¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE?: LA CARTOGRAFÍA MUNICIPAL

“El Territorio Comprometido”

Muchos de los conflictos que han surgido a lo largo del tiempo tienen su origen en una disputa territorial. El control del espacio físico ha sido, y sigue siendo, motivo de pugna entre las distintas sociedades. Este hecho hace imprescindible una clara y precisa delimitación del espacio, no solo para evitar dichos acontecimientos, sino para aplicar la jurisdicción de una entidad o individuo dentro de la zona establecida sin superar los límites reglamentados. En este sentido, una correcta delimitación permite a los ciudadanos conocer el espacio donde desarrollar sus derechos y obligaciones, además de evitar conflictos territoriales futuros.

A  escala municipal, existen distintos organismos competenciales que se encargan de representar los límites municipales, no obstante, se presentan diversos factores que han dado lugar a una escasa coordinación en cuanto al establecimiento de la línea límite, por lo que, si se realiza un estudio de precisión y detalle, se podrá comprobar que la división administrativa de los municipios no coincide en muchos casos. Se da la paradoja, de que en el siglo XXI con  tantas herramientas de precisión tanto en el plano topográfico como cartográfico, nos encontramos que los límites municipales por ejemplo de catastro y los oficiales de la Junta de Andalucía, no coinciden.

Discordancia en el límite del término municipal. Fuente: elaboración propia

La Junta de Andalucía define la demarcación municipal como: <<Actuación administrativa tendente a determinar tanto la extensión y límites de las entidades locales territoriales como elementos sustanciales de las mismas y definidores del ámbito espacial donde ejercen sus competencias, como su capitalidad>>.

Para todos aquellos profesionales dedicados a la ordenación del territorio o campos de estudio similares es un claro inconveniente la imprecisión de la cartografía oficial, ya que si bien es cierto que el catastro no es una fuente cartográfica, si es de gran utilidad en otros muchos aspectos de la ordenación del territorio.

Por tanto nos surge la cuestión de qué causa estas imprecisiones. Pues bien parece que la escala de referencia y los métodos de demarcación suelen ser los causantes de estos problemas, así como la adaptación, y ampliación de la cartografía, originariamente generada a escalas pequeñas.

Desde La Ciudad Comprometida animamos a las entidades locales y organismos competentes a coordinarse y llegar a un acuerdo común de demarcación municipal para facilitar la realización de planes y proyectos que organizan nuestro espacio, y evitar así conflictos tanto entre las entidades locales colindantes como entre los propios ciudadanos.

Lo que diferencia al territorio del espacio es la existencia de una serie de leyes y normativas aplicadas bajo un ente gestor que nos permiten convivir en armonía si se cumplen y se aplican de forma adecuada. Por ello, se aplauden todas las actividades relacionadas con la ordenación del territorio que logran alcanzar una sociedad que pueda ser disfrutada por todos los ciudadanos.

6 Comentarios

  1. Quiero agradecer a Ramón Molinero Parejo, becario del Grado de Geografía su colaboración con La Ciudad Comprometida al escribir este interesante artículo! Gracias…

  2. Esta cuestión es muy interesante, y me gustaría arrojar algo de luz, desde mi modesta experiencia profesional:
    1- Los límites municipales que aparecen en Catastro tienen valor meramente tributario y catastral, no tienen carácter oficial desde el punto de vista de la delimitación. Los límites municipales oficiales son inscritos en el Registro Central de Cartografía y, por tanto, son los de referencia desde el punto de vista de la delimitación municipal (publicados y disponibles a través del conjunto de Datos Espaciales de Referencia de Andalucía. DERA)
    2- Los límites recogidos en el Registro Central de Cartografía tienen la incertidumbre geométrica correspondiente a un rango de escalas entre 1:25.000 y 1:100.000, debido a la precisión de los métodos e instrumentos topográficos utilizados en su día por el Instituto Geográfico para su levantamiento y posterior trazado sobre el Mapa Topográfico Nacional, y debido también a los procesos de digitalización de dichas líneas límite sobre cartografía impresa, llevados a cabo años después, para obtener su versión digital.
    3- El verdadero problema deriva en el momento en que en los diferentes instrumentos de planeamiento municipal general (PGOU por ejemplo), se utiliza la cartografía catastral como base topográfica y de referencia, y la Junta de Andalucía, en su aprobación definitiva, da por buena esta delimitación.

