La crisis no es para ricos

Audi-A7Las ventas de coches de lujo no notan la crisis económica, incluso les va mejor que antes

El paro no desciende, la gasolina sube cada vez más, los sueldos… se mantienen en el caso de quien tiene la suerte que trabajar. Todo esto, en medio de una recesión global que castiga a medio mundo (el otro ya estaba bastante castigado) de la que no sabe nadie si saldrá un capitalismo aún más fuerte o un cambio de modelo a la fuerza. En este contexto, lo normal es que caiga la producción de automóviles, que se vendan menos coches y motos, nuevos y de segunda mano, tanto en España como en el resto de Europa y el mundo. En nuestro país, las ayudas del Gobierno central como el plan PIVE 1 y 2 han dado algo de aire a un sector que lleva años asfixiado. Eso dicen los números, que a grosso modo nos hablan de cifras de ventas que se equiparan a los años ochenta. Unos números que hablan en su mayoría de vehículos para la clase media. Esto es, utilitarios, compactos, familiares o todocaminos.

Sin embargo, hay un subsector en la automoción que va viento en popa desde que empezó la crisis, paradójicamente o no tanto. Las marcas de coches de lujo mejoran sus cifras mes a mes y año a año. En el segmento Premium se han superado las 106.300 unidades matriculadas en 2012, es decir, más de un 10 por ciento del total.  Es verdad que esas cifras pasan desapercibidas en los ránkings mensuales de ventas, al ser pocos vehículos los que venden comparados con las marcas generalistas, pero el precio de los vehículos de lujo representan un ‘pellizco’ considerable en el volumen total. También es cierto que las marcas premium han hecho un esfuerzo por bajar del pedestal y ofertar modelos de acceso a un precio accesible a muchos bolsillos. Ejemplos hay, como el Audi A1, BMW serie 1 y X1, o el Mercedes clase A y B.

Dentro de los premium, en España barre Audi. La compañía alemana cerró 2012 con más de 35.000 vehículos vendidos, el año más duro de la crisis por ahora. Uno de cada tres coches premium que se compraron el pasado año en España era Audi. Así, desde la compañía confían en matener la hegemonía en 2013, sobre todo gracias a modelos como Audi Q3, líder entre los SUV compactos premium, con nada más y nada menos que 4.688 unidades vendidas. Pero los de Ingolstadt no son los únicos a los que les va bien en España. BMW anunciaba hace unos días que ha empezado 2013 batiendo un récord de ventas. En enero y febrero ha logrado tener una cuota de 5,4 por ciento del total de ventas.  En lo que va de año la marca ha registrado un total de 5.788 matriculaciones, casi un 10% más que en el mismo periodo del año anterior.

Eso en España, porque en el resto del mundo las marcas premium están obteniendo resultados magníficos. Si Audi ha empezado 2013 con un crecimiento de más del 16 por ciento de sus ventas en todo el mundo, las noticias para Ferrari no son peores, ya que en 2012 logró un récord de ventas que hizo subir su volumen un 5 por ciento respecto al año anterior. En el pasado mes de enero, las ventas de Jaguar han crecido un 8,6% mientras que Porsche también evoluciona positivamente con una cifra de casi el 3 por ciento. Parece que se cumple el tópico de que los ricos son cada vez más ricos.

2 Comentarios

  1. No le quepa a usted menor duda de que los ricos son cada vez más ricos.
    ¿Quién si no, ha desencadenado esta crisis para que despojar de todo a las clases medias y adquirir los bienes que con tanto esfuerzo compraron tratando de asegurarse un techo o unos ahorros ladrilleros y adquirirlo ahora a precio de ganga?

    Las clases medias emergentes eran un peligro para los ricos y había que someterlas de nuevo y despojarlas para que de nuevo se maten a trabajar. Los ricos son los que arriesgaron su dinero en hipotecas subprime y que estamos pagando entre todos mediante las inyecciones de dinero a la banca, eso, unido a políticos ensobrados y con delirios de grandeza han hecho un cocktail explosivo que está sufriendo la sociedad.

    En cuanto a Audi, la marca los aros, son buenos coches pero tienen un malísimo servicio post venta y como te toque la china, como a mí, de ese pequeño porcentaje que sale peor que mal, se arrepentirán de haberlo comprado.

    Un A-4 quatro, que el primer año pasó 13 veces por el taller y que vendí aburrida, harta de pagar facturas de reparaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *