Etiqueta: Zaidín

El Zaidín y la Casa del Loco

JUNTA DE VECINOS DEL ZAIDIN FOTO: RAMON L. PEREZ

El barrio del Zaidín celebró ayer su Junta Municipal de Distrito en el mismo escenario acostumbrado de pancartas y miseria de Santa Adela.

De repente algo hizo click y el curso cambió.

Antonio Ruiz, el presidente de la Asociación de Vecinos, tendió la mano y ofreció paz social al Ayuntamiento tras un año plagado de agrias disputas, algunas de ellas incluso en los tribunales, caso de las licencias para celebrar el Festival de Rock de 2012.

Antonio Granados, el presidente de la Junta Municipal de Distrito, recogió el guante y se congratuló de la promesa del nuevo tono.

Parece así terminar 2013, que acaba con un número que menta a la bicha y es 13 y deja paso al 2014, la Casa del Loco, donde todo va a desbarrar, o no.

De momento quedará 2015, la Niña Bonita y las elecciones municipales, esas que el Zaidín sabe que pone y quita alcaldes y equipos de gobierno e, igual, resulta que los tiros que ayer no se escucharon van directamente por ahí, por la reivindicación del músculo del Zaidín y por la necesidad de arreglar los problemas que tiene este barrio, causados por una tensión vecinal con el equipo de gobierno, de signos políticos encontrados.

 

Santa Adela: Vídeos caseros para vidas duras

santa-adela

Han encendido la cámara, se han puesto delante de ella y han empezado a contar sus historias, las de los vecinos de Santa Adela. El resultado, según las propias palabras de la vicepresidenta de la Asociación de Vecinos del Zaidín, es que “son unos testimonios muy duros”.

Recurren así a Internet, a lo audiovisual, a lo que permanece para siempre, a lo que la gente puede ver y compartir. Buscan esperanza ante un proyecto que ha mutado en conflicto cubierto de sombras.

Entre medias, quedan las caras, las historias, las vidas, las personas, las familias, los planes, que es lo que busca destacar este vídeo que ayer fue presentado en público y entregado a los medios de comunicación que acudieron y también a los partidos políticos, ya que todos fueron invitados.

Os dejo con el vídeo elaborado por los vecinos de Santa Adela, un vídeo casero para vidas duras.

Long Live Isidro Olgoso! Long Live Rock and Roll!

Isidro Olgoso

 

Ahí estás, Isidro, glorioso, celebrando el ascenso del Granada CF, en la bulla, con el corazón desbordando Granada a borbotones, como eres tú, amigo mío, amigo nuestro, hasta que hace un rato ha sonado el teléfono.

Es Antonio Ruiz, otro buen amigo, presidente de la Asociación de Vecinos del Zaidín. Antonio es pausado y su voz es gutural y profunda, prendida siempre del último cigarrillo que se ha fumado. Pero, esta tarde de domingo de primero de septiembre, está simplemente quebrada. Se lo noto de sobra, pese a estar a mil kilómetros del Zaidín, que Antonio está comiéndose los mocos para preguntarme cómo se pone una esquela en el Ideal.

El brinco que he pegado ha debido ser de categoría. Cuando me ha dicho que has fallecido, Isidro, no me lo he creído. Sí, ya sé que siempre se dice, y se escribe, lo mismo, pero en tu caso, precisamente, es que no me lo creo.

No me lo creo porque precisamente tú no vas y te mueres la víspera del Festival de Rock del Zaidín.

Esa cita mágica de septiembre que une a 60.000 almas que claman por una Granada abierta y cachonda, rockera y divertida y con un esencia distinta que convierte a la ciudad en el eje de Andalucía en su festival más antiguo, gratuito, duradero y con una programación de calidad que existe de Madrid pabajo.

Por eso, precisamente, no me lo creo.

Deberías haber esperado los riffs de Rosendo y convidarte a unas cañas. Pero vas y te largas, sin avisar.

Entonces es hora de tirar del puto baúl de los recuerdos para construir al personaje que era Isidro, un tipo campechano y apasionado, alma mater de este Festival de Rock del Zaidín y un tipo inquieto que escribió un libro fundamental para la micriohistoria de una ciudad que no empieza y termina en la Gran Vía.

Un tipo bonachón y de amplia sonrisa al que últimamente encontraba siempre, al mediodía, en el pequeño local que el Partido Socialista tiene en el Zaidín, donde supongo que se cocerán los sueños y las fiestas.

Solo contaré una anécdota que retrata al personaje.

Sucedió hace ya años, y prometí callarme, pero creo que ha llegado el momento, dadas las circunstancias.

Corrió como la pólvora el rumor de que, palabras más palabras menos, Isidro Olgoso se había enzarzado en una pelea con un concejal del Ayuntamiento del Partido Popular. Las informaciones decían que se había zanjado con un señor cabezazo que dejó tumbado al bueno de Isidro.

Llamé por teléfono al concejal popular quien me confirmó los hechos y pidió todo tipo de disculpas tras ofrecer un rosario de explicaciones.

Más tarde sonó mi teléfono. Era el propio Isidro. Simplemente me dijo: “Por favor, Javier, sé que es una información jugosa, pero te pido por favor que no la publiques”.

No se publicó en Ideal.

Y la anécdota define a la persona que se ha ido y que hace un poquito más pobre a la querida ciudad de Granada.

No se me ocurre mejor homenaje a Isidro que guardar un minuto de silencio al inicio del Festival de Rock del Zaidín que empieza este mismo jueves.

O, mejor todavía, subir el volumen a tope.

Long Live Isidro Olgoso Long Live Rock and Roll

Gracias por todo, compañero del alma, compañero

Xxx

De la “pamplinilla” del Albaicín al “numerito circense” del Zaidín

Zaidin

ACTO I
Junta Municipal de Distrito del Albaicín.
-Junio 2013
-Alcalde de barrio: Juan García Montero
-Asunto: Las asociaciones de vecinos del Distrito del Albaicín presentan por escrito sus quejas por la falta de participación y abandonan la Junta Municipal de Distrito.
-Valoración del ‘alcalde de barrio’: “Esto es una pamplinilla”.

ACTO II
Junta Municipal de Distrito del Zaidín
-Ayer
-Alcalde de barrio: Antonio Granados
-Asunto: Se vuelve a reivindicar una solución para Santa Adela y un local para la Asociación de Mujeres Alhalba
-Valoración del ‘alcalde de barrio’: “Esto es un numerito circense”

COMENTARIO
-Algo grave sucede cuando la mayor parte de las asociaciones de vecinos del Albaicín deciden abandonar la Junta Municipal de Distrito porque “no hay participación”.
-Algo grave sucede cuando la Junta Municipal de Distrito del Zaidín se convierte en un rapapolvos de pancartas, abucheos, ululares, solicitudes de dimisión y un mar de bronca y confrontación entre su ‘alcalde de barrio’ y unos vecinos que utilizan esta cita “como única forma que tienen de participar en la acción municipal”. Durante la cita de ayer se alzó la voz (unos y otros), hubo insinuaciones que hubo que retirar, una vecina anunció que iba a denunciar a otro vecino, lecciones plomizas sobre democracia y un mal tono generalizado que dice poco de uno de los mejores barrios del mundo. Del mundo.

CONCLUSIÓN
-Albaicín y Zaidín, ambos Granada y con sus características particulares, sacan los colores a la gestión municipal con la forma de protesta vecinal.
-La reacción de Juan García Montero y Antonio Granados es la descalificación y acusan, a veces de forma velada, a veces de forma directa, de estar dirigidos políticamente (por el PSOE), lo que los vecinos niegan. Rotundamente.
-Queda en el aire una batería completa de problemas en ambos distritos. En el Albaicín piden una actuación integral que pasa por la limpieza, los servicios, el transporte y la seguridad; y en el Zaidín piden que se acabe el hostigamiento contra el barrio desde la Plaza del Carmen (Biblioteca de Las Palomas, Fiestas y Festival de Rock del Zaidín, Asociación Alhalba o Santa Adela).
-La reacción de los representantes del equipo de gobierno es en el caso del Albaicín montar una comisión para tratar de aplacar las aguas y en el del Zaidín es recordar que el agravio es de la Junta con el barrio por sus continuos retrasos en sus obras (PTS, Hospital de la Salud, Metro paralizado dos años).

MORALEJA
-Os la dejo a vosotros para que la escribais en los comentarios.

CRÉDITOS
-La fotografía está tomada ayer a las puertas del Centro Cívico del Zaidín. Son las protestas antes de la celebración de la Junta Municipal de Distrito.

Asociación de Mujeres Alhalba del Zaidín: Las ‘okupas’ de su propia sede

Mujeres AlhalbaArmadas de inconformismo y rebeldía, serenidad y compañerismo, las mujeres que componen la Asociación Alhalba del Zaidín cumplen un mes como ‘okupas’ de su propia sede.

El pasado día 5 de junio terminaba el plazo que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada les ha impuesto para entregar las llaves y abandonar el local. La concesión de cinco años ha terminado y el local va a ser utilizado por la vecina comisaría de la Policía Nacional.

Las mujeres se han comprometido a resisitir hasta que les den una solución; es decir, un local.

El PSOE denuncia esta propuesta que, a su entender, “no hace sino buscar el enfrentamiento entre la gente de las Palomas y la de Alhalba”.

El PSOE escribe al Subdelegado del Gobierno de España, Santiago Pérez López, para preguntarle qué piensa de la situación. Bajo su mando se encuentra la Policía Nacional y los socialistas quieren saber  si ocuparán el local mientras estén las mujeres todavía dentro, “si serán capaces de dejar a toda una asociación en la calle”, siendo como son la propia Policía.

También el PSOE e Izquierda Unida han presentado sendos ruegos en el transcurso del último pleno en los que se interesan por la situación.

Si en el caso de la Subdelegación del Gobierno ni tan siquiera hay respuesta diez días después, en el caso del Pleno, el concejal popular Caracuel les ha mandado a la Biblioteca de las Palomas.

El Ayuntamiento se había comprometido, y un mes más tarde ofrece la Biblioteca de las Palomas, un local que ha devuelto a la Junta de Andalucía y que no es de su competencia.

La Plaza del Carmen prosigue de esta forma sus enfrentamientos directos con el barrio del Zaidín y abre con la Asociación Alhalba un nuevo frente de combate, tensión y polémica.

Atrás queda el conflicto de la Biblioteca de las Palomas y todavía permanece el litigio por el Festival de Rock del Zaidín y el caso perenne de Santa Adela.

Hoy por la tarde se celebra Junta Municipal de Distrito y toda esta tensión, con forma de protesta, se verá reflejada en el transcurso de la cita, según han manifestado los representantes.