Entre gaitas y sardana

La gaita escocesa no sonó con aires independentistas, pero la sardana sigue con el paso perdido tras la decisión del Parlamento de Cataluña, no por esperada deja de estar llena de desafío, de aprobar la ley de consultas y la previsible convocatoria de referéndum del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Permaneceremos atentos a la pantalla para ver si hay salida de este callejón. De momento, hemos contemplado la vertiente televisiva del nuevo líder de la oposición, que no es otro que el socialista Pedro Sánchez, aunque el Partido Popular de Andalucía considera que Susana Díaz ejerce ese papel. Así se manifestaron destacados dirigentes del PP después de la intervención de la presidenta de la Junta en el debate del estado de la comunidad celebrado esta semana. Cada uno es muy libre de hacer sus valoraciones e interpretar a su gusto quién estuvo mejor. Faltaría más.

Cierto es que la dirigente socialista fue la primera en abrir la caja de las galletas y tuvo como uno de sus ejes el ataque a las políticas del PP en el ámbito nacional, pero la respuesta que recibió no se quedó corta en beligerancia por parte de la debutante en esas lides, Loles López, secretaria general del partido y alcaldesa de Valverde del Camino. Me quedé un tanto decepcionado, con la sensación de que ambas empleaban diferentes idiomas sobre realidades que perciben de muy distinta manera. Les sobraba el «y tú más» como argumento destructor. Percibo excesiva distancia entre PSOE y PP, demasiado odio de unos a otros, cuando deberían tener más elementos comunes para no alimentar la creación de monstruos y cuando la ciudadanía lo que quiere es cercanía de los políticos, más consensos, mejores resultados y soluciones.

No entiendo que se critiquen los recortes y al mismo tiempo se quieran cuadrara las cuentas con menos dinero. Otra cosa serán las prioridades de cada uno y la buena gestión. Tampoco comprendo Que en la oposición se critique lo mismo que se practica cuando se ejerce el poder. No me explico cómo la corrupción es arma arrojadiza cuando todos tienen sus pecados y penitencias. Y lo que deberían hacer es permitir y dotar a la Justicia de los medios suficientes para actuar con rapidez, como han demandado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el fiscal superior este jueves. Veo a unos socios de gobierno que parecen estar mejor y más cómodos en la oposición. No me explico por qué ahora un comisario europeo venda sus acciones en empresas petroleras y no lo hizo como ministro español de Medio Ambiente. Creo que no son pocas las contradicciones. Hay que explicar y hacer más por los ciudadanos. El que acierte ganará. En cualquier caso, entre gaitas y sardana me quedo con cualquier palo del flamenco. ¿No les parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *