Deja que conduzca el hámster

hamster-camionVolvo sorprende de nuevo con una prueba de alto riesgo que intenta demostrar que bien hacen su trabajo

Hace ya años que Volvo descubrió la importancia de la comunicación para vender coches y camiones. Gracias a su apuesta por la seguridad, y a su estrategia machachona, en Volvo han vendido mucho durante muchos años.

Con su indiscutible apuesta por la seguridad, en la compañía quieren transmitir otros valores. Y últimamente lo están consiguiendo. El S60 ha conseguido hacerse un hueco entre las berlinas premium y el V40 ha abierto un nuevo hueco entre el segmento C y las berlinas pequeñas. Apuestas decididas que pueden ir sacando a la compañía de su travesía por el desierto, con modelos demasiado desactualizados.

En Volvo Trucks también han decidido ponerse las pilas y quieren demostrar lo bien que hacen su trabajo. El último invento de la marca ha sido dejar que un hámster conduzca una de sus nuevas creaciones, el FMX, un camión preparado para trabajar en las condiciones más exigentes. De hecho, el slogan con el que se anuncia el camión es “condúzcalo como si lo odiara”, toda una declaración de intenciones sobre cómo puedes tratar a este camión. Pero lo bueno del FMX es que no solo hace frente a las situaciones más complicadas, sino que cualquiera es capaz de conducirlo, y para ello, han hecho la prueba con un hámster, y encima lo han grabado para demostrarlo. El lugar elegido para la exhibición del animalito y el camión fue la mina de Los Tres Cuñados, en Orense. La dificultad de la vía por la que transita el camión se ve muy bien en el vídeo. Un camino estrecho con una gran pendiente y sin ningún tipo de protección hacen que el reto de dejar conducir a un hámster sea aún más divertido.

No es la primera vez que Volvo demuestra con un vídeo la fiabilidad de sus camiones. Hace un año, una equilibrista cruzó de un camión a otro en una autovía en construcción. La prueba consistía en que cruzara en un tiempo y espacio determinado, ya que el final lo ponía un túnel que hacía que la cuerda se rompiera.

Una operación arriesgada que le salió bien. No pudo decir lo mismo en la presentación del S60, cuando el sistema automático de frenado falló y se estrelló contra un camión.

Meses después, cuando presentaron el mismo sistema en el camión, el obstáculo era hinchable, por si acaso. Menos mal que la prueba del hámster salió bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *