Etiqueta: ZOna Norte

Otro Día de la Marmota en la Zona Norte (Y sin luz)

Luz ZOna Norte OK

Ayer se volvió a vivir una nueva entrega del Día de la Marmota en la Zona Norte de Granada, en el que todo se vuelve a repetir para desasosiego del vecindario.

La sucesión de escenas es la siguiente. El pasado domingo la luz se fue a las tres y media de la tarde y volvió cinco horas después. Endesa reaccionó con brío y envió un transformador nuevo y a una cuadrilla de operarios para solucionar el desaguisado tras la explosión del transformador.

Al día siguiente, el lunes de esta semana, como si estuviera cronometrado, volvió a estallar el transformador. Una columnilla de humo se levantó sobre el barrio y, vuelta a empezar:cuadrilla de operarios y transformador nuevo. Y otro montón de horas sin electricidad y el vecindario soliviantado.

Endesa informó al respecto que en la Zona Norte «donde teníamos cuatro transformadores de 3.630 megavatios de potencia total para el suministro en la zona, se han sustituido por otros cuatro que suman una potencia total de 6.630 megavatios, lo que ha supuesto casi duplicar la capacidad del barrio. En cuanto a nuevos circuitos (cable), se han tendido 5,5 kilómetros de cable nuevo por líneas subterráneas y de mayor capacidad que el que tenían a los que hay que añadir otros 4.000 metros de circuito aéreo».

En concreto, en la barriada de La Paz, que incluye el rosario de calles que surgen en torno a Pedro Machuca y Pedro de Mena, «si bien se ha pasado de una línea que existía a conducción subterránea y se han instalado cables trenzados de fachadas nuevos, aún se siguen fundiendo fusibles de las cajas de protecciones, lo que suponemos que será porque la demanda ahí continúa siendo especialmente elevada. Los técnicos van a estudiar cómo pueden solucionar esto, siempre que sea en colaboración con el resto de autoridades implicadas y vecinos».

Lo han estudiado, y han cambiado entre el domingo y el lunes dos veces el transformador por avería. Y, además, el que se dispuso el lunes «dispensa el doble de potencia que el que se colocó el domingo». Es decir, que por esa parte, se cumple.

El problema es que a las tres de la tarde de ayer se fue la luz. Los vecinos, fuera de sus casillas, reclamaban información a los operarios enviados por Endesa, que con total profesionalidad, desempeñan su tarea cumpliendo las órdenes de sus superiores y empleándose al cien por cien con eficacia y profesionalidad.

Pero la buena disposición de los operarios no es suficiente y la luz se fue ayer de nuevo en La Paz sobre las tres de la tarde y, aunque volvió sobre las ocho de la noche, «se ha vuelto a ir», informaban los vecinos a las once de la noche, al cierre de esta edición.

De forma paralela, en el centro cívico de Cartuja, la asociación de consumidores Al Ándalus explicaba «las triquiñuelas de las eléctricas y resolvían dudas sobre los cortes de luz». «Los vecinos, preparados, con la factura de la luz en mano y extractos del mismísimo BOE, no dejaban de pedir explicaciones y de reivindicar la protesta en la calle y en el centro de la ciudad», informaba la concejala socialista Jemi Sánchez, presente en este encuentro. Este viernes se reúne la comisión institucional que supervisa los movimientos para poner fin a los cortes de luz en la Zona Norte. Tiene mucho pero que mucho trabajo.

Endesa y el Día de la Marmota en la Zona Norte

A1-41300877.jpg
Este lunes día 9 de febrero estaba previsto celebrarse una nueva reunión de las administraciones y Endesa. Es parte del acuerdo al que se llegó en diciembre tras las protestas de los vecinos de la Zona Norte por los continuos e insoportables cortes de luz en sus viviendas.

La reunión, a la que asisten representantes del Poder Judicial, la Fiscalía, el Ayuntamiento de Granada, la Junta de Andalucía y la Subdelegación del Gobierno, tiene su fuerza en que también asiste la Policía Nacional y Endesa.

La reunión, prevista para este lunes, ha sido pospuesta “por motivos de agenda” a este próximo viernes. Esperaremos los resultados y las decisiones.

Lo que no se ha pospuesto es el trabajo discreto que hacen algunos responsables políticos para que la barriada de La Paz vea solucionados sus cortes de electricidad. Estas personas han elaborado un listado de calles en las que los cortes son insoportables y, dados sus cargos públicos, van a informar directamente a Endesa para que se solucione de una vez.

Lo que no se ha retrasado, lamentablemente, son los cortes de electricidad en La Paz. Es, si se me permite, de chiste, y si no fuera porque bebés, niños, escolares, adultos, maduros y mayores, todos, pasan un frío helador.

Todo la barriada de La Paz, como desde hace dos Navidades ocurre día sí y día también, se quedó sin luz. Si bien Endesa reaccionó de inmediato y envió a una cuadrilla de operarios para arreglar la avería, «estuvimos sin luz hasta las 20.30 de la tarde», explicaban ayer los vecinos. Es decir, un domingo sin luz durante cinco horas de la tarde.

La indignación de los vecinos durante el domingo era máxima pero, sin embargo, ayer lunes terminó de elevarse ya que el transformador eléctrico que había sido puesto ese mismo domingo volvió a estropearse. Al mediodía, indicaron los vecinos, una columna de humo que salía del cuarto eléctrico alertó de que el transformador volvía a sufrir una avería de gravedad.

En efecto, al igual que la víspera, el transformador eléctrico había vuelto a fallar y, cual Día de la Marmota, la escena se volvió a repetir milimétricamente.

Se avería el transformador, se llama a Endesa, aparece la cuadrilla de operarios, se acordona la zona, los vecinos salen a la calle indignados, la Policía Local y la Policía Nacional patrullan la zona por si acaso, el camión con el transformador nuevo tarda en llegar de media un par de horas, los vecinos que siguen insistiendo en sus quejas y protestas, los operarios que se comportan como unos profesionales de lujo y arreglan de nuevo el transformador eléctrico y lo dejan operativo justo cuando la tarde se convierte en noche y el frío acecha, los vecinos que, riendo por no llorar, sacan su lista de cuitas y reproches contra todos «los de los despachos».

Endesa mantiene que la demanda continúa siendo elevada

Endesa informa respecto al barrio de La Paz que «si bien se ha pasado de una línea que existía a conducción subterránea y se han instalado cables trenzados de fachadas nuevos, aún se siguen fundiendo fusibles de las cajas de protecciones, lo que suponemos que será porque la demanda ahí continúa siendo elevada.

Los técnicos van a estudiar cómo pueden solucionar esto, siempre que sea en colaboración con el resto de autoridades implicadas y vecinos». Hoy martes ofrecerán los detalles técnicos de las reparaciones de estos dos días-

MÁS INFORMACIÓN
-Los protagonistas de las Historias sin Luz de Granada (Leer el post completo en Cableados).

CRÉDITOS
La fotografía es de Alfredo Aguilar, en el lugar de los hechos en la barriada de La Paz de la Zona Norte de Granada

Zona Norte: ‘Buenos vecinos, mejor barrio’

Banco Joaquina Eguaras
La segunda acción educativa del programa escolar de concienciación ciudadana entregará sus diplomas en el colegio Amor de Dios

La junta municipal de distrito de la Zona Norte recogió la primera semana de febrero los frutos del largo consenso cosido a través del trabajo realizado a lo largo de los dos años pasados. Es una buena noticia, siempre, en Granada; y siempre, también, en este distrito, declarado Zona de Transformación por la Junta de Andalucía a expensas de los programas de desarrollo de la Unión Europea por mor de sus extendidas situaciones de exclusión y marginalidad.

Presidida por la concejala del equipo de gobierno del Partido Popular Telesfora Ruiz, se anunció que el próximo día 17 de febrero se celebrará la ceremonia de entrega de diplomas del programa ‘Mi barrio es mi casa’ en el colegio Amor de Dios, uno de los centros educativos de referencia de la Zona Norte de la capital.

