¿FIN DEL DIVORCIO ENTRE CATASTRO Y EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD?

“La Ciudad Comprometida”

El pasado Jueves 21 de Abril se celebraron las 2º Jornadas Urbanísticas de Monachil (Granada), bajo el título de “Ley/13/2015: Una Visión Práctica y Transversal”. Organizadas por el Ayuntamiento de la localidad  y por el Decanato Territorial de Andalucía Oriental de Registradores de la Propiedad, más de una decena de ponentes intervinieron a lo largo del encuentro, entre los que se encontraban notarios, registradores, magistrados, así como cargos y técnicos de diversa índole de  la DG de Catastro, de Ayuntamientos y de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Los cambios normativos abordados se derivan de la entrada en vigor a finales del año pasado de dos novedades legales que implican importantes consecuencias en cuanto al derecho de propiedad, al catastro inmobiliario, así como al urbanismo, medio ambiente y al ámbito judicial: la “Ley 13/2015, de 24 de junio, de Reforma de la Ley Hipotecaria aprobada por Decreto de 8 de febrero de 1946 y del texto refundido de la Ley de Catastro Inmobiliario, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo”, y la “Resolución de 29 de octubre de 2015, de la Subsecretaría, por la que se publica la Resolución conjunta de la Dirección General de los Registros y del Notariado y de la Dirección General del Catastro, por la que se regulan los requisitos técnicos para el intercambio de información entre el Catastro y los Registros de la Propiedad”.

01_asistentes
Vista de los asistentes a la Jornada celebrada en el Hotel Granada-Palace. Fuente: Elaboración propia, 2016.

La jornada se dividió en 3 grandes bloques: 1º) Aspectos notariales y registrales de la Ley 13/2015, 2º) Aspectos catastrales y técnicos de la resolución conjunta de 26 de Octubre de de la Dirección General del Catastro y de la Dirección General de los Registros y Notariado y por último, 3º) Repercusiones de la Ley en los ámbitos del Patrimonio Municipal, Urbanístico, Medioambiental y Judicial.

La coordinación real y efectiva entre Catastro y Registro de la Propiedad, más allá de una necesidad técnica, era una demanda social largamente esperada, también impulsada en sentido general desde la Unión Europea a través de la estrategia “Europa 2020” (basada en una estrategia de crecimiento inteligente, sostenible e integrador). La base de esta armonización es la creación de nuevos procedimientos y requisitos para la inmatriculación de fincas y la utilización de una base cartográfica única,  (que será la del Catastro Inmobiliario), todo ello dentro de un proceso general de coordinación más entre ambos registros. En esta dirección, se está construyendo en estos momentos una aplicación informática registral a modo de geoportal, a semejanza del Catastro, bajo los principios de interoperabilidad, georreferenciación y de dato único, que permita mediante mapas web el contraste por parte del registrador de la cartografía catastral  y de  aquellas “otras cartografías o planimetrías, debidamente georreferenciadas y aprobadas oficialmente por las distintas Administraciones competentes en materia de territorio, dominio público, urbanismo o medio ambiente, que fueran relevantes para el conocimiento de la ubicación y delimitación de los bienes de dominio público y del alcance y contenido de las limitaciones públicas al dominio privado”.

Una de las principales novedades será el cambio de paradigma en las inscripciones, ya que para determinados casos la descripción gráfica no será complementaria a la descripción literaria, introduciendo nuevos conceptos como el de “Finca Coordinada” (concurrencia gráfica y alfanumérica entre Registro y Catastro) y el “Código de Finca Registral” (que sustituye al Tomo, Libro y Folio).

02_geoportal registradores
Captura del geoportal de Registradores de España, donde se pueden a día de hoy consultar las demarcaciones de los Registros como las fincas con alguna operación en curso. Fuente: geoportal.registradores.org

En la descripción gráfica, toma especial relevancia la georreferenciación de la finca, obligatoria su incorporación a la inscripción registral para las nuevas inmatriculaciones en el Registro de la Propiedad, o para  fincas ya inmatriculadas, cuando se inscriban operaciones de parcelación, reparcelación, concentración parcelaria, segregación división, agrupación o agregación, expropiación forzosa o deslinde que determinen una reordenación de los terrenos. En este sentido, con carácter general, la representación gráfica a inscribir será la contenida en la certificación catastral descriptiva y gráfica o, en los casos previstos, una representación gráfica alternativa. (Para lo que se habilita en la web del Catastro un servicio de validación mediante la utilización de ficheros “GML”).

Aún es pronto para evaluar el impacto de estas reformas, pero se espera que sirva para aumentar la seguridad jurídica (frente a colindantes, frente a administraciones…), mejorar la eficiencia de la administración, (comparecencias concurrentes, regulación de la publicidad, reducción de costes…) o para dar valor añadido a las propiedades (en venta, garantía, subasta….). Por el contrario, algunas de las debilidades que se pueden mencionar es la no definición de técnicos competentes para determinados procedimientos, como sí lo están claramente para los notarios y registradores, así como la difícil implementación inicial.

En conclusión: queda mucho por hacer. Hay que tener en cuenta que el registro de la Propiedad actual, basado en descripciones literales (a  menudo de carácter personal), data de 1861. Por ello hay que ser constantes durante las próximas décadas para conseguir que Notaría – Catastro – Registro de la Propiedad dejen de ser un triángulo vicioso.

Jesús María Cuesta Guerrero

Asesor urbanístico de GRarquitectos y DCC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *