¿FOMENTANDO LA LECTURA HACEMOS MEJORES CIUDADANOS?

Había tenido una semana intensa y larga, y muy exigente, y mi cuerpo con un resfriado severo no paraba de protestar…, así que mientras que repostaba en una gasolinera de vuelta a Granada decidí dos cosas: iría a relajarme a un Hammam (baños árabes de Granada) y posteriormente asistiría a esa mesa redonda que unos días antes me había llamado la atención… además se celebraría en La Madraza, la primitiva universidad fundada por Yusuf I en el siglo XIV… “¡Todo un lujo!”, me dije.

Por favor, pincha en la imagen para acceder al artículo completo

EN ESTOS DÍAS SE NOS OLVIDÓ SER CIUDADANOS

Algunas veces a los que trabajamos en la ciudad, seamos técnicos, asesores, funcionarios, representantes vecinales o incluso políticos locales, nos obsesionan tanto los resultados formales y físicos de las cosas, o cómo se gestionan, quien los paga o en qué plazos se construye esa porción de la ciudad (una calle, una plaza, una rotonda, un edificio o una barriada), que se nos olvida que tan importante es construir “ciudad” como “ciudadanía”…

¿Pero qué es eso de ciudadanía? ¿Y qué puede ser construir ciudadanía? ¿Y a quién correspondería? ¿Y habría alguna manera de medir los éxitos conseguidos? ¿Y es fácil tirarlo todo por la borda?

Aunque pareciera obvio, pero como no solemos hablar tanto de cosas como la ciudadanía quizás cueste algo más definirlas… pero seguramente una manera de hacerlo sería señalando a esos ciudadanos cuya actitud heroica salvó vidas o fue ejemplarizante:
– Todos recordamos la ejemplaridad de Adolfo Suarez y del General Gutiérrez Mellado, cuando no se doblegaron ante los golpistas en el Congreso de los diputados… Fueron ejemplares y heroicos.
– Esos miles de voluntarios que se han dejado la piel en los desastres naturales de Puerto rico o de Ciudad de México.
– O a aquel abnegado ciudadano, cuyo nombre ya todos olvidamos, que murió ahogado tras salvar a otras personas…

O a ese/os ciudadano/s ejemplar/es, que en todas las comunidades existe/n, cuya entrega hace más fácil la vida a los demás:
– Hoy por ejemplo, en la radio, hablaban de un grupo de jóvenes voluntarios que ayer limpiaron la suciedad de las playas en Almería haciendo una llamada a la concienciación de la sociedad.
– Recuerdo que en Arequipa (Perú) había un señor mayor que regulaba el tráfico en el entorno del Convento de Santa Catalina y que era de una amabilidad exquisita… y todos lo querían y valoraban su voluntaria contribución.
– Conozco a una chica que se llama Pilar, cajera de supermercado, cuya amabilidad es tan exquisita y cuya sonrisa es tan amplia que todos quieren que ella les atienda en sus compras…

¿Y cuantos centenares o miles o millones de personas nos hacen bien… incluso más

Barcelona. Fuente: jotdown.es
Barcelona. Fuente: jotdown.es

que bien su trabajo diario? Cada uno de nosotros conocemos a muchos de ellos… buenos maestros, excelentes personas que atienden al público, sacrificados policías, militares en misiones internacionales, personas que nos tratan bien y con amabilidad, un taxista comprensivo, el panadero el barrio que mima sus productos…

Recuerdo que hace un par de meses me perdí en la montaña a varios kilómetros de Villa de Leyva (Colombia) y estaba tan desorientado que no era capaz de deducir donde estaba la casa de mis anfitriones, y un joven desconocido se ofreció a llevarme en su moto durante bastante tiempo hasta que pudimos encontrarla…

También en estas páginas de La Ciudad Comprometida de manera periódica vamos ampliando nuestra nómina de “ciudadanos comprometidos”: un diputado que hablaba como la gente llana, alguien que por las noches enseñaba a leer y a escribir a sus paisanos analfabetos, alguna autoridad verdaderamente implicada en algún proyecto ejemplar, un ciudadano anónimo que hizo algo hermoso, o aquel que con su ejemplo diario irradiaba luz en su comunidad, siendo un verdadero ejemplo de vida….

Por eso, sin negar la importancia de que una ciudad, un barrio o un territorio sean armónicos, tengan buenos servicios o sean sostenibles… es decir, que siendo importantísimo construir “ciudad”, para nada servirá si al tiempo no construimos ciudadanía… para nada… ¿Una bella ciudad con la fealdad de sus gentes?

Y traigo esto al hilo de las terribles muestras, tremendos actos de falta de civismo, de falta de solidaridad, de insensibilidad, de negación del otro o de desbordamientos personales y colectivos que en estos días se están dando sobretodo en Cataluña aunque también en el resto de España a cuenta de ese ortopédico proceso tan lesivo para la convivencia a que nos abocan sus autoridades… Y es que viendo todo este espectáculo de odio, de exclusión, de agresividad e insultos, de mala educación y de mentiras, de chabacanería y de brutalidad, de negación del otro y de abusos colectivos… seguramente a vosotros como a mí os invadirán sentimientos deprimentes…. Porque… ¿De qué serviría, por ejemplo, que Barcelona sea una ciudad preciosa y bella, reconocida por todos, si ahora da una imagen tan deprimente a través de las acciones de sus gentes?

Yo en estos días, sobretodo me he alineado con ese ciudadano, verdaderamente comprometido y a quien todos queremos tanto que se llama Rafa… Rafa Nadal, que en estos días decía que “le entraban ganas de llorar al ver que en un país en el que hemos sabido convivir y ser un buen ejemplo alrededor del mundo llegamos a esta situación… y ver a la sociedad en general, no solo la catalana, tan radicalizada…”

CORRE LA VOZ… DONA SANGRE

“Ciudadanos Comprometidos”

Hoy nuestras páginas son para ensalzar una maravillosa iniciativa que nació precisamente en Granada hace ahora 30 años, y que además de ser pionera, supone una maravillosa muestra de solidaridad propia de ciudadanos comprometidos: El Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Granada (CRTS), fue inaugurado en 1986 y fue el primero en funcionar en España, “contribuyendo así a cambiar el sistema de organización de la donación de sangre y transfusión hasta entonces existente. Igualmente se convirtió en el primer Banco Sectorial de Tejidos del país” habiendo generado en este tiempo 1,1 millones de donaciones de sangre o plasma, habiendo sido más de 40.000 las realizadas durante el pasado año…

Los responsables del centro manifestaron que: “Esto ha permitido a Granada no solo ser autosuficiente para abastecer a todos sus hospitales, sino suministrar un número elevado de unidades de sangre a otras provincias de Andalucía, y continuar muy por encima de la tasa por habitantes del resto de la comunidad y de la media española”, y que “La puesta en marcha de este centro ayudó a cambiar radicalmente el sistema de bancos de sangre hospitalarios hasta entonces existente en nuestro país” siendo las premisas fundamentales de su funcionamiento “la voluntariedad, el altruismo y la ausencia de beneficio económico”, precisamente los aspectos que más les valoramos desde La Ciudad Comprometida.

IMG-20160607-WA0000

El Centro Regional de Transfusión Sanguínea cuenta con una página web, en la que cualquier persona puede consultar el calendario de colectas de donación de sangre en los distintos municipios de la provincia haciendo uso de las unidades móviles, además de que cualquier persona puede acudir a donar a la sede del CRTS, ubicada en la calle Doctor Mesa Moles (al lado de la Plaza de Toros) de Granada, ya que para ser donante los únicos requisitos consisten en tener la mayoría de edad, al menos 50 kilos de peso y buena salud.

IMG-20160607-WA0001

Por eso, cuando en nuestra oficina de Granada oímos en la radio (gracias a Europapress) que “El Centro de Transfusión Sanguínea de Granada cumple 30 años de funcionamiento”, decidí ir inmediatamente a donar sangre… a felicitarles y a agradecerles su maravillosa labor, por la  que desde LCC no podemos sino incorporar a todas las personas que hacen posible este Centro en nuestra selecta nómina de CIUDADANOS COMPROMETIDOS.

Gracias de corazón!

CORRE LA VOZ… DONA SANGRE!!

http://www.europapress.es/esandalucia/granada/noticia-centro-transfusion-sanguinea-granada-cumple-30-anos-funcionamiento-20160530145435.html