Se trata de la segunda acción realizada a cabo y que lleva por título ‘Buenos vecinos, mejor barrio’ y que pretende conseguir una serie de objetivos de concienciación entre los vecinos y, sobre todo, los propios escolares.

Las ideas que se han trabajado son “sensibilizar y adoptar una actitud responsable en el uso y cuidado de la propia vivienda y de los espacios comunes de la misma”. Se pretende “valorar la colaboración ciudadana con los servicios municipales”, conocer “las normas elementales de relación y convivencia con los vecinos”, “desarrollar actitudes de respeto a los demás y a su entorno”, “conocer los recursos que ofrece el barrio”, “valorar la conservación, el cuidado y la limpieza del entorno urbano” y, por último, “promover el valor de la convivencia valorando la interculturalidad”.

Este programa denominado ‘Mi barrio es mi casa’ surgió por consenso de todos los grupos políticos y asociaciones de vecinos de la Zona Norte con el objetivo de concienciar a los vecinos, mayores, jóvenes y niños, para que cuiden su barrio. La idea, que surgió de una propuesta de la concejala socialista Jemi Sánchez, fue recogida por el entonces presidente de la junta de distrito, Jorge Saavedra.

Precisamente fue Jemi Sánchez quien ayer propuso ampliar este programa para paliar uno de los problemas de la Zona Norte. Resulta que el Ayuntamiento ha dispuesto una serie de contenedores de basura con tapas y muchas bolsas siguen siendo depositada en el suelo. “La idea es concienciar a los vecinos para que se realice un uso adecuado y el barrio esté limpio”, propuso.

Cabe destacar que la concejala de izquierda Unida, Maite Moina, criticó el estado de todo el entorno de Merced Alta, “donde las papeleras han sido arrancadas de cuajo y está quemado el suelo del parque infantil”. Rogó más vigilancia y todo indica que la solución pasa por seguir ampliando el plan ‘Mi barrio es mi casa’, que en su primera edición ha legado a 7.688 ciudadanos, de los que 2.257 son escolares, según informó Telesfora Ruiz.

CRÉDITOS
En la imagen, un banco destrozado en la avenida Joaquina Eguaras

Historias sin luz en Granada: Los protagonistas

Niños que no dejan de decir «mamá qué frío hace», jubilados que se mudan a casa de su hija para combatir el dolor de la osteoporosis, de todo ocurre en La Paz.

A1-41209501.jpgLa barriada de La Paz está rodeada de electricidad por todas partes pero en el interior de sus calles la energía se ha disipado en un agujero negro de frío e indignación. El cuartel de la Guardia Civil, los centros de las hermanas hospitalarias o los claretianos, el centro de salud o los centros educativos y de mayores están bien provistos con la energía de Endesa. Pero en La Paz, sus vecinos, día a día, hora tras hora desde hace más de un año, viven su vida tejida con historias sin luz.

Encarni es combativa. Tiene la piel curtida en mil batallas de la vida y no deja, nunca, de sonreír. Es como si escondiera las penas detrás de una máscara confeccionada con sonrisas, retrato de un alma grande y blanca. Lleva en la mano un folio completamente garabateado. Son números y más números y más números. Son los códigos que les da Endesa cada vez que llaman por teléfono y plantean una queja porque se les acaba de ir la luz.

A1-41209472.jpgNo es la única. Todos los vecinos de estas calles de la barriada de La Paz (Pedro Machuca, plaza Blas Moreno, plaza de la Provincia, Pedro de Mena) tienen un papelito en el que apuntan con primor estos códigos. Junto a este folio, siempre está presente la factura de la electricidad, que oscila según cada caso entre los ochenta euros como mínimo «y los doscientos que acabo de pagar», explica más que indignada Rosario.

«Me exigieron también que le pusiera un controlador de potencia al contador, que vale una pasta, para variar. Como no tengo dinero, no lo puse. Me multaron primero con veinte euros, luego con treinta y al final con cien. Así que lo tuve que poner. Y además, la factura me sale siempre por unos doscientos euros. Y la luz, se va día sí día no unas cuantas horas».

