PROPICIANDO LA REHABILITACIÓN INTEGRADA DE LAS ÁREAS MARGINALES DEL CORAZÓN DE NUESTRAS CIUDADES

En el corazón de las ciudades, en ocasiones diversos espacios se van degenerando de tal modo que en muy pocos años pueden convertirse en verdaderas bolsas de marginalidad, en las que confluyen diferentes procesos de abandono, de degradación física de los edificios, de obsolescencia urbana en general y sobretodo de vulnerabilidad social de sus moradores.

Por tanto no es una casualidad que la degradación física de los edificios y del espacio urbano, a pesar de que estas zonas muchas veces están ubicadas a escasos metros de las principales avenidas, vaya unida a la presencia de muchas de las modalidades de la degradación social: hacinamiento, drogadicción, desempleo, alcoholismo, absentismo escolar, familias de escasos recursos, inmigración…

Y es evidente que su regeneración no es viable con la aplicación de los simples mecanismos del mercado inmobiliario, ya que suele propiciar procesos especulativos debido a la buena posición relativa de estos inmuebles cuyos moradores pagan rentas muy bajas, por lo que de no mediar la acción pública siempre se termina con la rápida ruina y demolición de los edificios y la consiguiente expulsión de las familias.

En estos casos, es claro por tanto que hay que aplicar políticas públicas y diseñar por tanto operaciones de regeneración urbana. Y deben ser actuaciones integradas porque deben articular medidas sociales, ambientales y económicas, enmarcadas en una estrategia municipal global y unitaria, donde se propicie la rehabilitación de los edificios, la rehabilitación del espacio público y la rehabilitación social de las personas y familias que allí habitan. Y estas acciones es recomendable que se enmarquen en estrategias globales de regeneración que impulsen las administraciones públicas (baste recordar la Áreas de Rehabilitación Integrada que en Andalucía se impulsaron en la pasada década de este siglo en sus principales ciudades con resultados sorprendentes como por ejemplo en el Bajo Albaicín de Granada).

Cuando esto ocurre, es recomendable que se intervenga a través de diferentes instrumentos de planificación a nivel de barrio o de ciudad histórica, mediante los cuales se puedan delimitar los ámbitos específicos en los que se deba intervenir pero en el contexto de políticas globales de regeneración urbana. En dicho sentido, con el apoyo de mi equipo, he tenido la oportunidad de incorporar este tipo de acciones en diversos Planes Especiales (del Casco Antiguo de Guadix o del Sector Alhambra de Granada, por ejemplo) definiendo un tipo de “proyecto urbano” que hemos denominado ARI: ÁREAS DE REHABILITACIÓN INTEGRADA y de las que hoy os quiero mostrar algún ejemplo:

