Isla Mayor, la última colonización de las marismas

“El Territorio Comprometido”

La Isla Mayor, enclavada en el río Guadalquivir, era una zona despoblada hasta el último tercio del s XX. En la actualidad, y gracias a las obras de infraestructura hidráulica, llevadas a cabo en la zona en este último siglo, constituye una gran zona regable, dedicada al cultivo de arroz, en las proximidades de Sevilla. Una tierra ganada por el hombre a las marismas, gracias a la construcción de canales y campos de siembra, que genera un paisaje llano y desde su visión cenital, forma una gran retícula de parcelas geométricas entre cuyas lindes discurren los brazos del río.

islamayor2
Representación cartográfica de las islas de Guadalquivir después de las primeras trasformaciones a principios del s.XX. Fuente:IECA

El carácter único de este espacio lo ha convertido en fuente de inspiración para fotógrafos y cineastas por los valores paisajísticos únicos que alberga. Por ejemplo la película “La Isla Mínima”, del director andaluz Alberto Rodríguez, con fotografía de Alex Catalán, refleja la relación entre un medio físico concreto y el ser humano que lo habita. El retrato social en la Marisma del Guadalquivir durante la transición política española y la continua presencia del entorno de los arrozales como escenario, recogido desde la mirada sobre el terreno o alzándose hasta conseguir sorprendentes y amplias tomas cenitales, recurre a la belleza y la singularidad de estos paisajes de marisma.

Ortofotografía PNOA 2010, vista de Isla Mayor rodeada de campos de cultivos de arroz y algodón. Fuente: IECA

Un paisaje maravilloso, resultado de una lucha constante por ganarle tierra al mar. En sus orígenes, la propia naturaleza, en concreto el propio río Guadalquivir, que gracias a sus arrastres fue rellenando la ensenada de la desembocadura, creando un espacio de transición marítimo-continental, y convirtiendo progresivamente la marisma en tierra nueva. Y por último el hombre, en su afán por colonizar nuevas tierras de cultivo. Ambos en consonancia, así como el incesante trabajo fluvial del Guadalquivir, han terminado por configurar uno de los espacios más característicos e importantes, desde el punto de vista paisajístico y productivo de la provincia de Sevilla.

Las marismas del entorno de Isla Mayor albergan diversas especias de aves, entre ellas los flamencos, que se aprecian en la imagen.

Para conocer más esta zona, os recomendamos dos artículos de los que os dejamos adjuntos los enlaces:

-La Isla Mayor del Guadalquivir: de espacio natural despoblado a una de las zonas más productivas de arroz de Europa. (IECA)

-Paisaje de Interés Cultural de regadío en Isla Mayor (Sevilla) (IAPH)

1 Comentario

  1. Hay ocasiones en las que la actividad humana ocasiona grandes fracturas entre el hombre y el medio, pero otras el paisaje y el hombre se alían convenientemente y el resultado es armónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *