La ciudad del siglo XXI

“La Ciudad Comprometida”

La semana anterior compartimos con todos los lectores de “La Ciudad Comprometida” la entrevista de Juan Carlos García de los Reyes publicada en Territorio & Marketing, sobre algunas cuestiones relacionadas con el urbanismo, la planificación a través de la trayectoria profesional del arquitecto, y su visión sobre algunas cuestiones sobre patrimonio, sostenibilidad y participación ciudadana.

Hoy queremos resaltar un extracto de la misma, que resume en gran medida el ideal de ciudad sostenible del siglo XXI, por el que fue preguntado. En este párrafo se concentran los principales retos de las áreas urbanas para nuestro siglo, así como la filosofía de Juan Carlos y el prisma a través del cual ve las ciudades modernas.

Estoy convencido de que al margen de que debamos seguir avanzando, sobre todo en los países más desarrollados, sobre la aportación de las nuevas tecnologías y los avances informáticos en la eficiencia de las ciudades… sin embargo los problemas intrínsecos de las ciudades en nuestro mundo global siguen siendo los mismos, y con una virulencia que no ha disminuido prácticamente nada en los países en desarrollo y dramática en el tercer mundo: ciudades segregadoras y antidemocráticas; infradotadas de servicios, equipamientos y de áreas verdes sobre todo en los barrios populares; con gravísimos problemas de vivienda; muy contaminadas; que no gestionan sus residuos o lo hacen de manera ineficiente; que abordan insuficientemente su movilidad; que destruyen su patrimonio, su identidad y sus valores territoriales; anodinas… Por eso, la cuestión no es tecnológica, sino de compromiso con la ciudad y con la ciudadanía… Por eso decidimos, denominarnos Desarrollo de Ciudades Comprometidas, ese es nuestro afán y ese es nuestro reto.”

Juan Carlos García de los Reyes. Fuente: facebook

4 Comentarios

  1. Esta trilogía articulada de proyectos e intenciones, me atrae, me hace pensar mucho y me han quedado frases y nominaciones en rededor de un deseo, de un proyecto de altas cumbres ideológicas. Me asaltan las denominaciones de “ciudades segregadoras”, “antidemocráticas”, “barrios populares”, “demanda social”, “armonía urbanística”, “urbanismo pedagógico”…etcétera, etcétera.
    Es cierto que el urbanismo social, está basado en la participación del ciudadano, ante un gobierno que atiende la demanda social y unos profesionales que desarrollan sus proyectos ante las necesidades que brotan de una injusticia social e institucional. Por ello me desplazo por los barrios de cualquier ciudad, que en su marginidad acoge vivencias urbanísticas faltas de armonía en los servicios disponibles para la masa social abandonada de toda riqueza. ¿Y qué es lo que me queda? Pues que todo tiene un principio y quizá un origen, por lo que antes que nada hay que empezar la casa por los cimientos y darle unos sillares sólidos.
    Y me queda solo la palabra UTOPIA. Para concluir mi pensamiento de que todo es un lugar, idea o proyecto, académicamente atractivo, pero inalcanzable, porque las instituciones y los gobiernos no están para el “ideal insuperable”. Quedando solo en eso, en un ideal. Esto no es una crítica a todo un deseo profesional, loable en su planteamiento…pero es una utopía. GRACIAS

  2. Lo peor del acercamiento en este blog, para personas académicamente foráneas al tema principal de la urbanística que tan bien dirige “jotace”, es la opinión atrevida y no sostenible que a veces volcamos en nuestros comentarios.
    Lo digo porque en el artículo “La ciudades del siglo XXI”, me atreví a provocar respuestas con la utilización del concepto UTOPIA. Y esto me ha dejado preocupado un cierto tiempo. Me he documentado y con sorpresa veo que ha sido tratado desde Aristóteles a Platón y comentado por muchos urbanistas, tales como don Roberto Goycoolea, de la universidad de Alcalá la Real, de cuyo estudio, recojo estas frases: “De ahí que toda utopía emerge de una crítica a la sociedad del momento, con independencia de la construcción de un proyecto social o urbano….el papel crítico y propositivo de las utopías que desde el Renacimiento se ha bosquejado en occidente lo que llevo a Mannhein a considerarlas germen de toda renovación social….” .
    Sirva esto para mi tranquilidad y para que sepáis que me zambullo en cualquier tema sin temor ni sonrojo. GRACIAS

  3. querido amigo en la red, paisano, y hermano en la utopía… Jaajaaa! Me siento reconfortado por tus palabras y por tu refuerzo teórico ya que, como sabes, aunque intento ser muy pragmático, lo hago, no tengo duda alguna, desde vender utopías… Un fuerte abrazo desde Lima, y pronto desde granada!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *