Vuelve el SEAT Toledo

Fue el modelo que representó un antes y un después en la historia de la compañía española, un símbolo con el que SEAT llenó carreteras con la calidad que le podía dar Wolkswagen

Ahora la historia se repite, o se reinterpreta de otra manera. El SEAT Toledo vuelve con la misma fórmula del Exeo, es decir, copiando un modelo de éxito de la compañía matríz, como el es el Wolkswagen Jetta. Un sistema muy rentable que permite fabricar bajo una misma plataforma dos coches semejantes, no iguales, y que pueden ser atractivos para dos públicos distintos. Por delante va un hermano rico, el Jetta, y por detrás, un hermano más modesto, recogiendo la calidad y la experiencia de su hermano mayor.

SEAT lo presenta como una berlina con rasgos deportivos, pero el Toledo debería representar mucho más. Después del experimento de la última
generación, en el que no se aclaraba si era una berlina, un monovolumen, o un ejercicio de diseño, puede que los fieles compradores y los amantes de SEAT se merecieran un gran coche que hiciera olvidar el anterior. Algunos modelos de SEAT, empezando por el 600 forman parte de la historia de España y la compañía haría bien en cuidar ‘emocionalmente’ modelos míticos que aún circulan por nuestras carreteras.

 

Por ahora solo es un concept, pero se espera que se pueda ver en los concesionarios a partir de la segunda mitad de 2012. Desde SEAT también se
dice que presentará una óptima relación calidad-precio. Razón no les debe faltar si para esto siguen el sistema que ya tienen con el Exeo. Con una
longitud de 4,48 metros, el nuevo Toledo dispondrá de un amplio habitáculo con cabida para cinco pasajeros, un maletero de más de 500 litros de
capacidad y la comodidad de un gran portón trasero y asientos posteriores abatibles. El resultado, la combinación que desde hace años busca la
marca: un perfil con aires deportivos y la funcionalidad equiparable a la de un turismo familiar.

Habrá que esperar para ver como lo acogen sus clientes, y si puede rivalizar con el símbolo que en 1991 fue su antecesor, o por el contrario es un Ibiza convertido en familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *