¿VIVIRÍAS EN UNA CIUDAD DONDE…?

“La Ciudad Comprometida”

La pregunta no tiene truco, y ya se que no es tan fácil elegir la ciudad en la que vivir, pero…  ¿Tu vivirías en una ciudad que se siente orgullosa del buen carácter y de la amabilidad de sus gentes? ¿Y que entrega premios anualmente a los ciudadanos y a los colectivos más educados?

¿Tú te reconocerías en un lugar donde hay unanimidad en que lo mejor que tienen es su transporte público? ¿Crees que puede existir una ciudad donde su “metro” y sus autobuses están más limpios y cuidados que tu propia casa? ¿Sin grafitis y sin suciedad?

¿Crees posible un lugar en el que los medios de comunicación locales se esfuercen en resaltar todo lo positivo que ocurre por allá?

¿Qué opinarías si las mayores inversiones municipales, con diferencia, se destinasen a mejorar las condiciones de vida de sus barrios marginales? ¿Qué opinarías de una ciudad que basase sus acciones en el  “urbanismo social”?

¿Has oído hablar del Metrocable? ¿Se te habría ocurrido pensar que teleféricos modernos puedan prolongar el  transporte público hasta llegar a los barrios “informales” que ascienden por las laderas de la periferia?

Metrocable
Metrocable

¿Has oído hablar de los Parques Biblioteca? ¿Crees posible que con edificios de muy buena calidad y de excelente arquitectura se creen importantísimos motores de renovación social, verdaderos hitos urbanos, que doten de un orgulloso sentido de la pertenencia a sus gentes? ¿Te sentirías orgulloso si uno de ellos llevase el nombre de España, fruto de la colaboración internacional,  y que se hubiese convertido en apenas cuatro años en un verdadero faro de cultura, de esperanza y de renovación social? ¿Crees que a D. Juan Carlos y Dña. Sofía les hubiese gustado inaugurarlo y respaldarlo?

Parque Biblioteca España
Parque Biblioteca España

¿Tu imaginas que una ciudad que hasta hace pocos años solo era conocida internacionalmente por su altísima criminalidad haya podido transformarse tanto y tan bien que ahora pueda estar de moda? ¿Y que incluso sea un importante centro de actividades, una ciudad de congresos y eventos, y que incluso sueñe con ser “ciudad olímpica“?

¿Seguimos?  Pues yo sí que viviría en MEDELLÍN, porque allí se palpa ese mágico sentimiento de ciudadanía que yo no había sentido hasta ahora en ninguna otra urbe.  Y porque allí notas que la regeneración de los entornos más desfavorecidos, por degradados que pudiesen estar, se puede acometer y conseguir. Yo he visto como con imaginación, valentía y mucho compromiso y acción social han empezado a transformar a sus barrios periféricos y sobretodo han dado esperanza a sus gentes… que hasta no hace mucho, a la marginalidad social en todas sus facetas tenían que añadir las dentelladas de la violencia.

Pero no solo es por eso. Aunque durante muchos años aún perduraran las huellas de un pasado de gran liberalidad económica (y urbanística),  esta ciudad, además de más equitativa va volviéndose, a grandes pasos, en moderna y atractiva… Y no me cabe la menor duda que lo mucho que han conseguido hasta ahora, como lo mucho que aún les queda por hacer,  ha sido y será el fruto de sus excelentes y generosos políticos, como de sus preparados asesores y maravillosos ciudadanos. Muy Comprometidos.

Imagen de Medellin
Imagen de Medellin

Por eso, yo que vine a Medellín, invitado por la Unión Iberoamericana de Municipalistas  y FUNIDEL,  para dirigir un taller sobre ciudades competitivas dirigido a altos cargos de Latinoamérica, una vez que la he conocido me encuentro dichoso de que desde un lugar como este me hayan llamado para compartir mis planteamientos y mis experiencias sobre cómo construir  “Ciudades Comprometidas”, esto es, armónicas, sostenibles, que cuiden su medio ambiente urbano, que favorezcan el desarrollo social y la equidad…

¡Felicidades Medellín!

