Aquellos músicos ‘locos’ de la Tarasca

Que el ritmo no pare

Siempre tuve la firme convicción de que si el mundo -así, en general- escuchara más música, todos seríamos un poco más felices.  El año pasado los jefes me pidieron que plasmara mi visión de la feria del Corpus, en Granada, desde una perspectiva muy personal. Que hiciera fotos y contara la historia que había detrás de ellas. Me lo pasé como los críos. Incluso tuve el honor de que este apasionado beso entre Jorge y Betty fuera la portada de IDEAL.

Dejé muchas imágenes en el tintero. Demasiadas. Pero hoy, no sé por qué, me apetece recuperar ésta, llena de energía, llena de buen rollo, llena  de ritmo. La hice en el pasacalles de la Tarasca. La gente alucinó con ellos. Yo también.