TRES MIRADAS A LAS CUEVAS DE GUADIX: UNA POMPOSA Y DOS CRÍTICAS

“La Arquitectura Comprometida”

El barrio de las Cuevas de Guadix (verdadero paradigma entre los asentamientos trogloditas que se dan en el norte de la provincia de granada, Andalucía España) fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 1976, integrando junto con el Casco Antiguo de la ciudad uno de los centros urbanos más atractivos y singulares del panorama andaluz. Y es que las Cuevas de Guadix constituyen uno de los pocos ejemplos que pueden encontrarse a nivel internacional de este tipo de hábitat, y su singularidad radica en la conjunción de numerosos factores: su amplia extensión, el bello entorno natural en el que se ubica, su relación con el resto de la ciudad histórica, sus siglos de antigüedad, las tradiciones que atesora, así como en la excepcionalidad de su arquitectura vernácula, sumamente original y de una belleza plática deslumbrante.

Todos estos valores absolutamente excepcionales y muy particulares han propiciado que en los últimos años se haya apostado por explotar su potencial turístico a nivel comarcal (y obviamente también en Guadix) con la proliferación, sobre todo, de alojamientos hoteleros trogloditas, esto es, ubicados en cuevas, por lo que la oferta global empieza a tener ya cierta entidad como destino turístico. Además se han desarrollado algunas iniciativas públicas (miradores, puntos de información, itinerarios, centros de interpretación…) y privadas que han ido llenando de contenido y de calidad las visitas de manera progresiva…

Guadix iluminado al caer la noche desde el Mirador del Cerro de la Bala. Torcuato Fandila
Guadix iluminado al caer la noche desde el Mirador del Cerro de la Bala. Torcuato Fandila

Y en esta ola de optimismo creciente, incluso se ha llegado a plantear en varias ocasiones la posibilidad de incorporarlas como Patrimonio Cultural de la Humanidad, existiendo una iniciativa específica al respecto… (circunstancia gemela a otra equivalente que se está impulsando en la comarca vecina -e igualmente querida- de La Alpujarra granadina). Si esa noticia sirve como acicate… entonces estaría bien… Pero yo creo, más que en los reconocimientos pomposos, en las gestiones responsables que parten desde lo local, que miran al medio plazo y que aborden decididamente todos los matices de la ordenación, de la protección, de la mejora urbana, en definitiva, de la sostenibilidad y de la autenticidad de este espacio urbano maravilloso (Las Cuevas de Guadix) o de aquel Sitio Histórico espectacular (La Alpujarra)este espacio singular… Y, reconozcamos con la mano en el corazón, que en ninguno de ambos lugares se ha avanzado casi nada de cara a su verdadera protección y sostenibilidad, por lo que sin negar (en absoluto) sus excepcionales valores culturales, yo creo que los reconocimientos internacionales deberían llegar una vez que desde lo local (municipio, comarca, provincia, región…) se haya realizado una labor ejemplar que sirva de buen ejemplo para otros lugares del orbe… y en eso, queridos paisanos, estamos lejos… más bien, estamos en mantillas…

Por eso creo que es bueno poner de manifiesto algunos de los aspectos que sí que dependen de nosotros… es decir, la otra realidad de las Cuevas de Guadix, ya que el barrio sigue un rumbo bien distinto… Y para ello os propongo dos miradas críticas:

La primera Mirada la aportó muy bien Manuel Amezcua en su artículo “LAS CUEVAS, ORGULLO Y TRISTEZA”, publicado recientemente en el periódico Wadi-as, y en ella se centra en un foco de marginalidad, injusticia y abandono social que existe en este lugar: “… contemplar un núcleo de marginalidad tan severo como el de la Cañada de Ojeda, que extiende sus tentáculos en otros casos puntuales de familias cuyo riesgo de exclusión social ya ha sido completado con creces, no deja de ser un revulsivo constante a la propia conciencia, que intento hacer extensivo a la conciencia cívica de Guadix en sus terrenos sociales y políticos… La Cañada de Ojeda no tiene solución, tiene soluciones, al menos las cincuenta soluciones de los cincuenta grandes fallos que atesora. Sin una actuación en red muy enredada, desde la sanidad a la limpieza, desde los educadores de calle a los maestros, desde Cáritas al Ayuntamiento, pasando por los Bomberos y Policía para llegar a las empresas de suministro eléctrico… todos hemos de aportar, en diverso grado, no ya el grano de arena, sino los sacos de soluciones que nos corresponden”.

IMG-20160106-WA0015
Fuente: elaboración propia

Y la segunda Mirada, tiene que ver con el progresivo deterioro cultural (paisajístico, arquitectónico, etnológico, urbano…) que no hace sino banalizar el rico patrimonio de las barriadas de cuevas… Y ya lo expresamos durante nuestra intervención en la “Lluvia de Ideas para el Plan de desarrollo integral del Centro Histórico de Guadix” (celebrada el 3 de noviembre de 2015 a iniciativa del “Centro Histórico Comercial de Guadix” y a la que fuimos invitados en calidad de redactores del plan especial de protección del Casco Antiguo del Conjunto Histórico de Guadix): “… No es posible revitalizar el Centro Histórico de Guadix, llenarlo de actividad, llenarlo de economía, sin desarrollar todo el potencial turístico y cultural que tiene la ciudad a través de la singularidad tan fantástica que tenemos en el barrio de las cuevas. Y hoy, el barrio de las cuevas es mucho peor que el que era hace 10 años, aunque las calles estén asfaltadas, aunque los vecinos vivan un poquito mejor. Pero patrimonialmente, hoy el barrio de las cuevas es mucho peor que el que hace 10 años, y hace 10 años era mucho peor que 5 o 10 años antes, aunque objetivamente, algunos equipamientos y algunos servicios urbanísticos hoy sean mucho mejores. ¿Por qué? Porque no paramos de improvisar, con la mejor de las buenas voluntades…. “. Por eso, Guadix tiene que tener un modelo de desarrollo claro para sus Cuevas. Por eso es tan importante que acometa cuanto antes las labores de regulación urbanística y patrimonial del barrio de las cuevas, antes de que el mismo siga degradándose…

IMG-20160106-WA0007
Fuente: elaboración propia

Ambas miradas, requieren de nuestra atención preferente, responsable y decidida… y luego, más adelante, vendrá la satisfacción de la labor bien hecha y quizás… solo quizás, el resto de la humanidad quiera honrarnos con su reconocimiento… por la rica

historia y el legado urbanístico de nuestra ciudad, pero también, sobre todo, por la actitud responsable y verdaderamente ejemplar de sus gentes, de sus autoridades…

ALGO ESTÁ CAMBIANDO EN EL URBANISMO DE PERÚ: Propuestas para la reforma de su normatividad legal

“La Ciudad Comprometida”

Algo está cambiando en el urbanismo de Perú… como lo demuestra el hecho de que algunas de las más altas instituciones del estado (Mº de Economía y Finanzas y Mº de Vivienda, construcción y Saneamiento) decidiesen hace ahora algo más de un año trabajar juntos en un estudio innovador que ha permitido consolidar criterios comunes para abordar una reforma de la normatividad en materia de desarrollo urbano y territorial que todos los expertos consultados consideran inaplazable.

Con el apoyo de mi equipo de Desarrollo de Ciudades Comprometidas, además del concurso de numerosos especialistas peruanos, tuvimos el honor realizar este trabajo tan ilusionante que tendré la oportunidad de exponer el próximo día 25 de enero de 2016 en la sede del Colegio de Arquitectos de Perú en una conferencia denominada: “Diagnóstico del desarrollo urbano en el Perú y propuestas para la reforma de la normatividad legal”.

12507319_1654367524814665_9084411637962326299_n

Y quiero felicitar (y agradecer) a las dos instituciones que han promovido esta conferencia (de una parte al CAP, sede nacional, por su aperturismo y su sensibilidad con los principales retos actuales, ilustrándonos a través de su gestión a todos los colegiados como también a la sociedad peruana sobre cuál debe ser la función social de los arquitectos en general y de los urbanistas en particular. Y a nadie se le escapa percibir el relevante papel que en todo ello está desempeñando el Decano Nacional, arq. Jose Enrique Arispe junto con su equipo directivo; Y de otra al Instituto Yachay) por el enorme interés que le han dado al evento, como lo demuestra el extraordinario nivel de los 4 panelistas que me acompañaran:

* El arq. Raúl Flores García Rada, que fue viceministro y que cuenta con una gran reconocimiento internacional por sus proyectos urbanos.

* El arq. Rodolfo Castillo, experto profesor y profesional que ha estado presente en las más instituciones del urbanismo peruano, y que dirigió aquel pionero PDM de Lima.

* El arq. Arturo Yep, Vicedecano Nacional del CAP y gran experto en la ejecución de desarrollos urbanísticos.

* Y el economista Francisco Benel, uno de los más reconocidos asesores del MVCS y pedagogo incansable para la mejora de nuestras ciudades.

Además, actuará como moderador el arq. Víctor Castro Albarracín, muy respetado en todos los círculos profesionales y académicos peruanos.

* Lugar: Auditorio del Colegio de Arquitectos del Perú

* Fecha: Lunes 25 de Enero de 2016. Hora: 7:00 pm. El Ingreso es libre.

IMG-20160120-WA0000

A modo de anticipo, he pensado dejaros algunas reflexiones previas… Lo dicho: ¡ALGO ESTÁ CAMBIANDO EN EL URBANISMO DE PERÚ!

“El Perú en la actualidad está inmerso en una etapa de importantes transformaciones de todo tipo que coinciden en el tiempo con otros cambios demográficos, económicos, y culturales y de modos de vida. Se ha cuantificado un déficits de aproximadamente tres millones de viviendas dignas que deberían ser construidas en sólo una década. Y a ello debemos agregar la necesidad de nuevas áreas para actividades industriales, tecnológicas, administrativas, comerciales y/o turísticas que deben constituirse en fuentes de empleo para satisfacer las nuevas demandas de la población. Y finalmente, será imperativo la dotación de un adecuado equipamiento urbano que complemente la calidad de vida de los habitantes; como hospitales, universidades, áreas de recreación pública, centros culturales y nueva infraestructura vial y de transporte.

La satisfacción de todas estas necesidades implica forzosamente el reordenamiento, densificación y reforma de las ciudades existentes y la creación de nuevas áreas urbanas que alberguen a las futuras poblaciones en condiciones adecuadas, sobre todo con un sentido de previsión de los espacios a ocuparse y de las infraestructuras y servicios con los que deban dotarse, en aras de logran una calidad de vida aceptable así como para propiciar una mayor eficiencia urbana y competitividad para nuestras ciudades.

Por el contrario, y a modo de metáfora, recordemos la forma precaria y caótica con la que en Perú la población de escasos recursos ha ido ocupando y construyendo una “anticiudad” que se caracteriza por su desorden, su exposición al riesgo, y sus servicios casi inexistentes… cuya magnitud debiera avergonzarnos. Pensemos que por ejemplo en Lima, donde se supone que existe un cierto nivel de control urbano, solo el 30% de las viviendas edificadas se han construido con licencia municipal, situación que nos muestra el alto grado de informalidad en las edificaciones, el riesgo que corre la población y el grado de vulnerabilidad a que está expuesta la infraestructura urbana.

Ambas cosas, implican un grave problema en todos los órdenes, que precisa de ingentes recursos públicos y privados que deberían ser invertidos racionalmente para propiciar un nuevo orden urbano en el que poder desarrollarnos como personas, vivir como ciudadanos y en el que las empresas puedan generar desarrollo y actividad económica…

JC BN

Y para ello, otros países y tantísimas ciudades ya supieron antes que nosotros que se requería un enorme esfuerzo de planificación territorial y urbana, de ejecución de infraestructuras y de gestión urbanística. Sin embargo estas técnicas aún no se han desarrollado suficientemente en el Perú y presentan indudables carencias a nivel de organización interadministrativa, y las autoridades responsables aún no visualizan su importancia y valor (incluso para su propia gestión) de dinamizar y materializar el orden en las ciudades pensando en el medio plazo. La problemática expuesta se agrava por la falta de personal calificado en las áreas responsables del desarrollo y control urbano… Que tiene obviamente su reflejo en los insuficientes esfuerzos que desde las instituciones del estado y las universidades se hayan podido hacer para formar a especialistas con conocimientos y técnicas básicas para la planificación. Una actividad para la que por otra parte los arquitectos tenemos una predisposición especial en nuestra consideración de generalistas.

De ahí que sea preciso tanto el establecimiento de nuevos criterios normativos a muchos niveles, como de la modificación de numerosos hábitos sociales y administrativos, con la loable finalidad de garantizar un progresivo desarrollo de Ciudades Comprometidas.”

Dicho estudio (concluido en 2015 por Desarrollo de Ciudades Comprometidas con el concurso de numerosos especialistas peruanos) ha permitido que las instancias del MEF (Consejo Nacional de la Competitividad) y del MVCS ya lleven meses trabajando de manera coordinada para su implementación.

FELICIDADES BAZA, POR MARCARLE EL CAMINO A TANTÍSIMAS CIUDADES HISTÓRICAS.

“La Ciudad Comprometida”

Hoy quiero hablaros, muy orgulloso, de los pasos firmes que ha dado Baza (Andalucía, España) para la adecuada protección y rehabilitación de su casco antiguo, constituyendo un magnífico ejemplo en el que deban mirarse otras ciudades históricas… En 2003 fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, en reconocimiento a los valores patrimoniales y urbanísticos que posee esta ciudad, cuanto menos bimilenaria, que conserva su vieja trama medieval de estrechas e intrincadas calles, repartidas entre el recinto amurallado de la medina (en donde se levantaba su, en otro tiempo, poderosa alcazaba, de la que hoy sólo quedan algunos restos), y alrededor de ésta los grandes barrios o arrabales. Tras la conquista cristiana la ciudad sufre una fuerte transformación bajo la estética del Renacimiento y el Mudéjar que terminaron por configurarla prácticamente como la conocemos hoy…

baza
Imagen del Conjunto Histórico de Baza. Fuente: ayuntamientodebaza.es

A pesar de algunas alteraciones desafortunadas fruto de un desarrollismo mal entendido durante la segunda mitad el siglo XX, el trazado urbano bajomedieval (sistema viario y organización espacial) mantiene una saludable homogeneidad de su paisaje construido, en el que es claramente perceptible la secuencia histórica preindustrial, sobre todo en sus barriadas populares (como el barrio de la Morería). Y como suele ser frecuente en los barrios históricos, su morfología urbana se sustenta en tipologías domésticas en su mayoría (lógicamente junto con otras tipologías monumentales de gran calidad artística y arquitectónica), que dotan a la estructura urbana de gran coherencia… por lo que Baza constituye un asentamiento en el que su forma física es representativa de la evolución que esta comunidad humana ha ido teniendo a lo largo de su historia, por lo que constituye un valiosísimo testimonio de su cultura.

En dicho sentido cabe destacar la existencia singular de numerosos monumentos que admirar en el Conjunto Histórico de Baza (los Baños Árabes, el Palacio de Los Enríquez, la Iglesia de Santiago, las Antiguas Carnicerías, o las balconadas moriscas de la Plaza de San Juan) y a mí, como a todo nuestro equipo de GRarquitectos y de DCC, nos llena de orgullo haber proyectado y dirigido la restauración de algunos de los iconos patrimoniales de esta ciudad andaluza, como por ejemplo de su Iglesia Mayor Concatedral; del Claustro e Iglesia del Convento de Santo Domingo; del Teatro Dengra (en ejecución) o la Casa de los Caños Dorados…

collage
Imágenes del Plan Director y el proyecto de conservación de la Concatedral de Baza y del Convento de Santo Domingo. Fuente: elaboración propia