Objeto: La regeneración urbana de ámbitos urbanos vulnerables, obsoletos o degradados, alcanzando tanto a la rehabilitación de los edificios como a la del espacio público. Tendrán carácter integrado porque deben articular medidas sociales, ambientales y económicas, enmarcadas en una estrategia municipal global y unitaria, formulada a través del Plan Especial.
Delimitación de los ARI: Para una adecuada gestión de los ARI se considera que el tamaño óptimo de la unidad máxima de actuación debe ser la manzana, pudiendo incluso ser solo una parte de ella. Son, por tanto, ámbitos divisibles para aquellos casos que se considere oportuno atendiendo al estado de la edificación o del espacio urbano, y siempre atendiendo a una mejor gestión. El ámbito delimitado puede ser también un pequeño espacio urbano y las parcelas (edificadas o no) que lo conformen.
Objetivos: 1) Optimizar los recursos técnicos para la redacción de proyectos unitarios que con un criterio de intervención coherente abarque todo el ámbito delimitado, 2) Optimización de la tramitación administrativa para gestión de una sola licencia de obra y 3) Mejora de la ejecución de obra mediante una licitación única para todo la actuación prevista en el ARI en la que concurran empresas especializadas que permita abaratar costes y mejore la organización de la obra.
Gestión: Los sujetos legitimados para intervenir en estos procesos de regeneración urbana son, además de las Administraciones Públicas competentes (municipio o gobierno regional, por ejemplo), las comunidades y agrupaciones – forzosas o voluntarias – de propietarios, las cooperativas constituidas al efecto, los propietarios de terrenos, construcciones, edificaciones y fincas urbanas y los titulares de derechos reales o de aprovechamiento, las empresas, entidades o sociedades que intervengan a cualquier título en dichas operaciones, y las asociaciones administrativas que podrán constituirse al efecto, con los siguientes fines:
a) Participar en el proceso de planificación o programación de la actuación.
b) Elaborar, por propia iniciativa o por encargo del responsable de la gestión de la actuación de que se trate, los correspondientes proyectos, planes o programas.
c) Asumir, por sí mismas o en asociación con otros sujetos intervinientes, públicos o privados, la gestión de las obras de mejora y regeneración urbana o, en su caso, participar en una u otra en la forma que se convenga con el responsable de la gestión.
Incentivos: Las actuaciones de regeneración urbana delimitadas como ARI en el Plan Especial tendrán preferencia sobre otras actuaciones para la obtención de todas las ayudas o las subvenciones de carácter municipal, autonómico o estatal que puedan ser aplicadas en ellas. Así mismo el Ayuntamiento podrá aplicar un régimen especial para reducir al máximo los costes de tasas municipales e impuestos que graven las obras (ICIO, ocupación de vía pública, etc.), pudiendo llegar a tener la consideración de obras municipales. La intervención municipal es ineludible en aquellas ARI, la mayoría, en las que se prevé intervenir mediante la reurbanización y mejora del espacio urbano.
Obligaciones: Las actuaciones de regeneración delimitadas como ARI en el presente Plan Especial podrán imponerse por la Administración competente cuando concurran las condiciones previstas para cada una de ellas en el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de Julio y en el resto de la legislación aplicable, en cuyo caso les será de aplicación lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 111 de la Ley de Economía Sostenible (en el caso de Andalucía)
Fichas: Se confeccionan para cada ámbito de ARI en las que se definen aspectos tales como la situación del ámbito, información fotográfica, estado de la edificación y del espacio público, las afecciones al espacio urbano, las afecciones a otro tipo de actuaciones previstas por el Plan referidas a la estructura viaria, de reforma interior, de obtención de suelo para equipamientos, y relación de parcelas catastrales afectadas.

A modo de ejemplo se adjuntan las fichas correspondientesa una de ellas:

CARTA DE PAVIMENTOS URBANOS HISTÓRICOS

“La Arquitectura Comprometida”

Este fin de semana, en concreto los días 26 y 27 de mayo, se organiza, a cargo del Patronato de la Alhambra y el Ayuntamiento de Granada, la Jornada participativa Pavimentos en paisajes urbanos históricos, que tendrá lugar en el Palacio de Carlos V.

El objetivo es aproximar y dar a conocer aquellos asuntos relacionados con los pavimentos en los espacios libres de los paisajes urbanos históricos. Desde un punto de vista global, se anotarán cuestiones tales como plantear su papel en la imagen de la ciudad patrimonial, aproximarse a referentes históricos desde la arqueología, conocer los requisitos arquitectónicos y constructivos que conlleva el proyecto de pavimentación, y atender a sus características funcionales subrayando especialmente la cuestión de la accesibilidad.

En este marco, se fomentará el debate y la participación en el ámbito patrimonial de Granada. La jornada se plantea con el fin de compartir puntos de vista y extrapolar conclusiones, así como proponer posibles vías de trabajo y líneas de acción. Sin duda una iniciativa que aplaudimos, y como redactores del Plan Especial de la Alhambra, consideramos esencial la coordinación de estas iniciativas y sus conclusiones, con este importante documento en redacción.

Desde La Ciudad Comprometida y GRarquitectos, somos conscientes de la importancia que tienen estas cuestiones en las intervenciones en el patrimonio. Prueba de ello es la carta de pavimentos y mobiliario urbano en la que estamos trabajando, para el Casco Antiguo del Conjunto Histórico de Guadix, en el marco del Plan Especial del mismo, del cual ya os hablamos en artículos anteriores.

Un documento pionero e innovador, que sin duda facilitará la gestión y las futuras intervenciones en este espacio de gran valor urbano y patrimonial, así como impulsará la mejora de los espacios libres, desde el punto de vista técnico y formal.

Desde La Ciudad Comprometida queremos animar a todo aquellos interesados a acudir a este acto, público y gratuito, del cual os dejamos el programa a continuación:

 

Arquitectura y Restauración en el convento de San Antón (Granada)

“La Arquitectura Comprometida”

La conservación de los conjuntos conventuales ubicados en edificios históricos se ha realizado en la mayoría de los casos con los escasos presupuestos de mantenimiento con los que éstos contaban, en gran medida procedentes de las donaciones de los fieles.

