Granada a un solo click

Como aficionado a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y, tras haber trabajado en la tesis doctoral sobre la contratación electrónica de servicios turísticos, así como inminente celebración de la Feria Internacional de Turismo de Madrid, me han hecho reflexionar sobre la repercusión que la contratación online tiene en la provincia de Granada y la seguridad jurídica de dichos contratos online.

Según datos del Observatorio Turístico de la Diputación de Granada, la inmensa mayoría de los turistas que acuden a nuestra provincia han tomado su decisión consultando Internet o por consejo de familiares y amigos.

A ningún profesional de cualquier sector debe escapar que el posicionamiento en Internet es un aspecto prioritario en los tiempos que nos movemos, y en el caso del posicionamiento para la venta de productos y destinos turísticos de una provincia como la nuestra, donde el sector servicios constituye una de nuestras primeras industrias, dicho posicionamiento merece un impulso aún mayor, para que los internautas tengan un fácil y directo acceso a la información que nos interesa poner en conocimiento de millones de personas que a diario contratan sus viajes por Internet.

Las Instituciones granadinas se están tomando muy en serio las cuestiones relativas a la presencia de nuestra tierra en la Web, hasta el punto de que el propio Ayuntamiento de Granada ha basado su eslogan, “Granada 3.0”, y su campaña publicitaria en Fitur basados en las TIC’s.

Esto, sumado a las cifras que el turismo en España viene teniendo en los últimos cinco años, que son las mejores de la historia, pese a la dura situación económica en que nos encontramos, nos hace ser optimistas en el sentido de que el turismo electrónico es y será una garantía de futuro para la economía granadina.

Internet y el boca a boca suman casi el 50% de las decisiones a la hora de visitarnos, y esa tendencia se convertirá en más favorable respecto al turismo electrónico con el paso de los años.

De ahí que la presencia en redes sociales, en buscadores, metabuscadores y todas las herramientas que nos brinda Internet para la interrelación, deban tener un plus de dedicación para obtener unos resultados mejores que los que tenemos en la actualidad y que invitan, sinceramente, al optimismo.

Soy consciente de que Granada está siendo pionera en la implantación de este tipo de herramientas, hasta el punto de que somos referencia internacional gracias a la plataforma “Smartourism”, mediante la cual se puede planificar la estancia del visitante en Granada introduciendo únicamente los datos de llegada y salida y los intereses que mueven al turista.

De esa forma, con un solo click, el turista de cualquier parte del mundo puede acceder y programar su viaje a Granada.

Sin embargo, todos estos aspectos, cada día más novedosos, no tendrían sentido de no ir acompañados de la seguridad jurídica hacia el turista que tanto las Instituciones como empresas deben garantizar, puesto que la mala reputación en la red es un arma difícil de contrarrestar. 

Soy un defensor del establecimiento de los dominios .travel para las Instituciones y empresas dedicadas al sector turismo, de forma que el turista que acceda a un dominio de estas características, tenga la garantía que en dicho enlace se cumplen con unos requisitos mínimos de seguridad jurídica que han sido debidamente supervisados para otorgar al propietario del dominio dicha denominación.

Esos requisitos, deben ser supervisados bien vía códigos éticos y de buenas conductas o  mediante sellos de calidad, que garantizan el avance de las herramientas de oferta de viaje van de la mano de de la normativa que proteja al turista al tener la flexibilidad y las características de un contrato entre dos partes, empresa y consumidor.

Sin embargo no debemos olvidar la dificultad de la capacidad vinculante que los sellos de calidad o los códigos éticos puedan tener en caso de conflicto.

Quizás esa inseguridad jurídica a la que me refiero sea la única merma que se pueda poner a la fabulosa puesta en escena que supone Internet a la hora de la elección y la contratación del destino turístico.

Espero y deseo que las empresas y las Instituciones encargadas de velar por que Granada siga siendo un destino turístico de primera, velen asimismo por la seguridad jurídica del consumidor para facilitar que Granada siga estando a un solo click de los millones de internautas que, a diario, contratan su viaje por Internet.

Artículo remitido al periódico Granada Económica, edición del mes de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *