¿Ruptura o integración?

“La Arquitectura Comprometida” (6)

A propósito de las reflexiones en el post de ayer sobre Ferreira en particular y del Marquesado del Zenete en general quería comentar algo…

Estamos asistiendo al progresivo deterioro de la imagen de nuestros núcleos urbanos como consecuencia de la introducción de tipologías impropias; la edificación de volúmenes inadaptados; la ruptura de la escala en las promociones; la repetición de soluciones estereotipadas; los nuevos materiales que cambian la textura y el color; los acabados ajenos a la tradición: la progresiva densificación de nuestros pueblos y la paralela desaparición de los huertos, del arbolado, de la presencia del agua: el ocultamiento creciente del paisaje desde las calles y desde las viviendas… Estamos asistiendo, en definitiva, a una pérdida inútil de nuestro patrimonio cultural al tiempo que nuestras casas, nuestros pueblos y nuestro paisaje se van volviendo vanos y van perdiendo poco a poco su excepcionalidad y su singularidad.

En este contexto, parece urgente la necesidad de sensibilizar a los ayuntamientos sobre la importancia de dotarse de planes urbanísticos municipales que den respuesta pormenorizada a las necesidades de protección y puesta en valor de la arquitectura, del urbanismo tradicional y del paisaje de sus respectivos municipios, posicionándose claramente a favor de acciones encaminadas hacia la conservación y la integración, frente a sus alternativas de abandono y ruptura.

¿Ruptura?
¿Ruptura?./ Archivo GR
¿O integración?
¿O integración?./ Archivo GR

7 Comentarios

  1. Sin ir más lejos no tenemos más que darnos una vuelta por el cinturón metropolitano de Granada, en el que todos los pueblos repiten tipologías y modelos, llegando a veces a no saber en que pueblo nos encontramos.

  2. Yo entiendo, que en los nuevos crecimientos urbanos y mucho mas cuando son el resultado de operaciones urbanísticas de cierta escala, deben primar los conceptos de modernidad urbana y arquitectónica… (Otra cosa seria analizar porque la calidad urbana y arquitectónica de los crecimientos suele ser tan baja), pero eso no es contrario a la necesidad de preservar los valores de la ciudad histórica, así como que dichos valores sean tomados como referente, de ser posible, en sus entornos urbanos…
    Lo que tu comentas significa que muy pocas ciudades de la metrópoli de Granada han sabido preservar los valores esenciales de su nucleo histórico…

  3. Ni la metrópoli de Granada ni la propia ciudad de Granada, en la cual vemos diariamente como se ha perdido la trama histórica y se degeneran los edificios antiguos (sobre todo los privados, a los que se les llega a abrir ventanas para que su deterioro sea más veloz,como ejemplo, está ocurriendo en un edificio de la calle Alhóndiga). Como ciudadana granadina, pienso que no ha habido un esfuerzo suficiente para conservar en esta ciudad el patrimonio inmueble privado de alto valor arquitectónico, así como he tenido que asistir a la desaparición de la singularidad de los barrios de Fígares, Marqués de Montéjar y otras, sustituyendo un barrio de casas por edificios altos y miméticos y sin originalidad constructiva (lo que ha contribuido a la desfiguración y transparencia de esta zona frente al resto de la ciudad moderna, invisibilizandose)

  4. Interesante cuestión para reintegrarse a la normalidad post-vacacional, sobre la que deberíamos guiarnos por criterios objetivos y valorables, y olvidarnos de nuestro particular gusto, pues ya se sabe que “gustos, como colores”, lo que permite muchas de las situaciones que denunciáis, y con toda razón.

  5. Totalmente de acuerdo con Chema. Lo importante es que en las ciudades se generen debates responsables sobre, por ejemplo, la huella que cada época deberá dejar para el futuro… Lógicamente esa huella tendrá alcances diferentes según los casos: en un extremo estarían por ejemplo los barrios históricos con notables valores patrimoniales en los que deberán orinar los criterios de protección; a las operaciones de reforma interior con importante trasformacion de la ciudad heredada… En las que lo importante deberá ser, como no, actuar responsablemente, con mesura y sobretodo que cualquier remodelación se realice con una clara intención de mejorar la ciudad.

  6. En repuesta a lo anterior, estoy de acuerdo en que en los nuevos cremimientos urbanos la modernidad arquitectónica y urbana debe primar. Mi critica anterior va mucho más dirigida a que, desde mi punto de vista, los crecimientos que se han producido en el área metropolitana de Granada, en pocos casos han estudiado la integración en el entorno y el desarrollo de modelos adecuados, limitandose a la monótona repetición de estereotipos de mala calidad.

  7. Tienes toda la razón… Sobre los municipios metropolitanos de Granada pesa la tara de que durante las décadas 70, 80 y 90 primo sobre todo la competencia entre ellos por captar promociones inmobiliarias mediante la relajación/disminución de las cargas urbanísticas… El resultado, como es patente, una disminución de dotaciones, menor calidad urbana, y peor calidad de vida…. Mereció la pena?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *