Tag Archive for 'ciudadviva'

¿SIGUEN TENIENDO SENTIDO LOS CONCURSOS DE ARQUITECTURA?

“La Arquitectura Comprometida”

Los concursos de arquitectura han cambiado de manera radical en los últimos años, en paralelo a la profesión en sí. Sobre este tema, Stepien y Barno,(Arquitectos cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA) han publicado en su blog un interesante artículo del que pasamos a destacar algunos fragmentos:

Hoy no toca entrar en bases, jurados, posibles tongos o plazos, sobre ello ya han escrito, excelentemente, otras publicaciones digitales como n+1 o CCAD . Así que, si os parece bien, mejor nos centraremos en las consecuencias de la participación en los mismos y cómo afecta este hecho al colectivo de arquitectos de manera determinante. Si os animáis podéis acompañarnos en este apasionante viaje.

Por cada concurso de arquitectura que se convoca se están presentando no menos de cien propuestas, de las cuales una gran parte pertenecen a estudios de escala media o pequeña. Vamos a suponer que por cada propuesta se ha destinado una media de un mes, con un mínimo de tres personas, durante media jornada, trabajando en el concurso. Recordemos que la media jornada de los estudios de arquitectura no suele ser  de 4 horas, sino cuando menos (y seguro que nos quedamos cortos) de  5 horas por persona. Así que, 5 x 5 (nos tememos que los sábados debiéramos contarlos, pero vamos a ser generosos) son 25 horas por persona y semana. Así que, si hacemos la cuenta del mes, nos salen 100 horas por persona, por lo tanto, tenemos un total de 300 horas invertidas por cada oficina.

FUENTE: stepienybarno.es

FUENTE: stepienybarno.es

Si multiplicamos estas horas por cada una de las 100 propuestas presentadas, nos dan la friolera de 30.000 horas dedicadas por unos 300 profesionales. Por lo tanto, habíamos quedado que eran 30.000 horas las invertidas, que multiplicadas por un precio módico, digamos de 20 euros la hora (ya veis que no estamos tirando la casa por la ventana), obtenemos 600.000 euros invertidos en cada concurso de arquitectura. ¡600.000 euros! que regala el colectivo de arquitectos a lo sociedad para que puedan disponer de las mejores ideas y profesionales para llevar a cabo el soñado proyecto cada vez que alguien organiza un concurso.

Una de las consecuencias inmediatas es que, por mucho que se empeñe, cada estudio no podrá hacer más de 15/20 concursos al año e independientemente de su calidad (ser un buen estudio para nada garantiza que se pueda ganar el concurso), el 80% de ellos no habrá ganado ningún concurso cuando finalicen los doce meses.

Pero claro, alguno pensará “!qué poco hablan estos de lo bien que les va a aquellos de ellos que sí que  ganan alguno de esos concursos!”. Pues sí, efectivamente. No era un mal plan, hasta hace poco tiempo. Había algunos concursos que eran limpios e, incluso, contaban con un buen jurado, donde a la propuesta ganadora (de las diez o quince propuestas que se presentaban, no más) se le respetaban unos honorarios dignos. Pero a día de hoy, la realidad ha cambiado radicalmente.

Así que, si  alguien tiene la inmensa fortuna de ganar ante esas más de 100 propuestas, se encontrará con que para hacerlo, además de tener un buen proyecto que convenza al jurado, casi seguro que ha tenido que hacer una bajada desproporcionada de los, ya de por sí, bajos honorarios que ofrece la administración. A ello, tenemos que añadir que los plazos en los que se ejecutará el proyecto, también habrán tenido que ser menores de lo deseable.

Por lo tanto, con semejante panorama, ¿qué puede hacer el ganador? Pues de momento, ir pensando en ver cómo con tan poco dinero es capaz de subcontratar parte del trabajo y apañárselas para entregar a tiempo. De hecho, lo que tocará, casi seguro, será comer tortilla de patata como plato único y rezar para que todo vaya bien y no tener la mala suerte de que te toque una constructora que para acceder a la construcción del edificio haya hecho una bajada del 40% del presupuesto. Si es así, con las plegarias no será suficiente.

Esta es la triste realidad que nosotros vemos. Pensar que alguien puede sobrevivir ganando concursos, salvo honrosas excepciones, lo vemos complicado. Aun así, quedamos expectantes por saber si vosotros encontráis sentido a seguir concursando tal y como está el patio.

Para acceder al artículo completo, PINCHA AQUI

COMPROMETIDOS POR LA RED: “LOS TRES JINETES DE LA REVOLUCIÓN”

“Noticias y actualidad”

En el post de hoy os ofrecemos la segunda entrega de la serie en la que pretendemos destacar un artículo o web que encontremos por la red que consideramos de interés para los seguidores del blog. Son muchos los blog y paginas interesantes que podemos encontrar en internet. En algunos de ellos se tratan asuntos relacionados con los  temas que normalmente encontráis en la Ciudad Comprometida y son estos los que queremos compartir. En otras ocasiones daremos a conocer  una web destacable o que tenga algo que aportar en nuestra opinión.

Esta serie la podréis encontrar tanto en la Ciudad Comprometida como en nuestra red “hermana” de la Unión Iberoamericana de Municipalistas. (Red de Urbanismo y Medio Ambiente)

El articulo elegido pertenece a la popular web La Ciudad Viva y se titula “Los 3 jinetes de la revolución“, por  Ramiro Aznar. La Ciudad Viva es una iniciativa de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda que se inscribe dentro de un proyecto político de mejora de la habitabilidad urbana y territorial, a través del diseño social, sostenible y productivo de los espacios públicos y domésticos de nuestras ciudades.

A continuación extraemos algunos parrafos:

Desde que el despertar árabe comenzó meses atrás en Túnez, se han escrito muchos artículos explicando las causas de los levantamientos, y también otros tantos sobre los condicionantes para que estas revoluciones se hayan podido llevar a cabo. En esta entrada me gustaría hablar de los segundos, es decir, de aquellos condicionantes -llamémosles ambientales- que gracias a ellos, tunecinos, egipcios, libios y demás han sido capaces de “echarse a la calle”. Respecto a las causas, como tan bien explica esta editorial de Le Monde Diplomatique, existen una serie de factores históricos, políticos, económicos, climáticos y sociales que han podido conducir hacia este vendaval de libertad en el mundo árabe.

La Plaza de Tahrir (El Cairo) en plena revolución . FUENTE: laciudadviva.org

La Plaza de Tahrir (El Cairo) en plena revolución . FUENTE: laciudadviva.org

Hay que resaltar que la verdadera revolución ha sido la manera de utilizar las redes sociales, y no la red en sí. Twitter, Facebook y el resto de redes sociales sólo son plataformas digitales, son las interacciones entre individuos la que le dan significado.

A continuación encontramos dos componentes urbanos aún más importantes que las redes sociales: la densidad poblacional y el espacio público. Ambos son constituyentes inherentes de las ciudades, especialmente de sus centros urbanos. Como apunta Edward L. Glaeserhistóricamente las revoluciones han nacido en las ciudades: desde Flandes hasta El Cairo, pasando por Boston, París o San Petesburgo. Como decía Jane Jacobs , a mayores densidades, mayores probabilidades de interacción interpersonal. La concentración de individuos y el aumento del contacto entre ellos permiten dar lugar a procesos de innovación y creación, incluso en temas políticos.

El último condicionante que me queda por explicar es la toma física y también simbólica del espacio público urbano, es decir, las plazas y calles más importantes de las ciudades. Para la mayoría de los autores que he leído, aunque dan importancia al papel desempeñado por los espacios “virtuales” como hervideros revolucionarios, al final se necesita un espacio físico donde estas revoluciones puedan materializarse. En El Cairo, por ejemplo, el espacio público donde se fraguo la revuelta fue la céntrica Plaza de Tahrir.Mientras que en las urbes occidentales se privatizan espacios, en la plaza de Tahrir se limitaba su superficie a través de vallas con el falso propósito de obras públicas.

Grupo de "indignados" del movimiento 15-M en la Plaza de Cataluña en Barcelona. FUENTE: ideal.es

Grupo de "indignados" del movimiento 15-M en la Plaza de Cataluña en Barcelona. FUENTE: ideal.es

En resumen, existen varias causas (históricas, políticas, económicas, climáticas y sociales) que han dado lugar a la revolución árabe que estamos viviendo en este principio de siglo. Sin embargo han sido sucesos aislados y únicos los que las han desencadenado, tales como la inmolación de un muchacho desesperado o la filtración de documentos importantes.

Para acceder al articulo completo, PINCHA AQUI