Y como os decía, hoy quiero hablaros de esta ciudad andaluza porque durante los últimos años, con una loable clarividencia por parte de sus gobernantes, del conjunto de los partidos políticos y con la comprensión de las asociaciones y colectivos locales, han sabido recorrer de una manera ejemplar el complejo proceso de planificación, de catalogación y de mejora urbana de su Conjunto Histórico, por lo que está previsto que a lo largo del primer semestre de 2016 la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía proceda a la delegación de competencias en su ayuntamiento para la protección de su patrimonio cultural, acercando por tanto su gestión a los ciudadanos y reduciendo así al máximo la carga burocrática de las autorizaciones y permisos.

imagen plano Baza
Imagen del Plano de Ordenación del Conjunto Histórico. Fuente: Elaboración propia

Baza, supo entender en su momento que en las pequeñas ciudades no era razonable separar el diseño general de sus políticas urbanas (crecimiento, movilidad, usos, medio ambiente, actividades económicas…) de las medidas de protección y de revitalización para su núcleo central, y es por eso que su ayuntamiento decidió trabajar de manera integrada en el diseño de su Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), y en el Plan Especial de Protección de su Conjunto Histórico. Así, aunque el proceso fue mucho más laborioso en términos administrativos, sin embargo permitió diseñar todos sus proyectos urbanos de manera coherente y responsable, garantizándose por tanto que las cuestiones patrimoniales (que generalmente quedan en un segundo plano) siempre estuviesen presentes a la hora de tomar decisiones importantes para su diseño urbano.

Esta metodología de simultanear diseño general de la ciudad con diseño particular de su centro histórico permitió programar un ambicioso proceso de protección cultural:

* En primera instancia que se aprobase su PGOU incorporando el diseño detallado de sus políticas de ordenación y protección cultural (plan especial de su CH), lo cual supuso un novedoso paso en el contexto andaluz.

* Y en segunda instancia programando para los años siguientes diversas tareas complementarias y mucho más específicas, tales como: completar la catalogación exhaustiva de su patrimonio cultural, el diseño de una carta de color, el desarrollo de las políticas de movilidad, o el diseño de una carta de pavimentos y mobiliario urbano.

Pues bien, Baza, no se salió del guion y durante los últimos cinco años ha ido completando todos estos trabajos (desde luego mucho más exigentes que lo estrictamente exigible por la legislación en la materia) por lo que, como os decía, está previsto que en unos meses pueda recibir el premio de que la propia ciudad, una vez definidas exhaustivamente sus políticas de protección cultural, reciba las competencias para la gestión de su patrimonio, haciendo todo mucho más sencillo y ágil.

bazaaldia_com
Imagen del Conjunto Histórico de Baza. Fuente: bazaaldia.com

Es un detalle menor… pero permitidme que os diga que yo tuve el honor de diseñar, junto con mi equipo profesional, todo este proceso y de dirigir el PGOU y el Plan de Protección del CH de Baza… por lo que tengo, tenemos, legítimamente la satisfacción del trabajo bien hecho… que tan difícil es que podamos sentirla los urbanistas ya que los procesos de mejora de la ciudad suelen ser muy lentos…

Felicidades Baza, por marcarle el camino a tantísimas ciudades históricas.

¿ES LA SOSTENIBILIDAD DE LAS CIUDADES HISTÓRICAS DE INTERES REGIONAL?

“La Ciudad Comprometida”

El sistema urbano del sur de la Península Ibérica, y más específicamente de Andalucía, se caracteriza por la existencia de un conjunto de grandes centros urbanos regionales, que oscilan entre los 100.000 y el millón de habitantes (las ocho capitales andaluzas más Algeciras y Jerez de la Frontera) que se complementan con una densa red de ciudades medias, con poblaciones entre los 20.000 y los 50.000, que a su vez constituyen centros de prestación de servicios a nivel comarcal para decenas de núcleos secundarios que se articulan a su alrededor, sin tener que desplazarse a las capitales provinciales más que para cuestiones muy concretas. Constituyendo en definitiva un sistema urbano bastante equilibrado y que está en la base de la alta calidad de vida de las ciudades mediterráneas, y por ello se trata de un activo de referencia internacional para el urbanismo y la ordenación del territorio.