    Así es como se va arrastrando un problema real de base cartográfica, que sufrimos en no pocas ocasiones los profesionales que nos dedicamos a cuestiones relacionadas con el planeameinto y la ordenación del territorio.
    Así la solución ha de partir de los municipios en coordinación con la Consejería de Presidencia y Administración Local (competente en materia de delimitación municipal) y el IECA (competente en topografía) para dotar de coordenadas precisas a las líneas límites, replanteándo y/o deslindando. Así las entidades locales han de solicitar el replanteo de la línea límite y, en su caso, la posterior alteración de términos. Esta es la única forma de atajar convenientemente el problema conforme a los procedimientos administrativos establecidos en la legislación aplicable.

  3. Natalia, efectivamente, son numerosos los casos en los que he visto que se utiliza en los PGOUs el límite del término municipal (TM) del catastro, puesto que la cartografía del IECA divide la parcela de un propietario en dos TM diferentes, pero no me refiero a una gran parcela en suelo no urbanizable, sino a que la vivienda está en un TM y su patio en otro, cosa que por cierto que no tiene mucho sentido. Por ello es necesario que la realidad física (IECA) y la realidad fiscal (catastro) se unifiquen por el bien de todos.

  4. Ha sido para mi un placer colaborar en este blog mediante un tema tan interesante y que atañe a todos los profesionales encargados de la planificación urbanística. Yo mismo me he visto involucrado en esta problemática, en la cual he tenido que adaptarme a los límites oficiales establecidos por el IECA, combinando dicha información con la cartografía catastral. Así mismo, espero que la coordinación entre ambos permita llegar a un acuerdo que beneficie a todos.

  5. Un artículo muy interesante y de necesario conocimiento ya que como se observa en la imagen publicada, la discordancia entre la cartografía aportada por la Junta de Andalucía y la del Catastro puede generar problemas entre los propietarios que tengan sus parcelas en los límites municipales y que por tanto, la información es diferente dependiendo de la fuente de información que se consulte, llegando incluso a estar inscrita en el término municipal equivocado. Por este motivo, estoy de acuerdo con que es necesario que los diferentes actores involucrados (las diferentes Administraciones y el IECA) cuanto antes, para evitar problemas como el que he mencionado anteriormente, involucrándose cada parte y mejorando así la coordinación entre ellos y la información cartográfica.

  6. Enhorabuena por el artículo publicado, que nos plantea de una forma concisa y breve una cuestión de carácter técnico muy importante. Entiendo lo complejo que debe resultar para los profesionales dedicados al planeamiento resolver cuestiones que son verdaderas lagunas legales a la hora de delimitar un territorio, del cuál se van a desplegar unos derechos y obligaciones .
    Y es que como bien dice Natalia en su intervención, la institución pública del catastro a pesar de ofrecer información cartográfica, su principal finalidad es el despliegue de efectos jurídicos. Ya en el año 2015 con la reforma de la ley hipotecaria se trata de conciliar la institución de catastro y registro de la propiedad, de manera que los datos que constan en ambas sobre una misma parcela coincidan , puesto que es primordial para fijar el marco legal donde se van a desplegar los efectos de un derecho real como es la propiedad.
    Con esto solo quiero dejar constancia de lo importante que resulta la cohesión entre varios ámbitos como son el jurídico, geográfico y urbano, y dar la enhorabuena a la Ciudad Comprometida y su equipo por estar en constante movimiento para analizar estas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *