Maserati GranCabrio ‘pillado’ en Granada

Ningún Maserati pasa desapercibido, por su diseño y porque -desafortunadamente- se ven pocos por la carretera. Hace una semana tuve la suerte de encontrar por la A-44 este ‘gran’ ejemplar, un GranCabrio que,  aunque subido a un camión, destilaba la misma elegancia que deportividad.

Nada menos que 440 cv en un motor de 4.7 litros V8. La versión cabrio del Gran Turismo acelera de 0 a 100 en 4,9 segundos y declara una velocidad máxima de 295 km/h. Una joya diseñado por Pininfarina sobre un camión que disfruta entre otros, Fernando Alonso, junto con un Ferrari 458.

Un vehículo de lujo con un precio aproximado de 150.000 euros para disfrutar del buen tiempo y saber que has invertido el dinero en un coche histórico. Maserati tiene muchas esperanzas puestas en su primer cabrio de cuatro plazas reales, que recoge el testigo de los legendarios Frua A6G Spyder de 1950, el Vignale 3500GT Spyder de 1960, el Mistral Spyder de 1964, el Ghibli Spyder de 1968 y el Spyder de 2001 diseñado por Giugiaro.

Y aunque sea difícil disfrutarlo, al menos es una alegría verlo por las carreteras y poder adelantarlo con casi cualquier vehículo.

2 Comentarios

  1. Se agradece que, por fin, alguien escriba en un periódico algo acerca de un coche “deportivo” y no sea para denunciar que iba como un loco asesino a “nosecuantos kms/h” por la carretera. Se hace mucha demagogia con eso, por desgracia. Dicho esto, vuelvo a agradecer el articulo, fotos incluidas. Se trata, sin duda de uno de los cabrios más elegantes que hay actualmente en el mercado. Algún listo dirá que sería mejor con capota metálica, lo cual es un gran error, pues cualquier aficionado al motor sabe que no hay nada más elegante y deportivo que una buena capota de lona, sobre todo porque pesa bastante menos de la mitad que un techo retráctil metálico, con lo que ello conlleva en cuanto a lastre innecesario para vehículos supuestamente deportivos. Y digo “supuestamente” porque este Maserati, a pesar de sus 440 cvs, es más bien un GT (Gran Turismo), concebido para viajar y/o pasear con rapidez y comodidad, que un aunténtico Sportscar. Por cierto, su motor es de 4.7 litros, no de 7 como por error se dice.

    Espero, en cualquier caso volver a leer más artículos de esta temática por aquí, a ver si conseguimos que la gente tenga un poco de “culturilla” del automóvil.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *