Las acequias

“El Territorio Comprometido” 

El agua corriente de las acequias crea su propio eco-sistema lineal con unas condiciones especiales para la supervivencia de la flora y la fauna de las inmediaciones del cauce. Por lo tanto, al valor intrínseco que poseen para la actividad agrícola hay que añadir el valor ecológico debido a las filtraciones que generan vegetación natural a su paso.

Continuar leyendo →

Bancales y Huertas. El origen de una controversia económico-paisajista

“El Territorio Comprometido”

Por Emma Luengo López. Arquitecto

El sistema agrícola para cultivar las pendientes es universal estando presente en casi todas las culturas, desde las mediterráneas a las americanas, pasando por las asiáticas. Es decir, desde los griegos, romanos y árabes en el mediterráneo hasta los incas de Perú, sin olvidar a los vietnamitas, laosianos y nepalíes con sus conocidas terrazas arroceras.

Continuar leyendo →

Donde la cubierta toma protagonismo

“La Arquitectura Comprometida”

Por Daniel R. Gómez González. Arquitecto
Capileira. Alpujarra granadina./ Dani Gómez
Capileirilla. Alpujarra granadina./ Dani Gómez

En contadas ocasiones una solución  constructiva para la “quinta fachada” de nuestras arquitecturas ha sabido conjugar el valor estético y el funcional como hacen los terraos. Su lenguaje sencillo junto con la complejidad de las tramas urbanas que encontramos en los núcleos de la Alpujarra define un paisaje único de cualidades excepcionales.

Continuar leyendo →

Los Terraos

“La Arquitectura Comprometida”  

Con Sierra Nevada al fondo./ Archivo GR
Con Sierra Nevada al fondo./ Archivo GR

Las cubiertas planas acabadas con launa son uno de los elementos que singularizan la arquitectura de la Alpujarra-Sierra Nevada respecto de otras tradicionales de la región.

Los terraos, que no tienen otro remate de borde que la castigadera y el alero, son una de las zonas más usadas de la casa, haciendo que las condiciones de habitabilidad de estas viviendas sean notables, a pesar de la abigarrada trama urbana en que se insertan.

Tradicionalmente, los terraos se han usado como lugar de descanso, para tender la ropa, para almacenar productos, secar al sol castañas, maíz, hortalizas…