A1-41209475.jpg

María camina en bata por la plaza Blas Moreno. Está haciendo la compra. «Se me va la luz todos los días cuatro o cinco horas. Ami vecina se le fue ayer a las ocho de la tarde y le ha venido ahora a las nueve de la mañana».

Lo que más le molesta, como si quedarse sin luz en estas gélidas noches de invierno no fuera suficiente, es que «cuando llamamos a Endesa nos responden que no tienen parte alguno de que exista alguna incidencia».

Y, como siempre, hablan de los suyos:«No podemos estar sin luz con el nevazo que ha caído, con el frío que hace. Aquí hay bebés y mayores enfermos. Yencima, cuando viene la factura tengo que pagar 180 euros», clama, doliente pero digna, al reconocer que «la última factura de Endesa, ya no he podido ni pagarla. Aver qué nos pasa ahora».

«¿Cómo van a pagar la luz si aquí la gente no tiene ni para comer?», tercia un vecino con cuatro décadas de vida en estas calles de la Zona Norte. «Es muy fácil criticarnos, incriminarnos a los de aquí desde los despachos. Aquí ni somos ladrones ni traficantes.Siempre hemos sido comerciantes, vendedores, fontaneros, electricistas y ahora estamos todos en el paro y sin ayudas sociales», describe el gran problema que asfixia al barrio. «Que venga el alcalde y que dé la cara», termina por pedir justicia y trabajo.

A1-41209499.jpg

Cada vecino tiene su historia sin luz. Elena tiene en la puerta de entrada a su casa, una verja a través de la cual se accede a un pequeño jardincillo, un papelito pegado con la lectura de su contador «para que los de Endesa se enteren de que aquí nosotros pagamos la luz y ellos nos la cortan».

Ella también gasta butano, «pero la casa huele mucho a gas y me da miedo, porque vivo sola. Así que tengo que dejar la puerta de la calle entreabierta por si acaso…». Yentonces ya nadie sabe si es peor el remedio que la enfermedad. Pedro y su mujer, ya jubilados, están «hasta el gorro».

Como casi todo el mundo tienen que afrontar el sobrecoste de las estufas de butano «y las malas maneras» del servicio de atención de Endesa. «¿Te quieres creer que ayer llamé porque se fue la luz y nos quedamos helados sin calefacción y la telefonista me hizo salir a la calle a las cuatro de la mañana para decirle si éramos nosotros solos o todo el barrio?».

Hartos ya, «nos hemos comprado un motor que a cambio de combustible nos da electricidad para la casa». En resumen, pagan butano, pagan combustible y pagan una luz que nunca termina de quedarse.

A1-41209473.jpg

Manuel tiene osteoporosis. Es una enfermedad que duele. «Ymucho». Esta semana se les ha ido la luz cada dos por tres, «y al no tener calefacción me moría de frío y de dolor. Mi mujer me cubría de mantas por entero. Yal final tuvo que venir nuestra hija, que vive en Maracena, a buscarnos y llevarnos a su casa. Ya ves tú qué plan».

Encarni sufre por su bebé. «Mamá, qué frío hace», me dice todo el rato». «Tiene la piel tópica y tengo que desnudarlo para darle sus cremas, y se me cae el alma al ver el frío que pasa». Yse le caen también dos lagrimones que valen más que todos los beneficios que da Endesa en un año. Eso lo sabes si lo tienes delante.

MÁS INFORMACIÓN
-Historias sin luz en Granada: Los datos de Endesa y de la Policía Nacional (Lee el post en Cableados)
-Historias sin luz en Granada: “Un acuerdo institucional decisivo e histórico» (Lee el post en Cableados)
-Historias sin luz en Granada: El PSOE dará la cara «por los que no denuncian» (Lee el post en Cableados)

ACTUALIZACIÓN
Carlos Morán y Jose R. Villaba firman el siguiente artículo, a propósito de esta temática. Se titula ‘La despensa española de la marihuana’ (Leer el link aquí), y completa la cobertura multimedia que desde el diario IDEAL de Granada ofrecemos sobre la crítica situación en la Zona Norte. El artículo refleja que Granada no sólo se ha convertido en la principal productora de cannabis sativa del Estado, sino que también se encuentra en los primeros puestos de la Unión Europea, donde España es el quinto país con más plantas alijadas de esta droga.

CRÉDITOS
Fotografías y vídeo de Ramón L. Pérez

Historias sin luz en Granada: Los datos de Endesa y de la Policía Nacional

DOCU_IDEAL

Las declaraciones del subdelegado del Gobierno central en Granada, Santiago Pérez, son suficientemente claras:«Tenemos la responsabilidad de convocar periódicamente una reunión con los sectores afectados, y este mes de febrero se va a celebrar», anuncia así que se mantiene la periodicidad. «El objetivo es analizar los pasos dados, que son importantes, e implicar a cada administración en su competencia».

Explica Santiago Pérez que «desde que se puso en marcha el dispositivo para atender a los vecinos más afectados de la Zona Norte, se han desmantelado una cantidad importante de inmuebles dedicados al cultivo de marihuana». También, «se está intensificando la labor de vigilancia, prevención y desmantelamiento».

De hecho, califica la ofensiva policial contra los enganches ilegales como «una ‘guerra sin cuartel’ a estas actitudes porque se perjudica a la gente con menos recursos de la Zona Norte».

El subdelegado del Gobierno asegura que «es nuestro compromiso y lo cumplimos», y agradeció «el trabajo de la Policía Nacional, ya que los resultados logrados son muy importantes». También reconoció la «imprescindible sensibilidad» del Poder Judicial y de la Fiscalía:«Es muy importante su colaboración. Y lo están haciendo».

Como ejemplo de la actuación policial en la Zona Norte, informó que «en los últimos tres meses se han realizado cinco registros en plantaciones de marihuana (en inmuebles de la Zona Norte), imputándose en los cinco hechos los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, al tener conectada la instalación al alumbrado público».Como resultado de estas actuaciones la Policía Nacional ha detenido a ocho personas.

LAS OBRAS DE ENDESA EN LA ZONA NORTE
La compañía Endesa también ha escuchado el recado. En este tiempo han realizado cuatro ampliaciones de potencia en otros tantos centros de transformación de la Zona Norte.

«Donde tenían cuatro transformadores de 3.630 megavatios de potencia total para el suministro en la zona, se han sustituido por otros cuatro que suman una potencia total de 6.630 megavatios, lo que ha supuesto casi duplicar la capacidad del barrio. En cuanto a nuevos circuitos (cable), se han tendido 5,5 kilómetros de cable nuevo por líneas subterráneas y de mayor capacidad que el que tenían a los que hay que añadir otros 4.000 metros de circuito aéreo», explicaba a este periódico el responsable de Comunicación en Andalucía de Endesa.

Añaden que «se han independizado técnicamente cinco centros del suministro general para
minimizar ante futuros posibles problemas la posibilidad de que éstos se quedaran sin suministro. Estos centros son el colegio Amor de Dios, la guardería Sagrada Familia, el centro de atención familiar, el comedor social y la residencia de ancianos».

Todas estas actuaciones y, otras puntuales o de refuerzo en general, se han centrado especialmente en los entornos de las calles Linares, Martín Pinzón, Fray Juan Sánchez Cotán, Bollera de Toro, Enrique de Jorquera, Jose María Miranda Serrano, Molino Nuevo, Soto de Rojas, Trafalgar, Bermúdez de Pedraza, Rodrigo de Triana y Antón Calabrés, lo que confirma la desaparición de los cortes en Almanjáyar, Rey Badis y Cartuja.

En cuanto a las calles Pedro Machuca y Pedro de Mena, en el barrio de La Paz, «si bien se ha pasado de una línea que existía a conducción subterránea y se han instalado cables trenzados de fachadas nuevos, aún se siguen fundiendo fusibles de las cajas de protecciones, lo que suponemos que será porque la demanda ahí continúa siendo especialmente elevada. Los técnicos van a estudiar cómo pueden solucionar esto, siempre que sea en colaboración con el resto de autoridades implicadas y vecinos».

CRÉDITOS
Octubre de 2014. Grupo de la policía nacional durante la operación que desmanteló un punto de venta de droga en la barriada de La Paz de Granada.