pota
Sistema de asentamientos de Andalucía. Fuente: Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía

Pero además, en el caso de Andalucía, sus ciudades medias “comparten, además, la condición de haber sido asentamientos con un papel protagonista en su territorio próximo durante siglos, lo que les confiere un carácter eminentemente patrimonial y las dota de un tejido urbano que destaca por sus valores históricos y monumentales, contando entre ellas con varias ciudades Patrimonio Mundial y multitud de conjuntos históricos declarados por las leyes nacionales y autonómicas.” Afirma la profesora Blanca del Espino Hidalgo en su interesante Tesis Doctoral: Sostenibilidad en centros históricos andaluces. Las ciudades medias del centro de Andalucía, que el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico ha incorporado a su extensa base de datos.

Y sigue afirmando que “es el propio crecimiento de las ciudades medias y la trasformación de su identidad productiva histórica la principal amenaza que pende sobre el tejido histórico que las ha convertido en un conjunto urbano equilibrado y sostenible a lo largo del tiempo. La piedra angular de su sostenibilidad se encuentra, en gran medida, en las transformaciones y la gestión de los espacios de transición entre los núcleos patrimoniales y el paisaje natural o agrario, que debido tanto a cuestiones de tamaño como morfológicas y topográficas, se ha encontrado históricamente estrechamente ligado a los mismos y corre el riesgo de desarticularse por completo.

Este trabajo trata de esclarecer las claves de la sostenibilidad del tejido histórico territorial del sur de la Península Ibérica, indagando sobre cuales han de ser las bases para garantizar un adecuado equilibrio ambiental, social, económico y cultural de estas ciudades, esto es, para que el desarrollo urbano de estas ciudades no se produzca con una merma absurda en sus valores patrimoniales.

Interesantísima aportación de este trabajo de investigación en el que lo patrimonial a través fundamentalmente del estudio del paisaje periurbano de las ciudades históricas, se ha unido a otros aspectos esenciales como es desarrollo económico o la cohesión social, para finalmente proponer un sistema de indicadores específico que ayude al establecimiento de criterios de sostenibilidad en sentido amplio para las ciudades medias de Andalucía.

guadix
Vista aérea de la ciudad de Guadix. Fuente: Torcuato Fandila

Desde La Ciudad Comprometida queremos felicitar esta reflexión sobre todo por poner de manifiesto la necesidad de coordinar las actuaciones de las administraciones responsables del urbanismo, de la ordenación del territorio y de la cultura, respectivamente, para que en su colaboración con los municipios afectados, puedan establecer un verdadero plan andaluz de ciudades históricas, que coordine los criterios y las políticas de las distintas administraciones, y sobretodo que incorpore mecanismos de apoyo para la formulación de sus respectivos planes generales de ordenación urbanística así como de los correspondientes planes especiales de protección de las ciudades históricas respectivas.

Cabe recordar que ya en la década de los noventa, precisamente en los primeros años de la autonomía andaluza, ya existieron iniciativas equivalentes de coordinación multisectorial que dieron como fruto una primera generación de muy buenos planes urbanos para las ciudades medias, desde el entendimiento de que no era posible separar radicalmente las cuestiones urbanas en general (crecimiento, vivienda, desarrollo económico, mejora de los servicios, modernización…) de las cuestiones patrimoniales en sentido amplio, sobre todo cuando concurrían valores culturales de primer orden (por la existencia de conjuntos históricos o sitios históricos).

la taha
Vista aérea de la Tahá y Pitres (Alpujarra). Fuente: El urbanismo en la Alpujarra-Sierra Nevada

Por tanto, desde La Ciudad Comprometida, hacemos una llamada a la responsabilidad de las autoridades andaluzas para que garanticen que los instrumentos de planificación sean considerados como actuaciones de interés regional, superándose así la sensación de angustia y abandono que sufren los municipios al querer abordar sus trabajos de ordenación urbana y patrimonial, como paso imprescindible para garantizar además que los mismos incorporen todos los matices y determinaciones necesarios para la sostenibilidad en sentido amplio de nuestros pueblos y ciudades.