Estos presupuestos no contemplaban habitualmente labores de conservación y restauración extraordinarias sino que daban respuesta a las cuestiones de emergencia que iban surgiendo. Estas circunstancias han dado lugar generalmente a intervenciones poco acordes con edificios de gran valor patrimonial y una gran descoordinación que hace muy difícil el conocimiento de las actuaciones llevadas a cabo con anterioridad en el bien.

Pues bien, en ese mismo contexto, en el año 2007, GR arquitectos asociados recibió el encargo de un proyecto para erradicar la humedad del templo. Aunque se trató de un proyecto puntual y perfectamente acotado, supimos ver que la oportunidad de intervenir en un conjunto arquitectónico tan rico y complejo como este, hacía plenamente recomendable la elaboración de un Plan Director del conjunto conventual, como herramienta fundamental de gestión que garantizaría la coherencia de todas las actuaciones que en el futuro se llevasen a cabo. Esta propuesta, con todo acierto, fue aceptada de inmediato por la Comunidad de Clarisas Capuchinas que, como propietarias y sin estar obligadas a ello, supieron ver las bondades de esta innovadora metodología de trabajo. Así pues, el Plan Director pudo sentar las bases de una actuación ordenada, temporal y económicamente, en función de las necesidades más urgentes planteadas en ese momento por la congregación, pero también, y sobre todo, hizo posible vislumbrar otras que estaban ocultas y que eran del mismo modo necesarias.

Trascurridos ocho años desde entonces, y ya ejecutadas casi todas las actuaciones propuestas en el Plan Director, el balance es claramente satisfactorio, siendo asimismo un momento propicio para evaluar de lo que queda por realizar, en función de aquel Plan, así como de poner en marcha el plan de mantenimiento del conjunto conventual, realizado al efecto.

Quisiera además hacer una mención especial a la virtualidad que ha tenido el Plan Director para contextualizar, también administrativamente, cada una de las actuaciones llevadas a cabo, lo que a la postre ha básico para agilizar los trámites ante la Comisión del Centro Histórico de Granada, por cuanto la justificación de lo proyectado cobraba sentido a través de la visión integrada que había aportado el plan director. En todo caso, expresar mi agradecimiento al presidente y técnicos de dicha comisión municipal, así como a los representantes de la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada.

Por otro lado, esta iniciativa de la Comunidad de Clarisas Capuchinas, constituye una ejemplar experiencia para la tutela del patrimonio cultural en Andalucía, en el que debieran mirarse otras instituciones públicas y privadas, por lo que es más que loable la iniciativa de la congregación de darlo a conocer a través de esta colección de publicaciones, de la que la presente constituye el segundo tomo.

Quiero así mismo agradecer su participación a todo el elenco de profesionales y especialistas de numerosas disciplinas que han intervenido bien durante la pase de investigación y de planificación (plan director), bien durante las fases posteriores de proyectos y de ejecución de las actuaciones, cuya profesionalidad puede explicar la óptima calidad de los resultados. Por una parte, una mención especial a todo mi equipo de GR arquitectos asociados, que día a día me obligan a dar lo mejor de mí mismo para poder estar a su altura como técnicos y como ciudadanos comprometidos. Y de otra parte, quisiera tener una mención expresa a todo el elenco de consultores, especialistas, restauradores, arqueólogos, investigadores, constructores, operarios o artesanos que nos han ido iluminando el camino con su buen quehacer y con su sabiduría a lo largo de estos años. A todos ellos, mi más sincero agradecimiento y felicitación.

Y para finalizar, mi mayor respeto personal y profesional para las Hermanas Clarisas Capuchinas, por la clarividencia, el compromiso y la valentía no ya de llevar a cabo una actuación tan relevante para la conservación de San Antón, sino sobre todo por asumir con rigor y con disciplina convencida las actuaciones proyectadas a través de una figura nada frecuente como es un plan director, que a la postre, ha sido decisivo a favor del patrimonio cultural que atesora la ciudad de Granada y Andalucía.

Extracto del libro “El Convento de San Antón Abad”

El texto anterior ha sido redactado por el arquitecto Juan Carlos García de los Reyes,  para el prólogo del libro “El convento de San Antón Abad“, que será publicado en 2017.

EL COMPROMISO DE LOS ILURQUENSES CON SU PATRIMONIO SIGUE DANDO FRUTOS

“La Arquitectura Comprometida”

El año pasado os hicimos partícipes de la primera fase del proyecto de restauración de la de la  Iglesia de la Encarnación de Íllora, en concreto de su torre, y hoy queremos compartir los resultados de la segunda fase de este trabajo.

Un trabajo que tuvo su germen, como ya os contamos en el artículo “Unos vecinos pro-patrimonio”, en el ejemplo de colaboración que los miembros de la Plataforma Pro Restauración de la Iglesia de Íllora tuvieron, a través de la asociación, para buscar fondos y concienciar al resto de vecinos, así como implicarlos en el proyecto de la restauración de este templo.

Este gérmen se materializó en un convenio entre la parroquia de la Encarnación y el Ayuntamiento, basándose en un proyecto redactado por la Conserjería de Cultura. Una actuación modélica, en el que aunaron fuerzas  todos los entes sociales (Arzobispado, la Parroquia de la Encarnación, vecinos y Ayuntamiento), en pro de esta Iglesia, que constituye uno de los elementos arquitectónicos más importantes de la provincia de Granada.

Esta segunda fase del proyecto se ha centrado en la restauración de las portadas escultóricas de la Anunciación y San Pedro y la cubierta de las capillas laterales del templo.

Imágenes de las portadas de San Pedro y de la Anunciación. Iglesia de la Encarnación (Íllora). Fuente: Plataforma pro restauración y elaboración propia

Las actuaciones que se realizaron en la portada de la Anunciación fueron las siguientes
1) Limpieza superficial, mediante cepillos de cerda blanda.
2) Antes de proceder a la limpieza se procedió a la preconsolidación puntual de los elementos pétreos que presentaban problemas de cohesión importantes. Para esa labor se consideraron dos tipos de alteraciones: pequeñas grietas y arenizaciones.
3) En las zonas que sufrían ataques biológicos se aplicó un biocida que actuaba conjuntamente sobre los líquenes, bacterias, hongos y algas.
4) Se realizó una limpieza mecánica para eliminar los restos de materiales añadidos al original. La limpieza química se utilizó con objeto de eliminar la suciedad adherida, costras negras y sales insolubles.

5) Se revisaron todos los rejuntados de mortero entre materiales para
determinar su estado de conservación y de este modo, las zonas abolsadas o bofadas fueron saneadas picando con un cincel.
6) La reintegración del soporte se realizó con un mortero de cal y árido calcítico, pigmentado en masa.
7) Posteriormente se realizó una consolidación en la que se mejoró la cohesión interna del material, la adhesión entre las pequeñas partes dañadas y aquellas no alteradas.
8) Por último se utilizó un hidrofugante que actúa disminuyendo la tensión superficial del soporte y permite la respiración del material y el intercambio de vapor con el ambiente.

En las cubiertas de las capillas laterales, dado el mal estado en el que se encontraban, se aconsejó una intervención integral que solucionara el problema de filtración de agua, mediante el refuerzo e impermeabilización de los paños de cubierta existentes, con idénticas características volumétricas a las actuales.

 Las actuaciones que se realizaron en las cubiertas laterales fueron las siguientes:

1) Se levantó
y limpió toda la teja para su posterior aprovechamiento.
2) Desmonte de la capa más superficial del relleno actual, que se encuentra menos compactada, hasta una profundidad de aproximadamente 15-20 cm, de manera que consiga una base regular de apoyo del nuevo relleno.
3) Ejecución de una nueva capa de hormigón de cal aligerado del espesor antes ocupado por el relleno desmontado, mejorando así la estabilidad y homogeneidad de la base del faldón.

4) Colocación de fieltro de geotextil impermeable al paso de agua y permeable a la salida del vapor de agua.
5) Bajo la zona de caída de agua de la cubierta de la nave, se repitió el retejado anterior, reforzando la cubierta en su parte mas vulnerable por recibir gran cantidad de agua proviniente de la cubierta superior de la nave.
6) Limpieza y reparación de la cornisa de piedra. En aquellos casos en que existian pequeñas zonas deterioradas, se procedió a la reconstrucción de la cornisa con mortero de cal y marmolina pigmentado con pigmentos naturales.
7) Por último, cuando fué estrictamente necesario, se planteó la sustitución de las piezas que se encontraban totalmente deterioradas, mediante entresacado de la parte deteriorada hasta aproximadamente entre 10 y 15 cm por dentro de la línea de fachada, labrado de la forma de la cornisa en piedra similar a la existente y colocación en obra.

Para ver el folleto completo de la intervención de pincha aquí

 

ARQUITECTURA: FRONTERAS Y REALIDADES

“La Arquitectura Comprometida”

En muchas ciudades latinoamericanas, sus facultades celebran anualmente La Semana de la Arquitectura: donde realizan diversas actividades académicas y culturales abiertas a la sociedad en general ya que uno de sus fines principales es el de resaltar la importancia de esta profesión y dar a conocerla. Como veis, una magnífica práctica que debiera ser replicada en tantas y tantas ciudades, y desde luego en la mía, donde se echa tanto de menos una mayor valoración social de esta preciosa profesión, y qué duda cabe que también que los arquitectos (actuales y futuros) entiendan mejor la singular responsabilidad social que les corresponde en aras a mejorar nuestros entornos habitables, contribuyendo de manera decisiva a dotarles de armonía en todos los sentidos.

Pues bien,  la semana próxima se celebrará en la ciudad de Trujillo (Perú) su Semana de la Arquitectura, y he sido invitado por la Universidad Nacional de Trujillo  para participar en  uno de los eventos programados que consistirá en un ciclo de conferencias que han denominado “ARQUITECTURA: FRONTERAS Y REALIDADES”, y cuya organización estará a cargo del Centro de Estudiantes de Arquitectura y Urbanismo (CEAU) de dicha universidad.

IMG-20160907-WA0014

Se desarrollará a partir de cuatro ejes temáticos: REALIDAD NACIONAL, VIVIENDA, CIUDAD, y PATRIMONIO y pretenden que a partir de las exposiciones de seis expertos, se contribuya a lograr una reflexión local sobre dichas materias. Como está destinado a la sociedad en general, está siendo ampliamente difundido y está levantando una enorme expectación en los círculos académicos, profesionales, empresariales y políticos ya que nunca en esta ciudad se había organizado un evento de estas características. En una ciudad como Trujillo, por una parte muy orgullosa de sus luces (principal ciudad del Norte del país, capital regional con una población cercana al millón de habitantes, con un centro histórico y unas tradiciones singulares, y que cuenta con bienes patrimoniales de primer rango internacional -Chan Chan o las Huacas del Sol y de la Luna-), pero también por otra parte lamentablemente llena de sombras (presenta con virulencia muchos de los males que aquejan a las urbes latinoamericanas en general y peruanas en particular: desorden e ineficiencia urbana, servicios muy deficientes, invasiones, contaminación ambiental, ciudad anodina, inseguridad…). Y, como imaginareis, he aceptado gustoso la invitación para exponer nuestra experiencia en el desarrollo de ciudades comprometidas, en la esperanza de que les pueda ser útil.

14207588_615309685311926_3142549294507890582_o

Además, quiero felicitar a la organización por la selección de los otros cinco ponentes que me acompañarán, todos ellos de gran relevancia profesional y en muchos casos con gran reconocimiento internacional: tres de los cuales son peruanos, uno mexicano, y otro colombiano:

  • ENRIQUE CIRIANI, sin duda el arquitecto peruano más laureado internacionalmente. Reside en Francia donde ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Arquitectura.
  • LUIS CALATAYUD (Perú),catedrático de diseño arquitectónico en la UCSM de Arequipa. Es editor de la revista MAS y del blog de arquitectura “Ciudad Fragmento”.
  • ERNESTO MARMANILLO CASAPINO (Perú) es experto en temas patrimoniales, siendo responsable del control urbano del centro monumental de Cusco.
  • JUAN DAVID BOTERO (Colombia), reconocido arquitecto autor entre otros del Parque Bicentenario, y del Museo de Memoria en Medellín.
  • MARCOS BETANZOS (México) arquitecto, articulista y fotógrafo mexicano, integra el Taller de arquitectura y paisaje FUNDAMENTAL.

Y a mí me cabe el orgullo de representar a España.

Por tanto, felicitemos a la UNT por la iniciativa y que tomen nota las facultades y los Colegios de Arquitectos de tantos lugares.