EXCELENTE INICIATIVA PARA PROTEGER EL CIELO NOCTURNO DE LA PROVINCIA DE GRANADA

“La Ciudad Comprometida”

La Ciudad Comprometida, consciente de la importancia que supone la contaminación lumínica en nuestras ciudades, asistió en el día de ayer a la jornada de protección del cielo nocturno de los municipios granadinos, que tuvo lugar en el centro CIE. Una jornada organizada por la Diputación de Granada, en colaboración con la Conserjería de Medio Ambiente y Ordenación  del Territorio de Andalucía, y en la tuvo especial participación el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

La contaminación lumínica de Granada afecta al Observatorio de Sierra Nevada. Fuente: RAMÓN L. PÉREZ

Las diferentes mesas las integraron miembros de estas tres instituciones, así como representantes municipales y de empresas de turismo astronómico, y se dirigieron a un público principalmente integrado por miembros de las entidades locales.

Durante la jornada se pusieron de manifiesto varias cuestiones principales:

-La importancia de la preservación de la oscuridad de nuestro cielo, y la necesaria puesta en marcha de estrategias que pongan freno a la contaminación lumínica.

-El papel tan importante que juegan los ayuntamientos, en tanto en cuanto son actores principales en la iluminación de los núcleos.

-La necesidad de conservación de la calidad de nuestro cielo como fuente de conocimiento, como patrimonio natural y cultural, y como generador de turismo sostenible y empleo verde.

La contaminación lumínica en los núcleos urbanos viene principalmente por la mala calidad del alumbrado público, bien por la excesiva utilización de luz blanca, bien por una mala elección de las luminarias y de la forma de proyectar la luz, y sobre todo porque tenemos nuestras calles sobre iluminadas. Esta mala gestión provoca la contaminación lumínica de nuestro cielo, además de un uso poco sostenible de los recursos. El alumbrado público supone uno de los principales gastos energéticos y del erario municipal, muchas veces por una mala planificación.

Imagen de las de la mesa de presentaciónd e la jornada. Fuente: elaboración propia

Estas cuestiones se resaltaron durante las jornadas, en las que en repetidas ocasiones se insistió en la necesidad de compromiso por parte de los ayuntamientos de tomar medidas para hacer del alumbrado público, una iluminación sostenible y eficiente, así como aprobar ordenanzas que regulen estas emisiones.

Al hilo de este tema, tanto la Diputación de Granada, como la Oficina de Calidad del Cielo, del Instituto de astrofísica de Andalucía, dan apoyo técnico a los municipios que así lo requieran para realizar sus ordenanzas, así como tomar decisiones para el cambio del alumbrado público. Por otra parte existen subvenciones, como IDAE, para apoyar estas iniciativas, que pueden suponer hasta un 80% del coste del proyecto.

En Andalucía tenemos la suerte de tener una calidad del cielo nocturno muy buena, debido en parte a que casi un tercio de nuestro territorio forma parte de espacios naturales protegidos, y sin duda es una característica a mantener y a explotar. Por otra parte tenemos una producción científica en el campo de la astrofísica de una calidad excelente, que tiene su base territorial en dos de los centros de observación más importantes como el de Sierra Nevada y Calar Alto.

Todas estas ventajas comparativas pueden ser explotadas para el desarrollo de actividades turísticas relacionadas con astronomía, y que ya son una realidad en muchos municipios de Andalucía. Este fue otro de los puntos fuertes que se quiso resaltar en las jornadas, como la preservación de nuestro cielo es importante también como generador de riqueza. Esta oferta turística, además de generar empleo y desarrollo sostenible, minimiza el impacto de la alta estacionalidad del sector en nuestra tierra.

Programa de la jornada

Por último se habló del marco normativo en el que la Junta de Andalucía lleva trabajando desde hace 15 años, y que en muchos momentos ha sido pionero en España, y del que os hablaremos próximamente en otro artículo.

Desde la Ciudad Comprometida, y desde GRarquitectos, llevamos años trabajando, a través del planeamiento urbanístico, en cuestiones de contaminación lumínica y de protección del cielo nocturno, y sin duda es de resaltar la labor de divulgación de estas Jornadas, así como el apoyo que desde las diferentes instituciones públicas se está prestando a los municipios para conseguir una utilización sostenible y eficiente de nuestra energía, y que podamos mirar al cielo y ver lo que realmente hay…estrellas, como escribió Pablo Neruda ¡Qué sed de saber cuánto! ¡Qué hambre de saber cuántas estrellas tiene el cielo!

3 Comentarios

  1. La contaminación lumínica es un tema de interés para todos, ya sea por descanso, por disfrute del cielo o por ahorro.
    Así es, que los primeros que pueden mover los hilos para que mejore son los ayuntamientos. A mi parecer, cambiar la iluminación de todo un pueblo por pequeño que sea, es un gran gasto. Y no hace mucho ya hicieron reformas en esto, utilizando LED, ya que el gasto es mínimo y la iluminación mayor.
    En vez de eliminar todos esos LED por otro tipo de bombillas, esa inversión podría ser mejorada con una buena ubicación. Rebajar el número de bombillas y ubicarlas mejor.

  2. Desde mi punto de vista estoy de acuerdo con el tema de que el ayuntamiento debería de regular más el consumo y el excesivo alumbrado que tenemos en numerosas calles, ya no solo en Granada sino también en el resto de España.

    La argumentación de que debemos de mantener nuestro cielo de color negro por la noche lo veo un tanto recargado ya que los que los especialistas en el estudio de la astronomía tienen los observatorios en zonas aclimatadas para poder realizar sus estudios.

    De todas maneras, he de decir que el artículo es estupendo y que espero que los ayuntamientos deberían de estar mas concienciado ya que como nos comunica la noticia una gran cantidad de dinero de los ciudadanos se invierte en este tema.

  3. Agradezco a María y a JoseManuel sus reflexiones… en realidad como veis no sólo es una cuestión de eficiencia energética y reducción por tanto de los consumos sino de disminuir cualquiera de los impactos absurdos de nuestras ciudades, en este caso sobre el bello cielo nocturno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *