «beneficiándose de ellas 100 menores», explica Egea.

A continuación hay que sumar que «a través de la psicóloga se atienden problemas individuales y de atención grupal de cien personas», y mediante la educadora del centro «se atienden problemas de otras cien». El concejal destaca que «a través de los proyectos de infancia y juventud se da respuesta a más de quinientas personas que presentan necesidades de atención individual, grupal y comunitaria».

Además del presupuesto destinado a programación comunitaria, el centro de servicios sociales comunitarios cuenta con 6.601 euros para la atención específica de menores en situación de riesgo social a través de atención domiciliaria y atención grupal de los menores y sus familias «a fin de promover su capacitación para una adecuada atención de sus hijos», añade.

Otros 5.000 euros se destinan a que «los menores del Albaicín puedan participar en campamentos y escuelas de verano, Navidad y Semana Santa, así como en actuaciones de prevención de consumo de drogas». Durante el pasado verano participaron 361 personas en el Programa de Prevención del consumo de drogas ‘Rebélate, vive sin drogas’.

El distrito del Albaicín cuenta con un recurso muy importante, municipal, un centro de día de atención a menores en situación de riesgo social, derivados a través de su centro de servicios sociales, donde se atienden 35 menores de forma diaria, con un presupuesto anual de 35.000 euros, ubicado en Haza Grande y adjudicado a Aldeas Infantiles SOS.

En suma, en programación comunitaria, es decir, todas las actuaciones que desde el centro de servicios sociales se llevan a cabo a través de actividades, talleres socioculturales y deportivos, proyectos grupales y comunitarios, el centro dispone de un presupuesto de 40.000 euros, lo cual supone un 10% del total de los ocho distritos de la ciudad.

Toda esta programación comunitaria supone que se está interviniendo con los distintos sectores de la población, infancia, juventud, personas adultas y mayores atendiendo a 1.750 personas. A través de esta programación se realizan numerosos talleres y visitas lúdicas y educativas con las personas mayores, niños y niñas, jóvenes y personas en intervención.

CRÉDITOS
“El mundo de la Infancia”, muestra de fotografía callejera