Etiqueta: verano

31 días de Agosto: Flores en la cabeza

(Agosto Día 5)

El verano de 1967, hace cincuenta años, fue el Verano del Amor, aquella época mágica en la que surgió el movimiento hippy con la contracultura, el underground, la experimentación, las drogas, el amor libre, la paz. Era el Flower Power y por primera vez la conservadora sociedad gringa perdía el control ante una juventud culta, preparada, rabiosa. Además, tenían la música. El Festival Internacional Pop de Monterey reunió a bestias pardas como The Who, Jimmy Hendrix, Otis Redding o Janis Joplin. Fue probablemente el primero de la historia y fue el precursor del mítico Festival de Woodstock. Además, tenían un himno: San Francisco, de Scott McKenzie (“Be sure to wear flowers in your hair”(“asegúrate de llevar flores en tu pelo”).

Leo hoy en El País una magnífica crónica escrita precisamente desde San Francisco, donde es corresponsal para el diario El País, firmada por mi amiga Rosa Jiménez Cano, donde cuenta qué queda de todo aquello y da claves suculentas para comprender la evolución de la ciudad del Golden Gate. También hay un artículo, brillante, de Diego Manrique, donde escribe que “digamos que, ya en 1966, cristalizaba una rebelión contra los valores dominantes en la sociedad estadounidense, un rechazo de las instituciones (y si preguntaban los motivos, una respuesta inmediata: Vietnam, una guerra insensata desarrollada por tecnócratas). Pero estas posturas no se distanciaban mucho de las de la Nueva Izquierda, afincada en la adyacente Berkeley y otras universidades”.

Ya sabes, este verano, haz el amor, no la guerra, so hippy

RECOMENDACIONES
-Historia del Monterey International Pop Music Festival
-Todas las actuaciones de Monterey en YouTube (está cuando Jimmy Hendrix quema su guitarra y The Who destrozan todo el escenario)
-Theodore Roskak, el teórico que lanzó la contracultura
-‘Las contradicciones culturales del capitalismo’, donde Daniel Bell reflexiona que el sistema capitalista necesita la expansión continua del principio de racionalidad para resolver los problemas de organización y eficacia que el funcionamiento de la economía exige, pero simultáneamente, la cultura del capitalismo acentúa cada vez más los valores de signo opuesto, tales como el sentimiento, la gratificación personal y el hedonismo, respuesta reactiva a la vieja ética puritana de orden y trabajo que acompañó al ascenso de la burguesía.

NUEVA SERIE DE VERANO:
-31 días de Agosto / #31diasdeagosto
-La idea es recomendar rodeado de palabras con algún que otro sentido las canciones, textos, lecturas, libros, poemas, cómics, paisajes, palabras mientras agosto sigue pasando las hojas del calendario.
-Puedes participar con tus recomendaciones a través de los comentarios, con la etiqueta #31diasdeagosto en Twitter y Facebook

UNO A UNO
Son como hormigas (Agosto Día 1)
Desde el Infierno (Agosto Día 2)
Donde todo empezó (Agosto Día 3)
Bajo la sombrilla (Agosto Día 4)
Flores en la cabeza (Agosto Día 5)

 

31 días de Agosto: Relatos bajo la sombrilla

(Agosto Día 4)

El compañero Jorge Pastor está de vacaciones y aprovecha para publicar un relato por entregas que publica en Facebook. Me tomo la libertad de reproducirlo en mi serie #31diasdeagosto y os recomiendo su lectura.

Relatos bajo la sombrilla (1 de 14)
“Aquí empezó todo”
Después de una hora luchando contra el Levante, Lidia y Marcos arribaron con su kayak hasta la Cueva del Fraile, una gruta horadada por las embestidas del Mediterráneo a la que sólo se podía acceder remando. Según le explicó su madre hace muchos años, Lidia fue concebida ahí, en una tarde mágica de pasión.
Tampoco tardaron en encontrar la inscripción que grabó su padre en la roca: “Aquí nos amamos”. Treinta años después, Lidia también amó a Marcos en la Cueva del Fraile. “Aquí empezó todo”, cinceló en la pared antes de regresar.
Nueve meses después vino al mundo la pequeña Lidia.
Jorge Pastor / Playa de San José, 1 de agosto de 2017

Relatos bajo la sombrilla (2 de 14)
‘El beso’
El Óctopus estaba muy animado aquella noche de verano. Ainara, vestida con un precioso vestido de tul rojo que resaltaba su figura, llegó puntual a la cita. Después de una semana de risas y miradas de soslayo en la playa, moría de ganas por saborear los labios de Elena.
Ainara lo tenía todo atado. Reservado junto a la playa, cava Berdié muy frío, una docena de ostras y el disc jockey preparado para pinchar ‘A kiss to build a dream on’.
No hizo falta que Ainara y Elena se dirigieran la palabra en toda la velada. Amanecieron desnudas. Abrazadas. Besándose frente al mar.
Jorge Pastor / Playa de las Negras, 2 de agosto de 2017

Relatos bajo la sombrilla (3 de 14)
‘Despacito’
Augusto estaba a un solo ‘Despacito’, uno solo, de mandar el mundo a la mierda. En el gimnasio, en la heladería, en el telediario… aquella canción, repetida hasta el infinito, le enervaba hasta el punto de convertirlo en un ser agresivo. Como le ocurrió años atrás con ‘La barbacoa’ de Georgi Dann y los destrozos que, fuera de sí, provocó en Bar Lovento.
Su paciencia se colmó en misa. Sorpresa del coro: ‘Despacito’ con letra del Padrenuestro. Augusto estalló. Y de rodillas, vencido por la impotencia, imploró al Altísimo: “Pase de mí este cáliz”.
Jorge Pastor / Cala San Pedro, 3 de agosto de 2017

Relatos bajo la sombrilla (4 de 14)
‘El último polvo de sus vidas’
Su cuerpo, embutido en un corpiño de rejilla, se cimbreaba sobre la duna. La brisa levantina erizaba su vello y esculpía su cabello, teñido de oro por el crepúsculo. Desnuda de cintura hacia abajo, acariciaba su sexo lentamente mientras contaba los segundos para poseerlo, como en aquellas maravillosas tardes de amor sin normas.
Solo quedaban ellos dos en la cala del Bicho. Él, húmedo y frío tras el último baño, la penetró mientras lamía sus senos puntiagudos. Ella, entregada, tardó pocos segundos en alcanzar el orgasmo.
Fue el último polvo de sus vidas.
Jorge Pastor / San José, 4 de agosto de 2017

RECOMENDACIONES
-Leer los relatos de Jorge con un cóctel ad hoc. Os recomiendo un Bloody Mary
-Acompañar la lectura con buena música. En Spotify hay listas inusitadas. Bucear y encontrarás una para ti
-Cada relato está escrito en una cala o playa de Cabo de Gata de Almería. No dejes nunca de visitarlo.

NUEVA SERIE DE VERANO:
-31 días de Agosto / #31diasdeagosto
-La idea es recomendar rodeado de palabras con algún que otro sentido las canciones, textos, lecturas, libros, poemas, cómics, paisajes, palabras mientras agosto sigue pasando las hojas del calendario.
-Puedes participar con tus recomendaciones a través de los comentarios, con la etiqueta #31diasdeagosto en Twitter y Facebook

UNO A UNO
Son como hormigas (Agosto Día 1)
Desde el Infierno (Agosto Día 2)
Donde todo empezó (Agosto Día 3)
Bajo la sombrilla (Agosto Día 4)

31 días de Agosto: Son como hormigas

(Agosto Día 1)

El ruido que surge cuando aprietas el pulsador del bote de insecticida es un siseo de muerte. Como el de la serpiente que te aterroriza en sueños susurrando su beso letal de veneno y dolor. Te levantas por la mañana en tu colchón, tendido en el suelo por el azote de una noche de pasión que te dejó sin vergüenza y sin camastro, desvencijado como el amor que te dio, y te encuentras rodeado de hormigas. Ni siquiera llegas a ser un digno protagonista de una novela de Kafka -“Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto-. Pero siguen ahí. Recorren cada rincón de tu habitáculo como tú hiciste aquella noche con su cuerpo. No hay lugar negro y sin luz que no encuentren. De ahí el siseo que surge del bote de insecticida, que utilizas para perseguir las malditas hormigas que te recuerdan aquella noche de amor. Buscas una canción dentro de tu cráneo que acompañe por fuera la matanza de estas estúpidas hormigas y por dentro los recuerdos que te queman, más estúpidos todavía. No está mal para comenzar el primer día de agosto.

 
RECOMENDACIONES
-La metamorfosis o La transformación (Die Verwandlung, en su título original en alemán) es un relato de Franz Kafka publicado en 1915 que narra la historia de Gregorio Samsa, un comerciante de telas que vive con su familia a la que él mantiene con su sueldo, quien un día amanece convertido en un enorme insecto. Fue incluida en la serie Great Books of the 20th Century (Grandes libros del siglo XX), publicada por Penguin Books.
Barón Rojo. Su elepé Volumen Brutal, de principios de la década de los ochenta, es un soplo intenso de aire fresco que te congela las venas y te da sopores. Así, al mismo tiempo.
-Los tebeos protagonizados por El Hombre Hormiga, de la Marvel, que también tiene una peli genial, así como una intervención gigantesca en la gran batalla de Civil War, entre los dos grupos de Vengadores creados ante una ley un tanto fascistoide

NUEVA SERIE DE VERANO:
-31 días de Agosto / #31diasdeagosto
-La idea es recomendar rodeado de palabras con algún que otro sentido las canciones, textos, lecturas, libros, poemas, cómics, paisajes, palabras mientras agosto sigue pasando las hojas del calendario.
-Puedes participar con tus recomendaciones a través de los comentarios, con la etiqueta #31diasdeagosto en Twitter y Facebook

UNO A UNO
Son como hormigas (Agosto Día 1)

La chica que decía ‘Hola’ muy bajito

Milo Manara Chica Rubia OKOK

Rizos. Toneladas de bucles. Curvas. Ojos almendrados, mirada rasgada. Labios sensuales, húmedos como higos frescos en la boca de Kamala, un andar pausado, acompasado con las caderas. Media sonrisa. Todo eso pasaba justo detrás de mí, mientras acodado en la barra del bar, la esperaba. Nos habíamos visto otras veces. Pero esta iba a ser la primera. La de veras.

“Hola”, susurró La Maga. Muy bajito pero sonoro. Directo y sensual. Era un ‘hola’ que abría las puertas si te atrevías a cruzarlas. Llenas de trampas, sí. Pero una invitación en toda regla.

Obvié el momento, más nervioso que una monja embarazada, ante la inmensa presencia de aquella chica que decía ‘Hola’ muy bajito.

Ella, imperturbable, tomó la iniciativa
-¿Qué estás tomando?
-Un Negroni, respondí, esperando que causara esta respuesta el efecto buscado
Ella se quedó como en puntos suspensivos. No se lo esperaba. Así que se pidó uno igual.

Había empatado el encuentro pero me había quedado sin cartas. A este paso, me iba a quedar sin ropa, corazón y alma antes siquiera de pedir la cuenta.

Después de tantos y tantos meses de miseria acumulada, vi el reto y lo acepté. Esta vez, sí me molestaría quedar fuera de juego. No me iba a gustar perder. Odiaría ser superado por enésima vez. Lucharía.

Y una leve sonrisa pirata se le dibujó entre la nariz chata y el suave mentón de tipo duro pero poco.

Ella, La Maga, sabía que estaba ante el tipo que le podría volver loca en cualquier segundo si seguía los pasos que Ella marcaba sin que nadie los supiera.

Ya armados con peligrosos Negronis, se dispusieron a brindar justo en el mismo instante en que aquella puerta giratoria volvió a escupir a una persona en el vientre de aquel tugurio.
—–
#Summertime16 es la etiqueta para compartir, seguir, proponer y debatir este verano lo que se te ocurra
#MiNovela es a lo que me voy a dedicar este verano en mis ratos libres.

EXTRA BALL:
Y, por supuesto, Ella habla con Ángeles. Y me prometió que me lo contaría.

CRÉDITOS
De la ilustración, en este link.

 

¿Abrirá el cine de verano Los Vergeles?

Cartelera 9 agosto 1962

Miércoles 8 de junio de 2016. El calor no ha hecho sino empezar cuando Facebook revienta la jornada con un anuncio (consultar aquí el link). Someramente, se anuncia que el cine de verano Los Vergeles, en el Zaidín, no abrirá sus puertas este verano.

La reacción de los granadinos en el Muro de Facebook es geométrica. En este momento, la publicación tiene 300 comentarios, ha sido compartida medio millar de veces y cuenta con otro millar de reacciones. El tono, es el mismo, la pena de que desaparezca el último de los cines de verano urbanos.

Y el otro punto en común es saber si hay alguna posibilidad de que vuelvan a abrir. Me pasé la mañana de ayer buscando al dueño y a los últimos concesionarios. Lo conseguí y actualicé la crónica (puedes leerla aquí).

En resumidas cuentas, la respuesta a la pregunta con que se titula este post ‘¿Abrirá el cine de verano Los Vergeles?’, es sencilla: en este momento, la respuesta es no.

Ahora bien, si reformulamos la pregunta como por ejemplo: ¿Hay alguna posibilidad de que finalmente se llegue a un acuerdo?, la respuesta es: Puede que así sea.

Cine04

LA VERSIÓN DEL DUEÑO, JULIO ÁLVAREZ

Según la versión de Julián Álvarez, dueño de los cines Los Vergeles, recogida ayer y publicada hoy en la edición de IDEAL:

Allá en 1980, cuando el barrio crecía y entre el final de la calle Palencia y la avenida de Don Bosco comenzaba la carretera de La Zubia, abrió sus puertas el Cine de Verano Vergeles. Julio Álvarez era un mozo cuarentón y apasionado del cine. Lo tuvo claro. Hoy, tantos y tantos años después “todo esta verde”, confirma a través del teléfono con una voz cascada pero firme. Se llama Julio Álvarez “y ya tengo ochenta años cumplidos”, añade. “Y no estoy ya para muchos tiras y aflojas”, y se ríe sordamente. Él no sabe nada del Facebook, “aunque algo ya me ha llegado esta mañana”.

La explicación, es sencilla. La página en Facebook la mantiene activa la persona a quien Julio Álvarez ha tenido alquilado el solar y el negocio estos últimos años. “Pero esta vez, para este verano, confirmo que no hemos llegado a un acuerdo”. Por esta razón, la página en Facebook publica que ya no abrirá sus puertas el Cine de Verano Vergeles. No quiere decir que Julio Álvarez haya perdido la esperanza. “Todavía se puede llegar a algún tipo de acuerdo con alguna empresa o personas. Todo podría ser”, aunque, de inmediato, aclara que “el problema es que el cine necesita en estos momentos mucho mantenimiento”. Se refiere a que el deterioro es notable y para reabrir sus puertas “se necesitaría una gran inversión”.

Y entre la crisis y las cuotas y los traspasos y las rentas, el negocio no debe dar dinero suficiente para proyectar las películas y afrontar los arreglos y remodelaciones que necesita, sostiene Julio Álvarez. “Si yo, por mí, iría yo y lo abría de nuevo”, dice como en un último intento de no defraudar a sus espectadores de tantos años. “Pero es que ya ni vivo en la ciudad y tengo ochenta castañas, y como se puede uno imaginar, ya no estoy para estos trotes”.

Cine03

LA VERSIÓN DE LOS ÚLTIMOS CONCESIONARIOS

Un portavoz de la emrpesa que ha tenido la concesión de la explotación de los cines de verano Los Vergeles durante los últimos tres años informó a este periódico que “nosotros no vamos a abrir los cones de verano como en otras ocasiones. No hay acuerdo con el dueño”. Igualmente, se desmarcaron del futuro del negocio, “por no tener ya ninguna responsabilidad”.

Destacó que Los Vergeles tiene el problema de que hay que realizar una gran inversión para a transformación digital del equipo, “y con apenas cuarenta días de negocio en verano no sale rentable”.

Sí confirmaron que “tenemos disposición para abrir otro cine de verano en algún otro lugar”. Para ello, “estamos en conversaciones y hemos pedido una reunión con el Ayuntamiento para buscar un solar donde proyectar películas en verano”.

MUY INTERESANTE Y RECOMENDABLE
-El compañero Jesús Lens ha escrito con el corazón ‘Que abra el cine de verano’. Puedes leer su artículo en este link.

CRÉDITOS
-La ilustración que encabeza este post es un recorte del periódico IDEAL del 9 de agosto de 1962 donde se aprecia la importante oferta de cines de verano que existía en la ciudad de Granada.