 

Juan Carlos García de los Reyes, Director de Grarquitectos

8 Comentarios

  1. Juan Carlos, considero que tu admiración por Medellín, hace que sublimes todo aquello que admiras de ellos y seria maravilloso el poder visitarla y cobijarse en todo aquello que cuentas de ella. Y no dudo que así sea. Yo visito a mi Granada cada año, y dedico todas las mañanas a mi andadura en solitario, por cada una de sus esquinas y lugares donde el recuerdo aun tiene mi calor. Soy un romántico de mi cuna. Voy a un bar a la hora del desayuno y observo, y a veces dialogo con cualquiera que me de ocasión, me siento en un banco y contemplo el andar y hablar de los viandantes, leo el diario local y me sumerjo en la vida social y política de mi ciudad, por lo que me acerco y alejo según mis creencias y la realidad vital de este pequeña y soñadora ciudad. La vivo, la saboreo, la gozo y a veces llego a casa con amargura en el alma.
    Ya me gustaría que los dioses fuesen los arquitectos de mi ciudad para que viviésemos los hombres. Que los sabios nos dieran ideas de cómo vivirla. Me gustaría que la ciudad fuese un símbolo de convivencia y cultura. Que fuese un conjunto de gentes en perfecta unidad de intereses. Que fuese como un perfecto cuerpo en el que resplandezca el orden social y que la única y mejor motivación fuese el alcanzar la felicidad, creando un cuerpo vivo y plenamente sano. Dime tú. ¿DONDE ESTA CIUDAD?

  2. Amigo Paco… En realidad las Ciudades las hacen sus gentes. Que en Granada a lo largo de su historia supieron cultivar paisajes memorables, como también, chaviqueando, otros inmemorables y duros de habitar… Fíjate que cuando hablaba de Medellín me refería a su pasado reciente y al futuro que se vislumbra. Y que en la Granada que nos cuentas hay también muy buenos síntomas… Aunque me parece que, como narra el dicho, la peor nota seguimos siendo sus ásperas gentes….

  3. Juan Carlos, ¡nunca había leído un escrito lleno de preguntas! Me alegra saber que te gustó mi ciudad, independientemente de los diversos problemas de seguridad que se viven en ella, y de la estigmatización internacional a la que nos vemos abogados desde hace más de tres décadas…Personas como usted abren los ojos de aquellas que no han visitado la capital de la montaña, (como amablemente se le conoce). Le agradezco su reporte. Cuando conocí Barcelona, encontré en ella grandes similitudes: las Ramblas no son otra cosa que la Avenida La Playa sumada con Carabobo (lógico, guardando sus distancias), su teleférico del puerto hasta Montjuic, sus montañas, su sistema de metro, la Sagrada Familia, el paseo de Colón, en fin diversas formas de ciudad que me hicieron compararla con mi Medellín.
    En fin, nuevamente le agradezco que comparta con otros su experiencia y le invito a que nos visite nuevamente y conozca, entre otros, las empanadas y la morcilla de Envigado, los buñuelos de El Santuario, los chuzos del estadio…
    Hasta pronto.

  4. Dado que en los próximos días voy a Medellín en busca del trabajo que en España está complicado conseguir, he estado investigando, y respecto a las dudas y a los miedos, he de decir que cada vez ando menos asustado; tal vez por ignorancia o por los rumores, me doy cuenta de que no es tan fiero el león como lo pintan. Medellín me está gustando antes de llegar. Impresionado por el cariño de Juan Carlos por la Ciudad poco a poco me voy contagiando de esa ilusión por lo bueno y bien hecho que es posible, me doy cuenta de cómo los cambios pueden ser a buenos.

  5. Gran ciudad Medellín, a la que nos introduces con fascinacion Juan Carlos, rescato de tus palabras lo importante que es para nuestras ciudades respondernos todos esas preguntas, preguntas que ayudarian muchisimo a entender y empezar a comprometernos con el desarrollo, que con inteligencia podremos resolver en nuestras regiones, gran ejemplo Medellín y… a quien no le gustaria vivir unos meses en ella, conociendo y aprendiendo tantas cosas, visitarla es algo que tengo que hacer en la vida.
    Saludos de Tacna

  6. Querido colega: me alegro de que compartas esa inquietud por transformar a positivo nuestra realidad urbana y territorial… y nada mejorpara ello que hacernos preguntas…
    Previsiblemente estaré en tu ciudad Tacna (Perú) en la primera semana de Septiembre para presentar las experiencias de Desarrollo de Ciudades Comprometidas en la ordenación de espacios metropolitanos en Perú. Espero poder conversar contigo y con tu equipo de ES.tiempo

  7. Y si la gente que aún teniendo la intención de lograr un cambio en su ciudad, no pueda saber cómo direccionarse porque quizás cree que sin apoyo de la Municipalidad no lograría un dichoso “cambio”. Como hacemos en despertar en cada quién que no necesita de una figura política para empezar de verdad el “gran cambio”; solamente de su propia voluntad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *