Si no quieres atascos, deja el coche en casa

Granada colapsada. En la foto atasco en la Ronda sur. 3/1/2008. Gonzalez Molero

Construir más carreteras no soluciona el problema de los atascos, sino que lo puede agravar

Sucede la mayoría de los días. Por muy temprano que salgas de casa, temes encontrarte con el atasco en el mismo sitio de siempre. En Granada, la retención la comparten varios municipios cada mañana. Ogíjares, Armilla, Monachil, La Zubia o Huétor Vega son poblaciones muy cercanas que cada día expulsan cientos de vehículos a la capital. Esto provoca un gran colapso matutino que parece irremediable y que cada año que pasa va en aumento. A la cantidad de coches hay que sumar un frenazo, un accidente o el mal tiempo, que pueden provocar que el atasco sea mucho mayor y el efecto retén se multiplique.

Además, el crecimiento de la zona del Parque Tecnológico de la Salud, la apertura del nuevo hospital Clínico y del Centro Comercial Nevada no parece que vaya a ser un remedio precisamente para el ya castigado tráfico de Granada. Es hasta cierto punto normal. Una ciudad crece, su área metropolitana también y se necesitan servicios que dar a los habitantes, desde centros comerciales hasta hospitales.

En Granada la Ronda Sur proporciona un mejor acceso a la ciudad y a muchos pueblos del cinturón, así como a Sierra Nevada y a la Alhambra. En el futuro, la Segunda Circunvalación, una de las promesas de los partidos políticos mayoritarios, promete también ser una vía de comunicación muy importante para la ciudad y para la provincia.

Pero a más carreteras, más vehículos y más problemas.  Miguel Álvarez, ingeniero y promotor de la página web www.nacionrotonda.com asegura que que aumentar los carriles de una vía no es buena opción. “Poner más carriles es peor, porque cuando se amplía una carretera una parte del trayecto se hace más sencillo, pero el número de viajes aumenta y la congestión vuelve a  parecer”, comenta Álvarez. Además, la estrechez con la que se encuentran los conductores cuando llegan a una ciudad crea un efecto embudo que hace que el atasco sea mayor si hay más carriles.

Para Álvarez la solución pasa por quitar (más) aparcamientos dentro de la ciudad y cobrar un peaje de entrada. Lo cierto es que no parecen medidas muy razonables para aquellos que no se pueden servir de un servicio colectivo de transportes y que no tienen más remedio que utilizar su vehículo. Pero el promotor de nacionrotonda.com también aporta datos contundentes: Casi la mitad de los trayectos que se hacen en coche son de menos de cuatro kilómetros, una distancia que se podría recorrer a pie en muchos casos, algo que aliviaría algo el tráfico y mejoraría nuestra salud.

Debemos valorar si está en nuestra mano poder quitar un vehículo de la carretera, al igual que está en la mano de las administraciones proporcionar a los ciudadanos transportes colectivos con más trayectos y mejor horario para que los que realmente necesitan conducir no se preocupen cada mañana por el atasco.

3 Comentarios

  1. Verás como si hubiera un metro que uniera en 10 min armilla, huetor, gabia, ogijares, otura, albolote, peligros, maracena etc con el centro, la gente lo cogería. Pero andas que si autobuses superlentos, futuro-metro que es un quiero y no puedo…teniendo esas soluciones la gente prefiere el coche, obviamente

  2. Claro q si..vamos a ir caminando con nuestros hijos y sus pesadas mochilas a la siete de la mañana. .increíble! !!
    Y también pagar un peaje de entrada..vaya panda de Inútiles. ..q vayan andando los políticos y dejen sus audis..no sería mejor poner un carril de alta ocupación. .o eximir de impuestos…o días alternos por matrículas. ..

  3. Que se apueste por los carriles bici como en las grandes ciudades. Granada tiene lo que tiene y no da más abasto. El problema como bien dice el documento es la falta de conciencia de los granadinos que quieren ir siempre en coche hasta el punto más cercano. Servicios públicos, bicicletas, taxi para los más pudientes… Poner un peaje de exclusividad me parece mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *