De qué sirven edificios sostenibles, en ciudades insostenibles…

“La Ciudad Comprometida”

Como os hemos comentado en artículos anteriores, como en la reciente serie de “Urbanismo bioclimático de Vitoria-Gasteiz”, el urbanismo sostenible es el nuevo protagonista de una disciplina que no para de evolucionar, para encontrar soluciones a la mejor calidad de vida de las personas.

En esta línea se presenta en prensa el nuevo libro “Urbanismo Ecológico” de Bruno Latour, recopilado por Mohsen Mostafavi y Gareth Doherty. Una publicación muy interesante en la que se plantean diversas problemáticas entorno al urbanismo actual y sus soluciones. Cómo las ciudades actuales deben acercarse más a su entorno, y menos a la mera innovación por la innovación, que terminará convirtiendo nuestras urbes en grandes desiertos.

urbanismo ecologico el pais
Portada del libro. Fuente: elpais

Plantea que el urbanismo ecológico sólo puede entenderse a escala planetaria y ha de poner el destino social humano en el centro de sus objetivos, así como la mayoría de las disciplinas que tienden a la ecología. Porque “¿Puede una ciudad ser sostenible a pedazos? ¿A calles? ¿Puede el mundo permitirse edificios sostenibles y ciudades que no lo son o debe la sostenibilidad tratarse como las grandes cuestiones que precisan serios y firmes acuerdos globales como la aviación? Unir ecología y urbanismo es una urgencia arquitectónica y medioambiental que debería también ser política.”

El nuevo modelo urbano,  sostenible y ecológicamente humanizado, se presenta como un reto en el que desechar lo tradicional, así como el fácil futurible de las aglomeraciones uniformes. Estas ideas, se juntan en el ejemplar editado, con propuestas aparentemente imposibles o poco probables de realizar como la ciudad logística de Shenzhen -una torre de 1.111 metros con espacios interiores y exteriores ideada por JDS Architects, sin duda una apuesta innovadora, que nos hace reflexionar sobre que otro tipo de ciudad es posible.

ciudad Shenzhen elpais
Ciudad Shenzhen. Fuente: elpais

 Para leer el artículo completo pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *