Cerebro rico. Cerebro pobre.

Para comprender el funcionamiento de las economías y cómo podemos gestionarlas para que prosperen, debemos prestar atención a los patrones de pensamiento que influyen en las ideas y los sentimientos de las personas. Solamente podremos llegar a comprender con certeza los acontecimientos económicos relevantes si sabemos enfrentarnos con el hecho de sus causas son principalmente…

Continuar leyendo →

¿Pod(R)emos?

Salvando las diferencias “socioculturales y económicas” que pueda haber entre los diferentes países con tradición democrática más o menos consolidada, lo que es común a todos es la necesidad que tienen sus partidos políticos de convencer a los votantes de ser ellos los más idóneos para dirigir el destino de sus conciudadanos. Y para esto,…

Continuar leyendo →