2012, ni low cost ni híbridos

En el sector automovilístico, 2012 pasará a la historia por ser uno de los más duros que se recuerdan. Las ventas han retrocedido hasta cifras de hace treinta años, aunque el plan PIVE ha supuesto un cierto alivio para fabricantes y concesionarios, principales víctimas de una sangría que dura varios años.

En este escenario, afectado por la crisis económica, llama la atención que las marcas denominadas como low cost (bajo coste) no han vendido más modelos que compañías que ponen a la venta vehículos con un precio mucho mayor.  Como cabeza visible en España de estas marcas de bajo coste está Dacia, la hermana menor y rumana de Renault que a pesar de su oferta cada vez más amplia de modelos no ha llegado a situarse entre los primeros puestos de la tabla de ventas, aunque ha tenido más ventas este año que el anterior. Otras compañías que llegaron desde Asia arrasando con precios muy bajos como Hyunday y Kia tampoco se unen a la lista de los diez primeros, a pesar de las ofertas y la
garantía que ofrecen en sus modelos. Hyunday también consigue que suban sus números este año, aunque Kia ha retrocedido en sus ventas.

La lista de ventas de turismos realizada por ANFAC la lidera Volkswagen. El gigante alemán consigue hacerse con el primer puesto, superando así a marcas más generalistas como Peugeot, en el segundo lugar, y SEAT, en el tercero. Citroen se sitúa en el cuarto puesto, a pesar de liderar algunos meses el ranking por modelos con su C4. El quinto puesto es para Renault, al que le sigue Ford, Opel, Audi, Toyota y Nissan. Entre los elegidos no hay rastro de modelos de low cost, aunque muchas compañías ganan puestos en este ranking por modelos que llevan años en las carreteras españolas demostrando su fiabilidad a un precio competitivo. Si el C4 es el mejor ejemplo, también lo es el Ibiza, el Megane o el
Focus, compactos fiables y a un precio muy ajustado.

Con los datos en la mano, parece evidente que el comprador de un vehículo no solo mira el precio. En los test de Euroncap, el Dacia Logan no pasa de las tres estrellas (de cinco posibles) en protección de adultos y de niños, bajando a una única estrella en la protección del peatón. Su hermano el Dacia Sandero obtiene una estrella más en la protección de los niños.

Aunque las marcas no son comparables, Hyunday sí que obtiene las cinco estrellas en el test de seguridad Euroncap en el i30, lo mismo que en el Veloster. La misma situación existe con casi todos los modelos de Kia, que completan las cinco estrellas del test, exceptuando el Picanto y el Venga, que obtienen cuatro.

Así las cosas, se puede afirmar que la grave crisis económica no han aumentado considerablemente las cifras de las marcas de low cost. Como tampoco ha crecido el mercado de los híbridos. Las cifras de ANFAC muestran un porcentaje irrisorio para ellos. Un 1,5 por ciento de los coches vendidos en 2012 son híbridos, mientras que los que usan gasolina son un 29,5 por ciento y el diesel vuelve a ser el rey, con un 69,1 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *